lunes, septiembre 24, 2007

¿Que es la iluminacion?; felicidad, estoicos, budismo y Tyler Durden

Este artículo no pretende hacer proselitismo, yo no podría decir que soy budista siquiera, pero me parece que muchas de sus posiciones filosóficas son útiles y recomendables para cualquier persona sin importar sus creencias religiosas o personales. Miguel Tormentas tiene un gusto por las culturales orientales desde hace años, que por alguna razón comparto con él esta inquietud y hemos pasado muchas horas discutiendo acerca del Dharma, la Sangha y el Budha las tres joyas del budismo (en pali: Triratna). De gran interés nos han sido los poemas haiku, la incorporación del zen en la práctica de muchas actividades de la vida diaria y la vida ejemplar del primer iluminado.
Sin embargo la meta del budhismo en su conjunto solamente puede comprenderse a través del estudio de las cuatro nobles verdades (Cattari Ariya Saccani):
1. El sufrimiento (dukha) es parte de la vida.
2. El sufrimiento está causado por el deseo (tahna).
3. El sufrimiento puede ser extinguido. (Nirvana)
4. Para extinguir el sufrimiento se debe seguir el óctuple sendero.

No me voy a detener demasiado en la cuarta verdad ni tampoco quisiera hacer aquí una apologética del budismo. Lo que me gustaría apenas mostrar es que en occidente somos muy poco afectos a aceptar siquiera la primera o la segunda verdad que si bien la primera suena un poco a una obviedad por alguna razón tendemos a pasarla de alto.
El sufrimiento es parte de la vida, enfermamos, envejecemos, nos cansamos y morimos. Esta es una verdad que tanto religiosos cristianos como existencialistas ateos gustan de tener siempre presente. La vida no tiene sentido sin el horizonte de la muerte. Lo dice tanto Santa Teresa de Jesús, como Francisco de Asís, como Sartre, Camus, Heidegger, Marcel, Levinas, Kierkegaard, y muchos más. Es en algo de lo que parece podemos estar de acuerdo, y sin embargo es tan fácil olvidarlo que quizá por eso ha habido tanta gente que lo repite.
Lo que cambia (aunque sorprendentemente en algunos casos no mucho) es la solución a este problema.
Los estoicos conocían bien este problema, y para estos problemas inherentes a la vida a los cuales no se les puede dar respuesta proponían la ataraxia, la serenidad de sentimientos y de mente.
Si estos problemas no se pueden resolver y son inherentes a la vida ¿por qué preocuparse por ellos? ¿no sería suficiente preocuparse por los problemas que sí tienen solución?
A última instancia una vida dichosa consistía para ellos en la aceptación del destino y por tanto el cumplimiento del mismo en cada individuo representado en el deber (cosmovisión que fue el sustento del imperio romano de lo cual no nos detendremos ahora).
Ahora esto de aceptar la vida como viene es más difícil de lo que parece. Por que a nosotros los humanos nos encanta preocuparnos por cosas. Más aún se suele decir que "vivimos de sueños" y de que "debemos perseguirlos". No tengo nada en contra de los sueños, mucha gente me ha dicho que peco de soñador, sin embargo si estoy en contra de los sueños que pueden convertirse en pesadillas.
Es aquello de "ten cuidado con lo que deseas". Lo peligroso del deseo es que nunca se termina por culminar, aun si se obtiene el objeto de deseo, el deseo no radica del exterior sino del interior que puede desear una y otra vez sin fin.
El mundo moderno es la sociedad del deseo como bien lo señala la cinta de culto que definió una generación; Fight Club de David Fincher: en uno de sus discursos moralizantes Tyler Durden (curiosamente es uno de los personajes más moralistas que he conocido) explica como la sociedad vive de las aspiraciones de los individuos de ser galanes de cine o estrellas de rock (que esto lo diga Brad Pitt en una película de Hollywood lo hace todo más irónico e interesante) y en cambio los sujetos debían dejar de soñar estupideces, darse cuenta (no simplemente "saber") que un día morirían y por último: "you are not an unique and beautiful snowflake".
