domingo, agosto 05, 2007

La grandeza de los Simpsons (sin spoilers)


Antes de comenzar aprovecho la oportunidad para invitarlos a visitar dos grandes blogs. El primero de reciente creación es el de Toño Pardo magnífico profesor especializado en Hegel que se incorpora al mundo virtual, y por otro lado el blog de Charp que ya he anunciado en otras ocasiones pero que ahora cuenta con un reformado escritor comprometido a publicar con mayor frecuencia. Charp me enseñó lo que será la nueva moda de avatares de los Simpson, arriba pueden verme Simpsonificado.

Tuve que esperar unos quince años para ver esta película. Desde la primaria escuche rumores acerca de ella, y la mayoría eran creados por niñitos rabiosos impacientes de ver a la familia en 35 mm.
Finalmente llegó el día en que pude verla, algo en mi temía mucho, durante años pensé que los Simpsons deberían permanecer en televisión, un largometraje podría ser demasiado riesgoso: una decepción que llevaría al final de la serie. Sin embargo afortunadamente los productores y escritores de la serie estaban concientes de esto y por ese mismo motivo se tomaron tanto tiempo en sacarla discutiendo chiste por chiste.
Es una extraordinaria cinta, aunque no podría decir que es lo mejor de los Simpsons aunque si de lo mejor -le doy un 9 de 10- ahora un 9 de 10 en los Simpson es suficiente para que pueda decir que no recuerdo cuando fue la última vez que me reí tanto en un cine. Me gustó encontrar todos los elementos básicos de un buen episodio de los Simpsons: grandes gags, desfachatez alucinante, ironía acida, liquida, sólida y presentada en todas sus formas, "epifanías", crítica al sistema político, intrigas familiares, la relación Bart-Homero, Marge-Homero, y en fin no puedo decir nada más por que puse "sin spoilers". Me hubiera gustado más cosas del pueblo pero yo sé que no es fácil complacer a todos y de algún modo se vio la inquietud de los realizadores por mostrar aunque sea un cuadro de cada uno de los personajes secundarios más queridos. Más que algo novedoso o shockeante: "algo nunca antes visto", más bien la película me pareció algo representativo: un bello tributo, creo que no quisieron arriesgarse demasiado pero si lo suficiente: justo lo necesario, fue una pelicula muy prudente en el buen sentido -aristotélico- del término.

Recuerdo muy bien aquel capítulo donde se narra la euforia que causó para Bart y Lisa la aparición de la película de Tommy y Dally. Además se muestra como el pueblo se paralizó por el evento y la gente la iba a ver miles de veces y Bart no podía verla porque Homero lo castigaba por primera vez para que así se convirtiera en juez de la suprema corte cuando fuera grande. Finalmente muchos años después en el futuro fueran padre e hijo finalmente a verla y Homero pidiera un "mmmmmmmmm Zoiled verde" en la dulceria. Cuando vi ese episodio recuerdo haber pensado: "esta es una profecía de lo que sucederá cuando pasen su propia película", creo que justamente así fue. La película nos agarró a todos por sorpresa cuando ya no esperabamos demasiado.

El antiguo Homero griego fue el educador de Grecia, a través de sus versos los helenos lograron consolidar su lengua y su cultura. Homero Simpson es un iletrado, sin embargo puedo decir sin ningún temor que también es un educador. Pocas cosas han generado tanta influencia cultural en mi generación y las posteriores que los Simpsons, en un número muy importante de temas. No puedo pensar en algún evento televisivo que los jóvenes (y ya algunos de nosotros adultos) hayamos contemplado más que los Simpson. Algo que me hace mucho eco es comparar el sentido del humor de la generación Simpson a las anteriores, siendo la nueva mucho más irónica, aguda, algo visual y situacional, quizá un poco absurda en contraposición a las viejas generaciones que tenían un humor más de enredos, confusiones lingüísticas y pastelazo simple. Vamos a ponerlo en términos sencillos los Simpsons hicieron avanzar un poco la humanidad haciendo pensar a sus espectadores al reír. Quizá sin los Simpsons seguiríamos riéndonos de "el chavo del ocho" con ese humor que hoy vemos extremadamente simple y tosco (para hacer más patente este ejemplo simplemente recordemos "la abejita mexicana del canal ocho" referencia explicita de "el chapulín colorado).
El humor es una parte importantísima de la inteligencia humana, y al lograr los Simpsons contribuir con una forma completamente novedosa e inaudita de hacer comedia en televisión me parece que ha logrado crear en el espectador medio de un sujeto un poco más crítico.
Es algo que hoy damos por hecho, pero recuerdo que por principios de los noventa, muchos temas manejados en la serie nunca se habían tratado en televisión abierta en México y posiblemente en muchos lugares del mundo, desde la política, la sexualidad, la religión, la superación personal, una forma cínica y a la vez crudamente realista de ver las relaciones humanas, etc. Para 2007 una película de los Simpsons suena un poco tautológico algo "que tenía que suceder", sin embargo muchas cosas tuvieron que pasar para llegar a este momento. Los Simpsons moldearon una generación y crearon una sub-industria acoplada a las nuevas necesidades de un público hasta entonces inexistente: "caricaturas para adultos".
Después de Beavis y Butthead, South Park, American Dad, Futurama, Robot Chicken, Los reyes de la colina, y un largo etc., pensar nuevamente en los Simpson parece algo extraño, sin embargo no debemos olvidar de donde salió todo.
El éxito de esta nueva cinta solamente confirmará nuevamente que los Simpsons han estado y estarán siempre a la cabeza convirtiéndose en un clásico de la cultura popular, un fenómeno mundial y un icono perdurable.
Si nos arriesgamos un poco a cavar un poco más hondo ¿con qué nos podríamos topar?, ¿de donde surge la magia de la ironía y el humor Simpson?
Al aprender tantos años de esta familia, y después de estudiar filosofía y en concreto "existencialismo" doy una vuelta completa al circulo, que se hace patente si vemos los orígenes de la mente detrás de todo esto a lo largo de veinte años. Después de todo los Simpson fueron algo que unieron a mi primer profesor de filosofía Jorge Luis Álvarez Tostado y sus pupilos (una generación de una pequeña preparatoria que vio salir a al extraordinario número de al menos diez filósofos). Estoy seguro que las dosis semanales de critica mordaz de esta serie tuvo un efecto en mi y en mis contemporaneos al grado de convertir a algunos de nosotros en filósofos. Al menos yo sé que a mi me afecto profundamente y me hace pensar que la animación logra plantear escenarios hipotéticos muy difíciles de recrear en otros medios y con una narrativa propia que facilitaron la comedia y la ironía de una manera que no se había visto en muchos años.
Efectivamente el ciclo que vivi de los Simpsons a Kierkegaard quizá fue justo el opuesto al que su autor vivió. A continuación un video ilustrativo que preparé a propósito de lo anterior:

