lunes, noviembre 26, 2007

Ironía burocrática

En el blog de mi burócrata favorita me topé con esa entrada donde relata los acontecimientos en torno a un concurso de altares de día de muertos. Ella trabaja en el Impi (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) el organismo encargado de asegurar los derechos de propiedad intelectual, derechos de autor, patentes y ese tipo de cosas. Los distintos departamentos del instituto compitieron entre sí para ver quién podía realizar el mejor homenaje a los difuntos.
La sección de mi burócrata puso un especial empeño en ello a tal grado que comenzaron a recibir las visitas de espias provenientes de otras regiones del organismo para "inspirarse" un poco. Su departamento se vió obligado a restringir la entrada e idear mecanismos para dificultar el acceso a los indeseables turistas al grado de poner un aviso: "respete la propiedad intelectual".
¿No resulta esto paradójico? Que en el lugar encargado de hacer respetar los derechos intelectuales de los ciudadanos se den plagios. No, más que paradójico es infinitamente cómico.
La sociología del S. XX lo confirma, las estructuras burocraticas de los sistemas sociales están diseñados para hacer cumplir las normas en un nivel operativo, el compromiso de los individuos con la función del organo es irrelevante. Este fenómeno es común en dependencias gubertamentales, como en ONG´s, corporaciones y claro también en instituciones religiosas. En nuestro tiempo el objetivo es cumplir de forma normativa con los requisitos, el compromiso personal es prescindible. Algo que ya se comenzaba a ver en la modernidad temprana con respecto a las religiones organizadas pero que se puede mirar por doquier en nuestro tiempo:

"Es infinitamente cómico tener que contemplar a un predicador poniendo tanta veracidad en la voz y en la mímica que casi se sale del púlpito, que se conmueve y te conmueve hasta las entrañas, que de una manera estremecedora te va describiendo todos los rasgos de la verdad y tiene entre ojos a todos los poderes del infierno, y todo ello con un aplomo en la figura, con una gallardía en la mirada y con una exactitud en el movimiento de los brazos verdaderamente admirables..., para en seguida, casi sin haberse quitado todavía el sobrepelliz, verlo con qué cobardía y timidez se aparta del camino a la menor ocasión. ¿Quién no dirá que todo esto es infinitamente cómico? Sí, desde luego, es infinitamente cómico que uno haya comprendido toda la verdad en torno a lo malvado y mediocre que es el mundo, etc., etc., y después de haberlo comprendido no nos dé en la práctica ninguna muestra de que lo ha comprendido…, pues casi en el mismo momento ya lo vemos otra vez mezclado con esa misma maldad y mediocridad, sacando todo el partido que puede de ella, honrándola y honrándose, es decir, reconociéndola”. (Kierkegaard, Enfermedad Mortal XI 202)

domingo, noviembre 25, 2007

Odio a Miguel Tormentas

Se me pasó todo el sábado y no escribí el "odio a miguel tormentas". Aquí va: odio que escribiste un post en forma negativa para crear polémica con el título pero en realidad era para saludar a la comunidad, a tus amigos y mostrar respeto. Fue como un spam de buena voluntad, un comercial de Famsa o del antiguo Fonacot o como una portada del Esto. Estafador.

miércoles, noviembre 21, 2007

Dejando de ser existencialista de mierda y dejando de ser (ya se por que hay koanes, Heidegger se dedico a la poesia y Kierkegaard hablo del silencio)

Leo el título de este blog: "existencialista de mierda" y ya no me reconozco.
Si alguno de ustedes ha seguido las letras de este blog o incluso mi evolución en los últimos meses, se daran cuenta que en mi la nada le va ganando al ser.
Bueno esto es metafórico, por que en realidad la nada es el ser y el ser es la nada, tanto para los azotados nihilistas como Sartre, como para los budistas aunque en sentidos distintos y casí antagónicos.