Intento a veces explicar que estar "desencantado del mundo" no es malo, a veces le cuento a alguien que me siento así y se ponen tristes, pero en cambio es todo lo contrario. Se puede contemplar la realidad de una forma más directa sin las mediaciones de nuestras absurdas y pequeñas mentes que solamente pueden llegar a tener temores y aspiraciones tan grandes como nuestra sociedad nos lo ha inculcado o¿ alguien tiene un sueño que no provenga de la sociedad?
Aquí es donde vuelvo a lo de Miguel Tormentas. Muchas veces nos preguntábamos ¿qué es eso de la iluminación? y nos imaginábamos monjes tibetanos flotando en nubes rodeados con flores de loto y dragones sobre la cabeza ascendiendo al cielo. Pero justamente esa era nuestra imaginación vulgar haciéndonos una mala jugada, justamente un deseo más. Más tarde comprendimos que la iluminación no tenía que ver con efectos mágicos sino todo lo contrario, con un estado mental más profundo basado en quitar todos los obstáculos mentales y siendo consciente de tu propio pensamiento y de tus propios motivos. El budismo se había anticipado milenios a lo que ahora miles de personas resuelven con psicoanálisis.
La iluminación no es sino comprender que no se necesitan deseos para vivir, más aún que los deseos nos alejan de vivir ya que no vemos las cosas como son sino que las forzamos a que sean como nosotros las deseamos. Las personas están muy poco renuentes a renunciar a sus deseos pero es como cuando uno ve a un niño cuyo deseo más grande en la vida es tener toda la colección de juguetes de las tortugas ninja. Ese niño cree auténticamente que cuando tenga a todos los personajes podrá ser feliz y que hará muchas cosas con ellos y que vivirá aventuras y quizá lo haga pero por un tiempo muy breve por que cuando obtenga su deseo luego deseara otra cosa. Ese niño somos nosotros solamente que en vez de desear tortugas ninjas deseamos coches o casas, o el amor de la vida, o estabilidad, o casarnos o ser mejor persona o lo que sea.
No hay nada de mala con los coches, las casas, el amor, la estabilidad, el matrimonio o la auto-realización todo esto son cosas positivas sin embargo si buscamos todo esto por el puro deseo por más noble que sea nuestro deseo no deja de ser deseo.
Más aún ahora que somos más viejos y vemos a los niños que hacen berrinches por tortugas ninja o adolescentes que chillan por que juanita no los pela y que desean carros lujosos e ir a antros de moda nos alegramos un poco por no desear esas cosas más si alguna vez lo hicimos. A nadie se le dice, que una persona está mal si no desea todo lo que puede desear o se le reprime si ya no busca sus deseos anteriores, sin embargo sí esta bastante generalizada la incomprensión contra aquel que no busca nada, si alguien esta contento con lo que hace en la vida y eso le da para comer y no tiene, quiere, busca, anhela, desea un trabajo, matrimonio, viajar, estudiar, novia comprar o vender es que algo anda raro con él.
La iluminación es darse cuenta de que no se requieren estas cosas para ser feliz y que precisamente por esto aquello que se busca se busca por que es algo bueno o provechoso y no por que "creemos" que es bueno y provechoso. Por esto uno acaba buscando pocas cosas y las cosas que se buscan son tan auténticas como pueden ser (por ejemplo cuando uno ama sin estas telarañas mentales de deseo se ama sin buscar satisfacer deseo sino por que se quiere el bienestar auténtico de dos personas el de la otra persona y el de uno mismo).
Plotino el gran pensador neo-platónico dijo: "no vayas a ningún lugar hombre, en tu interior habita la verdad", la verdad y la felicidad por que realmente no se necesita mucho para ser feliz, pero sí una determinación muy grande de examinarse continuamente cada día.