No sé que tanto habrá aprendido Matt de sus estudios liberales, pero al menos en aquella entrevista de 1991 tuvo muy presente a quizá los dos más grandes ironistas de todos los tiempos.
¡Salud por la ironía! y Felicidades a los Simpsons y todos sus seguidores: ¡20 años, más de 400 capítulos y una exitosa película es algo que celebrar!

6 comentarios:

El Pardo dijo...

Completamente de acuerdo con los comentarios. He de añadir algo más ligado con aquello de que la influencia cultural en la generación de los que nacimos en los setenta y los ochenta, a saber, que al estar viendo la película me sentí como pocas veces lo he hecho en mi vida (o quizá ninguna otra vez, pues pensaba en el concierto de Pink Floyd en el 94, pero Pink Floyd en realidad no es de mi generación): solidario con mi generación. Este sentimiento, junto con la risa provocada por los geniales chistes, hizo que algunas lágrimas resbalaran por mis mejillas -para sorpresa de la gente que estaba sentada junto a mí.
Agradezco la invitación a mi blog y eso de que soy magnífico profesor, lo cual es mera exageración de un amigo.

el stormo dijo...

cavallazzi: comparto tus alabanzas a los simpsons, respecto a la película la volvería a ver con mucho gusto, pero como ya te dije creo que retrocede mucho en cuanto a la profunidad emocional de al menos tres personajes importantes

no sé si fue esto, o quizá fue el hecho de estar en una sala de cine, pero de pronto me di cuenta de que los simpson eran el producto de personas que escriben y dibujan, y que los chistes finalmente se le ocurren a alguien, es decir, comprendí con tristeza que los simpson no existen de verdad

por último, menciono que esta película me convirtió en un fan de maggie simpson, sus cejas de exasperación tienen más poder que los ranteos más rabiosos de stewie

charp dijo...

Kierkegaard y Nietzsche... ¡Eso explica todo!

Anónimo dijo...

Soy uno de esos irremediables que si llega temprano, prende la tele en el canal 7 para ver si estan pasando un capitulo nuevo de los simpsons, tambien me confieso fan de los gestos de una maggie.

Al igual que a muchos ese humor negro,ácido, crítico me ha acompañado a lo largo de los años, mejor que ver el mugrerío de televisa.

pd. x q a evangelion ???

aminsarur dijo...

Bueno los que me conocen saben que tan fan de los Simpson soy.... la película es genial, sin llegar a niveles de capítulos como "Homero va a la Universidad" o los clásicos de Bobo, Bart en los Boy Scouts, Los Borbotones o cuando operan a Homi del corazón, pero es lo más gracioso que uno puede ir a ver al cine en unos 5 años a la redonda

Me muero de ganas de preguntarle a Dios que vi más durante mi vida, Los Simpson o todo lo demás junto... si, antes de preguntar por qué vinimos al mundo

Pai dijo...

los simpson son muy buenos si señor.... la pelicula a mi si me dio pa bajo....
pero bueno no se puede complacer a todos ya lo dijiste tu
aunque no es por estar de contreritas, me parece un poco sobre exaltado el elogio que haces, si son muy buenos si marcaron una epoca de cambio en cuanto al humor pero creo que en este post sobran algunas cosas.... es lo que creo.... no lo se
solo lo creo
pero igual me encanta tu manera de escribir