Ya sea que en algún momento alcancé la iluminación, o llegué a un estado depresivo irreversible, el caso es que la totalidad del mundo se me diluye como a uno se le diluye el oxígeno al meter aire por los pulmones.
Muchas veces he intentado explicar sin éxito que esta condición no me angustía ni me entristece, que mi llamado: "desencantamiento del mundo" no me trae pensamientos de orden auto-destructivo sino que al contrario, me han liberado de la pesada atadura de la conciencia colectiva y de la rueda del karma.

No puedo estar deprimido por que me sentiría mal, y en realidad me siento bastante bien y sobre todo tranquilo, con una impasividad y una ataraxía que han llegado a molestar a personas cercanas acusandome de soberbio o indiferente.

En algo no les puedo mentir, cada día siento necesitar menos, aunque todavía veo ante mi muchas necesidades que faltan por superar como el caso de mi puente sin internet hizo patente. Pero quejas me quedan pocas, y siento que la felicidad se me viene a chorros incontenibles cada vez que abro los ojos por que la existencia del mundo y la no-existencia de mi consciencia o al reves sigue allí y seguire. Cada día el mundo sigue dando vueltas alrededor del sol y la gente nace y muere y mi consciencia persiste al menos por otro momento hasta que deje de hacerlo y entonces será otra cosa, y mientras para algunos estos hechos le llenan el interior llenos de duda y pesares por que tienen su mente aferrada a la impermanencia, yo me siento tranquilo y pleno, sin desear vivir o morir más, simplemente respiro con anchura y miro lo que tengo que mirar, oigo lo que tengo que oir y hago lo que tengo que hacer.

Hace tiempo que ya no busco obsesivamente algo, y mira que hay mucha gente que puede dar cuenta de lo común que era esto para mi. Simplemente busco lo que tiene que buscarse y nada más. Siento cierta frustración al desarrollar esto, suena tautológico y casí innecesario, quizá ya llegue a eso que los filósofos llaman inefable. No puedo decir racional o coloquialmente esto. En cuanto a mi vida personal llegue al límite de la explicación mesuradamente argumentada, ya sea por que estoy más allá del lenguaje o peor aún por que estoy más abajo de él, como sea da lo mismo si estoy deprimido o un iluminado ya no lo puedo decir así.

El existencialista de mierda se tragó la existencia a puños y se acabó el mundo a mordidas, ¿qué le quedó?, ¡nada! y sin embargo, "queda algo", al menos las palabras "quedan", palabra que no se dice o no se piensa no es palabra, palabra inconsciente no existe sólo la que se produce en la mente o en el habla, la que no es dicha por nadie, la del libro del estante solitario no es palabra. Ese es el nihilismo un espacio en blanco que sin embargo es espacio, no es la nada absoluta sino la nada en nosotros. Que feliz es este espacio en blanco, tan limpio, esa limpieza que es todo, es la nada ¿no se imaginan así a Dios algunos? La nihilidad del todo.

Definitivo, ya no puedo hablar racionalmente, quedan dos opciones o calló a la Wittgenstein o hago poesía.
Listo.
Quizá deba comenzar a hacer poesía.

martes, noviembre 20, 2007

Un poco de vida sin internet

Llegué a casa el viernes por la noche, sin darme cuenta siquiera, (pues es un proceso que hago en autómatico), me dirijí a la computadora, puse el msn y el browser de internet.
No se conectaba. Crisis.
Este problema solía resolverse reseteando la red, prendiendo y apagando el ruteador, así lo hice. Una, dos, tres, cuatro y tantas veces como para confirmar que esta solución era completamente inutil.
Tuve que parar cuando el cansancio y el frio me obligaron a hacerlo y resignandome a afrontar una crisis psicológica.
Todo el puente sin internet. Viernes, Sabado, Domingo y Lunes.
Para mi sorpresa pude sobrevivir, debo decirles que no fue sencillo. También comprendí que ante cualquier duda que me saltaba en la mente, leyendo o viendo televisión de inimediato pensaba: lo voy a checar en internet... y luego venía un contra-pensamiento (second thought): ¡ah! ¡pero no tengo!
La automatización del proceso me puso cara a cara con lo acostumbrado que estoy a esto.