PD: les recomiendo este artículo, me parece que es un acercamiento didáctico a este problema.

viernes, septiembre 21, 2007

La revolución de Emiliano Zapata / Ciudad perdida

El Pardo me presentó una banda mexicana que hizo presencia en Avandaro e historia en nuestro pais. La revolución de Emiliano Zapata
Me encontré un video suyo decorado por emotivas imagenes de la ciudad más hermosa y al mismo tiempo caótica del mundo acompañada también de otras tantas fotografías de sitios arqueológicos y monumentos de todo el país.
La rola es "Ciudad perdida" espero que les agrade.

martes, septiembre 11, 2007

Insuficiente analisis de la seduccion y el secreto en unas lineas de Joan Sebastian

Ultimamente algunas personas curiosas, agudas y bien intencionadas con un interés genuino en las sutilezas se han acercado amablemente con respecto a una temática que quizá mucho de ustedes ya me han escuchado tratar y me han preguntado: Alejandro ¿cuál es el secreto?
Ante esto yo quedo inmóvil y mudo, ya que aunque es una pregunta bien dirigida es incontestable ya que de responderla se autodestruiría. Inmediatamente al revelar el secreto deja de existir.
Como muchas cosas en la vida el secreto es algo de lo que no podemos hablar sin embargo eso no quiere decir que no se puedan señalar fenómenos que le acompañan. Se trata de que algo se puede decir de él, acaso los síntomas de una actitud interior, así como no se puede decir nada de la angustia, de la alegría, del júbilo o de la desesperación si no se han experimentado en carne propia, pero si podemos describir fenómenos que los acompañan. Por ejemplo: "cuando estas enamorado sientes mariposas en el estomago".
Así pues el secreto es por naturaleza irrevelable, pero podemos surcar la superficie e intentar vislumbrar desde allí el fondo del abismo.
El secreto es la clave de la seducción y de cualquier fenómeno que haga a cualquier persona interesante. Tener el secreto de una persona es de cierta forma tener a la persona misma. Cuando Van Gogh conmueve a multitudes, o lo hace una pieza músical de cualquier género o en fin cualquier persona que logre dar con nuestro interior sea escritor, pintor, orador, actor o lo que fuere podemos decir que esa persona puede manejar el secreto. O bien se puede revelar el secreto de una persona, o bien se puede convertir a una persona en secreto, con respecto a lo anterior estoy seguro que los poetas me darán la razón. Uno de estos poetas es un gran interprete mexicano quien en unas cuantas lineas describe mucho mejor que yo una forma de manejar el secreto (tal como lo haría el seductor); un pequeño vistazo a esta obra sería mucho más iluminador que muchas palabras mías:

"Te voy a cambiar el nombre, para guardar el secreto
Porque te amo y me amas, y a alguien debemos respeto
Te voy a cambiar el nombre en base a lo que has traído
Ahora te llamaras Gloria, lo tienes bien merecido"

Desde el mismo comienzo de la copla hay una decisión directa del interprete: "Te voy a cambiar el nombre." Los exegetas de las sagradas escrituras conocen la importancia del "nombre" (muchos tratados teológicos y filosóficos se destinaron a la exploración de este tema), quien nombra describe y parcializa, en ciertas palabras objetiva y es el modo en que se accede a la persona. Quien nombra puede llamar, al ser llamados por nuestro nombre respondemos. El nombrador vincula algo o alguien con el resto, con el mundo lingüístico. De allí que Dios sea innombrable para tantas culturas, por que de principio cualquier cosa referente a la divinidad, atributo u objetivación escapa de nosotros. (Algunos han propuesto que poseer el nombre de Dios sería dominar a la naturaleza esto se suguiere en la cinta: Pi el orden del caos). Cuando aquí el poeta "cambia el nombre" se esta deshaciendo del nombre público y le otorga a la persona un nombre privado, una forma en que solamente el pueda llamarla y una forma en que solamente ella puede responder, pero en el nombre va mucho de la persona, es de alguna forma "la llave de la persona" y de este modo el poeta le crea una entrada secreta a la que solamente tiene él acceso, de algún modo el poeta se esta creando su propio camino a su interior, se abrió una puerta que él sólo conoce, si la persona acepta esta aceptando una nueva forma de ser llamada, convierte a la amada en secreto: "eres secreto de amor". El poeta dice: "Te voy a cambiar el nombre, para guardar el secreto", sin que la amada sepa que cambiar el nombre es precisamente el secreto, un nombre y una puerta extraordinaria, a la cual a la amada le quedaría mal rechazarse pues ha sido llamada del mejor modo posible, su forma de acceder al interior, esto es la llave misma de su corazón es "la gloria." Los versos continúan:

