martes, septiembre 04, 2007

La idea de filosofo

Me da mucho gusto haber leído esta réplica en el blog de justo medio tan pensada como desarrollada.
Allí rescata la idea central del filósofo tomando como modelo paradigmática la figura socrática, yo no podría estar más de acuerdo con esto, puesto que con Sócrates me parece que los irónicos y los críticos son los ejes que generan los cambios en la historia de la filosofía.
Sin embargo debo precisar una cosa. En la entrada anterior señalé las diferencias externas por las que podemos reconocernos como "filósofos en sí mismos" y "filósofos por accidente". Yo me limite a mostrar y corregir el hecho de que se suele confundir al nietzscheano de cafeteria con el filósofo de profesión.
Sin duda el "filósofo en sí mismo" no es el scholar simplemente por ser scholar como bien señala el Justo medio sino el que se dedica a la busqueda y cultivo de la sabiduria.
Filósofo es el niño que pregunta a su madre hasta el hartazgo: ¿por qué?, filósofo es el anciano que crea sabiduria a través de la experiencia y en breve filósofo es todo aquel que tiene "la capacidad de asombro".
Si queremos exactitud en el lenguaje lo que yo llame "filósofo en sí mismo" debería llamarse "filósofo de profesión en sí mismo".
De quién es Filósofo con "F" mayuscula no podemos saber, la persona más superficial e indiferente podría albergar una pasión por el conocimiento increible e insospechable. Tendríamos que habitar en la mente de las personas para saber quien es este Filósofo o al menos compartir muchas discusiones. Sin duda este que describe el Justo medio es El filósofo, pero cualquier persona aún si no estudio filosofía o nunca ha leido un libro de filosofía mientras tenga "amor por la sabiduria" puede serlo.
Como he dicho no podemos saber por completo quien es filósofo y quien no, lo que sí se puede saber es que entre un "filósofo de profesión en sí mismo" y un "filósofo por accidente" es más probable que el que le dedique su vida profesional al conocimiento sea más Filósofo que el "poeta aspiracional".
De algún modo me tome la libertad de "obviar" lo que es un Filósofo, por que me centré en lo profesional, aunque la definición propia y justa es la que nos da Diego, sin embargo como él también menciona esto no se pelea con la distinción que aquí se dió. Para terminar con esta exposición quisiera cerrar con un ejemplo:
¿Quién es futbolista? El que juega futbol. Hay de jugar futbol a jugar futbol. ¿Quién es filósofo? El que ama el conocimiento y tiene capacidad de asombro. Hay de amar el conocimiento a amar el conocimiento.
Cualquiera puede hacerlo mientras pueda patear un balón. Sin embargo hay mucha distancia entre aquel que se compra la playera de Brasil y se pone a cascarear con sus cuates jugando con un cigarrillo en la boca y aquel que sacrifica todas sus tardes y en vez de pasar tiempo con la familia o con los amigos se dedica furiosamente a mejorar su técnica y condición. ¿Cuál de los dos es futbolista? Ambos. Sin embargo quedarnos con decir esto simplemente sería como decir que yo soy tan futbolista como Messi. (Algo por mucho falso y que Escamilla que me metió dos goles les puede confirmar).

Un abrazo y un agradecimiento a Justo Medio por este post aclaratorio y definitivo y por su reconocimiento a los Thinking Awards. Un saludo a sus lectores y finalmente como dijo Charp: ¡Aplausos!

18 comentarios:

Miguel Tormentas dijo...

¡aplausos!

Miguel Tormentas dijo...

es decir, también aplaudo el pluralismo que tan bien supo ver diego, pero pienso que la filosofía debe ser parte del pluralismo y no el pluralismo mismo

Anónimo dijo...

Hola:
Hacía tiempo que no te escribía, porque he andado requeteocupada con el servicio y la tesis. Me acabo de echar de un jalón todos los post que no había leído.
No soy filósofa de profesión, pero estoy plenamente de acuerdo contigo. Perdona que te diga esto pero, en definitiva (según yo) te quedan mucho mejor los post donde teorizas sobre un tema vinculado a tu carrera, que los meramente anecdóticos. Al menos a mí, son los que más me gusta leer.
Abrazos.
nadusicaa@hotmail.com

Garcín Altoalcázar dijo...

No fueron dos. Te metí TRES goles, Cava. Y no supone en mí mérito alguno: es que de verdad eres muy mal portero.
Te recuerdo, Cava, que la filosofía es Epistéme. Me parece que no cualquier puede serlo, porque conlleva la pretensión seria e intensionada de buscar la verdad desde, sí, un ámbito académico -esta vez en sentido platónico: el filósofo es, ante todo, filósofo por su forma de vivir comprometido con la búsqueda sincera de la verdad.
Añado que he respondido a tu post y a la réplica de Diego en mi bló. Date una vuelta y discute. Salú, y a ver si comemos al rato. Voy a comer con Pardo, de 3 a 4. No tengo tu cel, pero háblale a Pardo para confirmarle.
Y me uno a los ¡aplausos!