Por otro lado comprendí que la red es para mi un sustituto para procurar relaciones personales, me siento comodo en messenger, tengo la compañia de las personas y las puedo "apagar" cuando quiera. Irónicamente, habló muy poco con mis contactos, a lo mucho tengo uno o dos que saludo regularmente y al resto les digo Hola muy de vez en cuando, no tanto por que me caigan mal, sino que al estar "siempre conectado" te acostumbras y las personas a su vez también se acostumbran a tu presencia silenciosa. Como "siempre estas" no hay ocasión para generar diálogo.

Youtube.
Facebook.
Blogger.
Messenger.
E-Mail.
Noticias.

A todo esto soy adicto.
Por otro lado estar en internet a veces genera creatividad, la mayor parte de los textos que realizo (sin considerar los mismos de este blog) son realizados online, pues cuando me desespero me distraigo viendo algo en la red o me ayuda para buscar algun dato o artículo.

Este fin de semana, comprendí que puedo vivir sin internet.
No sé que tanto lo necesito realmente, o si debiera pasar más tiempo o no.

Estoy un poco confundido.

miércoles, noviembre 14, 2007

No mates cara de niño, no son venenosos

El otro día me encontre un "cara de niño" en mi casa, también conocido en otros lugares como bicho de la patata o grillo de Jerusalén y científicamente: "Stenopelmatus".
Desde muy chico me dijeron que su veneno era mortal y que debía temerles. Viví años con la convicción, incluso aquel día en que tuve que acabar con uno más.
No me gusta matar cosas, intento respetar las formas de vida en la medida en que pueda hacerlo. Decidí matar a aquel animalito como a otros que he matado pensando que en mi casa hay niños y bebés y no podemos tener animales venenosos por allí merodeando así que no tenía otra opción más que exterminarlo.
Luego confronté mis fuentes aca, el cara de niño no es sino un grillo muy grande, que vive debajo de la tierra, come plantas y hojas secas. De hecho afloja la tierra para que crezcan las plantas y no es considerado una plaga.
No tiene sentido que tengan veneno pues ningún grillo lo tiene, y si lo tuvieran serían cazadores así que uno lo vería pululando con la frecuencia con la que nos encontramos con arañas por ejemplo, y esto no es así pues es raro encontrarse con uno de estos amiguillos.
El único crimen que ha cometiido el cara de niño es ser tremendamente feo, pero lejos de eso no hace nada, eso sí, muerden y podría infectar un poco la herida; tampoco es para que te pongas a jugar con él, pero ningún cara de niño te va a matar.

Así que la próxima vez que me tope con uno, lo sacaré de la casa y lo pondré en la tierra del jardín, además de que matarlos es muy desagradable no hay razón para hacerlo pues estos animalillos son inofensivos.

domingo, noviembre 11, 2007

Estoy en el DF

Volví. Fue una gran experiencia, aprendí bastante, no tanto de filosofía, sino acerca de relaciones públicas y que así como yo hay no sé cuantos monitos azotados con playeras de filosofía, jeans rotos y neuróticos en el país.
También me animó a seguir trabajando, al encontrar profesores muy dedicados y entregados a la tarea filosófica.

Fue curioso, me hizo querer ser menos filósofo en mi vida personal y más filósofo en mi vida académica y profesional, creo que justo así es como debería ser, aunque suene obvio no es facil darse cuenta cuando uno esta muy metido en su propio ser.

Le daré vueltas a este asunto.
Saludos!

lunes, noviembre 05, 2007

Estoy en Mazatlan

En el congreso internacional de filosofía.
Hoy habló Vattimo y Habermas le hizo una pregunta, todos callaron y enmudecieron, fue impresionante.
La historia habló, fue la escuela crítica respondiendole a la postmodernidad, el round 2 de la pelea Gadamer vs Habermas.

Voy a hablar el viernes, por sí alguien anda por aquí, busquenme en la mesa de la UIA.

No posteare largo como tengo acostumbrado porque estoy disfrutando del clima y una noche fresca y deliciosa, y ustedes comprenderan que bloggear en este sitio no es lo más adecuado.

Les mando un saludo.
Que esten bien!