"Y hemos de darnos un beso, encerrados en la luna
Secreto amor te confieso te quiero como a ninguna
Y puedo cambiarte el nombre, pero no cambio la historia
Te llames como te llames, para mi tu eres la Gloria

Eres secreto de amor..(secreto)
Eres secreto de amor...(oye)
Eres secreto de amor...

Delante de la gente no me mires, no suspires, no me llames
Aunque me ames, delante de la gente soy tu amigo
Hoy te digo que castigo"

Los términos ya están bien planteados desde el principio, lo que sigue es un desarrollo de lo inicial y nada cambia hasta después del coro donde se ve claramente por que el poeta tenía la intención de nombrar de una forma privada: "Delante de la gente no me mires, no suspires, no me llames, Aunque me ames, delante de la gente soy tu amigo", el nombre propio de la persona, como le llaman socialmente es indiferente e inútil para el poeta: "Te llames como te llames, para mi tu eres la Gloria", lo que le interesa es su nombre privado (Gloria), primero por lo que ya dijimos es un acceso único y exclusivo a su interior, segundo por que es distinto al nombre público, esta no es una diferencia menor. Cada vez que "Gloria" es llamada de esa forma se identifica más con este nombre y no con el otro, y entre más lo hace el secreto aumenta por que ella va siendo cada vez más Gloria y nadie más que el poeta puede llamarla así o tenerla. En breve: la amada cada vez más va siendo la Gloria y no lo que sea que fuere antes del poeta, el poeta la ha reinventado y la ha convertido en una creación; una creación poética y sublime a la cual nadie tiene acceso.
Si Gloria intentase compartir esto públicamente no hay forma de comprobarlo pues el poeta ha hecho todo de forma intima, el secreto es incomunicable ya que si lo intentará revelar Gloria revelaría su propio interior y justamente esto desea el poeta.
La amada le podría decir a alguien: "el poeta me llama Gloria" pero este no es el secreto, el secreto es que el nombre Gloria revelo su interior, al ser llamada Gloria se reinventó, el nombre solamente es un designador que objetivo a la amada y la convirtió en algo más, el nombre "Gloria" no significa nada por sí mismo, lo que tiene un significado es que la amada se asumió así misma como tal.

Como puede verse nuevamente y con esto me refería al principio, el secreto es irrevelable, sin embargo debe cuidarse bien. Este apenas es una de tantas formas en las que se puede manejar el secreto, hay tantas formas de manejarlo como personas hay en el mundo. El secreto es lo más íntimo de la persona, y debe revelarse en buenas manos. Una vez que un poeta posee el secreto o ha convertido en secreto a la amada, la amada misma esta en sus manos y lo único que podría hacer para evitarlo sería volver a inventar su interior: construirse nuevamente así misma como secreto, algo sumamente difícil.


