sábado, junio 21, 2008

Sic transit gloria mundi

El artista norteamericano Thomas Cole realizó esta serie de obras "the course of empire", donde muestra el nacimiento y muerte de una civilización ficticia pero relacionada con las sociedades grecolatinas.
Cuando pienso en la historia de este humilde espacio electrónico pienso en esta serie de cuadros. Su paso fugaz comienza, como en la obra de Cole, desde los primeros intentos de fundar una población. Aquella era una etapa brava y salvaje donde el ciberespacio aún estaba por ser colonizado para los bloggers (otros espacios y mi propia ocupación de la red ya tenían algún tiempo), entonces apenas leía bitácoras digitales sin escribir ninguna. Relato este suceso porque el resto de los acontecimientos y su relación metafórica con la obra de Cole se pueden apreciar en el archivo de este mismo lugar. Por cierto me gusta vivir en la última etapa que considero "la más poética de todas", y me agrada toparme con algún lector tardío que se ha puesto a examinar las ruinas.


2004

2005

2006

2007

2008

9 comentarios:

capitanfla dijo...

Joder, tío.

Que está de pelos.

Poderoso Caballero dijo...

¿Ruinas?

Espero que algo de vida se continúe moviendo por ahí.

Quizás con algunos pedruscos de los antiguos edificios todavía se pueden levantar nuevos templos o nuevos puertos...

O, por lo menos, a partir de la vegetación salvaje que lo invade todo, se pueden diseñar nuevos jardines.

¿Ruinas?

¡Vida!

Por cierto, los cuadros son fenomenales.

Filosofo de la torre de marfil dijo...

Me gustó mucho la idea y la intensión del blogger... me quedé pensando, después de ver las ruinas, si podríamos hacer algo parecido con la emoción que siente un aficionado de Rumania antes y después de una Euro, es decir, un dibujo abstracto de su estado de animo durante el primer partido, el segundo, el tercero y la eliminación inminente.

Saludos

diocillo dijo...

éjele

Palbo dijo...

El gato estaba en el sillón, durmiendo, con la cabeza para abajo como siempre, en esa posición que me hace pensar que sabe lo que es una anteflexión y que apoya su cabeza contra el suelo para estirar su columna.

Anónimo dijo...

putos

Anónimo dijo...

an acabado kon la naturaleza malditos perros invesiles son unos descuidados hijos de perra

cosmic girl dijo...

estoy de acuerdo contigo me quedo con la ultima..
Saludos!

Cosmic girl dijo...

Saludos