Miguel Tormentas dijo...

yo creo, garcín, que tu visión termina resultando aristocrática, donde el filósofo es el paladín del conocimiento, el que tendr´auna vida auténtica, será rector de su sociedad, y si tiene tiempo escribirá unos cuantos panfletos para darle significado a la vida del vulgo

es cierto que la filosofía empieza donde se terminan las ciencias, y que por su propia naturaleza no tiene limitaciones, que si no existiera la filosofía seríamos esclavos de nuestras propias ciencias, de nuestras propias instituciones...

sin embargo también es cierto que la experiencia humana y la trascendencia de la vida va más allá de la filosofía... o al menos concédeme que debe haber alguna diferencia entre un filósofo y un ensayista brillante, o que alguien como Cioran es filósofo por accidente sin que esto tenga una connotación negativa, que quizá ahí es donde se equivocó cavallazzi
(y la analogía de messi es desafortunada, yo le sugerí que cambiara el ejemplo por "un jugador de banca de un equipo con problemas de descenso")

¡los filósofos no somos las cigarras que le cantan a las hormigas! ojalá que algún día todos seamos hormigas y todos seamos cigarras

Existencialista de mierda dijo...

Todo bien hasta ahora. Esta discusión madura muy pronto.
Acerca del filósofo cultural quiero decir que sí fui peyorativo, pero en tanto filósofo no en tanto labor cultural. Mencione que ese que estan en los bares quizá realicen una noble profesión y muy difícil como la de fotógrafo o cronista, profesiones que exigen exterioridad, pero que en sentido estricto eso no es ser filósofo.
Debemos respetar las personas que ven películas o que leen las últimas novelas del premio Nobel pero eso no es ser filósofo.
Como filósofo de profesión no lo son, como filósofo en sí mismo siguiendo a el Justo medio podrían serlo (aunque no parece probable).

Acerca de si la filosofía es episteme creo que no lo es así, pues si recuerdo algunas clases, la episteme buscaba el conocimiento por las causas próximas y la sofía por las causas remotas.

¡Saludos!

Garcín Altoalcázar dijo...

Sofista Cava: nos vemos en un rato, a las 3, en tu cubíl para ir a comer. Hasta entonces.

Justo Medio dijo...

Garcín: asuntos personales a otro lado.

La filosofía no es ni episteme ni sofía. ¿Por qué buscan otra palabra para describir lo que está descrito en la palabra original?

Si fuera episteme, sería un reducido número de argumentos que tengan cierto alcance gnoseológico y permitan hablar de la realidad con fines muy concretos.
Si fuera sofía... creo que basta con esto para explicarlo:
La filosofía no es sofía,
es filo-sofía.

El Pardo dijo...

Por esto último que dice el justo medio es que pienso que la filosofía es mal nombre. Pero no se puede ir contra un término de tan ilustre abolengo. Yo opino en este caso, como en casi todos, como Hegel: la filosofía, a pesar del nombre, es ciencia (o episteme si quieren). Los grandes filósofos: Platón, Aristóteles, Kant y Hegel, si ellos son grandes no es porque amaran la sabiduría, sino porque eran sabios, porque demostraron. Todo lo que no demostraron no me interesa. Si la filosofía no es ciencia, entonces la filosofía no me interesa un carajo. Pues para entretenerme con bonitas cosmovisiones mejor ponerse a estudiar a los gnósticos.

Guillermo dijo...

Tal y como ponen las cosas, no veo la virtud de ser filósofo. Suena más a como una especie de infección que se aprecia a fuerza de necesidad.

Existencialista de mierda dijo...

Así es Memo. Es tu resistencia inmunológica a enfermedades tales como "el acné literario", "la vergorragía" y el "sindrome de conocimiento absoluto".

(El acné literario se caracteriza por la creación de revistas).

Garcín Altoalcázar dijo...

¿Y el acné católico?

Miguel Tormentas dijo...

no es una virtud memo, es una chamba, quod erat demostrandum

Guillermo dijo...

Que me vale verga.
etc.

Miguel Tormentas dijo...

esto no tiene nada que ver con nada

rola

El Pardo dijo...

Yo soy de valle, uhuhhú
Me gusta el desmadre, uhuhhú

Roberto Iza dijo...

Recuerdos

Víctor Alejandro dijo...

A mi parecer creo que esta mal clasificar a los filósofos. El filósofo es el que tiene capacidad de asombro, el que cuestiona todo lo que lo rodea, se cuestiona a si mismo. No es el que estudia filosofía.

Saludos