PD: El video no tiene el mejor gusto estético pero allí está la canción.

martes, septiembre 04, 2007

La idea de filosofo

Me da mucho gusto haber leído esta réplica en el blog de justo medio tan pensada como desarrollada.
Allí rescata la idea central del filósofo tomando como modelo paradigmática la figura socrática, yo no podría estar más de acuerdo con esto, puesto que con Sócrates me parece que los irónicos y los críticos son los ejes que generan los cambios en la historia de la filosofía.
Sin embargo debo precisar una cosa. En la entrada anterior señalé las diferencias externas por las que podemos reconocernos como "filósofos en sí mismos" y "filósofos por accidente". Yo me limite a mostrar y corregir el hecho de que se suele confundir al nietzscheano de cafeteria con el filósofo de profesión.
Sin duda el "filósofo en sí mismo" no es el scholar simplemente por ser scholar como bien señala el Justo medio sino el que se dedica a la busqueda y cultivo de la sabiduria.
Filósofo es el niño que pregunta a su madre hasta el hartazgo: ¿por qué?, filósofo es el anciano que crea sabiduria a través de la experiencia y en breve filósofo es todo aquel que tiene "la capacidad de asombro".
Si queremos exactitud en el lenguaje lo que yo llame "filósofo en sí mismo" debería llamarse "filósofo de profesión en sí mismo".
De quién es Filósofo con "F" mayuscula no podemos saber, la persona más superficial e indiferente podría albergar una pasión por el conocimiento increible e insospechable. Tendríamos que habitar en la mente de las personas para saber quien es este Filósofo o al menos compartir muchas discusiones. Sin duda este que describe el Justo medio es El filósofo, pero cualquier persona aún si no estudio filosofía o nunca ha leido un libro de filosofía mientras tenga "amor por la sabiduria" puede serlo.
Como he dicho no podemos saber por completo quien es filósofo y quien no, lo que sí se puede saber es que entre un "filósofo de profesión en sí mismo" y un "filósofo por accidente" es más probable que el que le dedique su vida profesional al conocimiento sea más Filósofo que el "poeta aspiracional".
De algún modo me tome la libertad de "obviar" lo que es un Filósofo, por que me centré en lo profesional, aunque la definición propia y justa es la que nos da Diego, sin embargo como él también menciona esto no se pelea con la distinción que aquí se dió. Para terminar con esta exposición quisiera cerrar con un ejemplo:
¿Quién es futbolista? El que juega futbol. Hay de jugar futbol a jugar futbol. ¿Quién es filósofo? El que ama el conocimiento y tiene capacidad de asombro. Hay de amar el conocimiento a amar el conocimiento.
Cualquiera puede hacerlo mientras pueda patear un balón. Sin embargo hay mucha distancia entre aquel que se compra la playera de Brasil y se pone a cascarear con sus cuates jugando con un cigarrillo en la boca y aquel que sacrifica todas sus tardes y en vez de pasar tiempo con la familia o con los amigos se dedica furiosamente a mejorar su técnica y condición. ¿Cuál de los dos es futbolista? Ambos. Sin embargo quedarnos con decir esto simplemente sería como decir que yo soy tan futbolista como Messi. (Algo por mucho falso y que Escamilla que me metió dos goles les puede confirmar).

Un abrazo y un agradecimiento a Justo Medio por este post aclaratorio y definitivo y por su reconocimiento a los Thinking Awards. Un saludo a sus lectores y finalmente como dijo Charp: ¡Aplausos!

sábado, septiembre 01, 2007

Filosofo por si mismo y filosofo por accidente

"En un lejano lugar retacado de nopales
había unos tipos extraños llamados intelectuales
se la pasaban leyendo para ser sabios y doctos
pues no querían seguir siendo vulgares tipos autoctonos

los veías en los cafés llenos de libros profundos
y en eventos culturales oían conciertos rotundos
constantemente escribían poemas y cuentos cortos
y aunque no los comprendían se quedaban como absortos"

-Rockdrigo González el profeta del nopal. (Saludo a todos sus fieles seguidores, filósofos de corazón).

Yo conozco algunas personas que saben hacer todo esto a la vez: leyeron la novela del último premio Nóbel, que conocen la obra de los directores de los filmes que se van a exponer en el próximo festival de cine, además tienen el disco de la última banda de moda, asistieron a todas las exposiciones artísticas que se exhiben ahora en la ciudad, y son los que siempre participan y preguntan en los coloquios y seminarios del filósofo, poeta o escritor que goza fama y viene a esta región.
Seguramente tuvieron, tienen o tendrán una revista, les interesa la lectura de la obra más oscura del escritor oriundo de una nación donde ni siquiera sospechabas que existía la literatura, ha viajado por el mundo aunque no por mucho tiempo y suele ir a los lugares de moda cultural. Algunos de ellos incluso tienen la desfachatez de hacerse llamar filósofos: ¡filósofos!

Por el contrario quiero describir otro tipo de sujetos. Estos seres suelen desconocer las noticias más relevantes del mundo, tienen buen gusto en casi todos los temas pintura, música, artes y aunque quisieran dedicarle más tiempo a estos pasatiempos están muy ocupados trabajando. Suelen dividir su tiempo entre la investigación, la docencia y la publicación. No se les ve en lugares concurridos, prefieren mantener un perfil social bajo pero cuando se trata de algún evento académico suelen ser convocados. Son tipos ilustrados, pero que dominan especialmente un tema y nada más pues saben que la vida es muy corta como para dedicarse a miles de cosas y se dedican a una sola.

Los primeros son filósofos por accidente, se hacen llamar así por que quizá estudiaron la carrera o están familiarizados con las temáticas, sin embargo su tiempo y atención es tan dividida que difícilmente han profundizado en un sólo tema en toda su vida, también se les puede llamar: "nietzscheanos de cafetería", "poetas aspiracionales" o "filósofos culturales".
Los segundos son filósofos por sí mismos, son tipos que están dispuestos a dedicar la mayor parte de su vida al estudio de un problema serio y real que puede brindar luz a una parte aún desconocida del conocimiento humano. Les apasiona su trabajo que consiste en la reflexión de un pequeño ladrillo del castillo enorme que es el trabajo colectivo de la humanidad. Son pequeños Kants que trabajan día tras día empeñados en una labor, que difícilmente salen de Konisberg y que encuentran algo de poético y bello en la suave cotidianeidad y la satisfacción del trabajo diario.
Los otros, los filósofitos culturales están en los bares para hacerse los interesantes, publican poemas en revistas y hablan de sus hazañas intelectuales con otros amigos con los que se alaban mutuamente y por supuesto siempre a la caza de la próxima doncella que quiera ser embelezada por su discurso. Pantomima y teatro.
"Es que soy filósofo". No eres filósofo hasta que no te da más gusto que pensar en que libro de tu tema quieres leer, en que artículo te gustaría escribir, que tienes planeado para tu tesis, como quisieras explicarle una noción a tus alumnos, no si te pones a hacer teorías del mundo con tus amiguitos.
La filosofía es una profesión académica, de universidades y pasillos, de bibliotecas, de libros, de alumnos y profesores, claro eso no excluye que un filósofo no pueda salir a tomarse unos tragos, incluso de vez en cuando hablar de filosofía fuera de las aulas (aunque entre colegas esto suele verse de mal gusto a menos de que sea absolutamente necesario externar una inquietud) pero hay quien confunde lo uno por lo otro.
El arte y la cultura son para todos, pero como escuche hace poco así como la música no debe ser usada para meterse en las faldas de las chicas sino para meterse en sus mentes, así mismo y todavía más deben ser los filósofos.
Si usted ve a un "viajero, amante de la buena vida, sabedor de hartas novelas y películas, poeta, que disfruta la vida paso a paso, saboreando los pasos en el camino, que dice que le agrada la buena comida y más aún el buen vino, que le gustan cosas que solamente él conoce por que precisamente busca que nadie más le gusten, va a todas las exposiciones, compra las revistas culturales y quiere hacer una" simplemente llámelo por su nombre: "filósofo cultural", "poeta aspiracional", "nietzscheano de cafetería".