domingo, abril 15, 2007

La poesia y el silencio, mas alla de todo lo decible

Mi padre suele decir algo: "si algo permanece es la poesía". No solamente se refiere a que es el género literario más antiguo y al cual todo escritor o pensador debe referirse continuamente (pensar por ejemplo Homero para occidente) sino que también es el único que podemos encontrar en todas las civilizaciones de todos los tiempos, al menos eso fue lo que escuche en una entrevista a Octavio Paz justamente hoy.
Me gusta molestar al crítico literario y filósofo Oscar Charpenel diciéndole que la literatura es una perdida de tiempo, que si no nos podemos dar abasto con la realidad que intenta desentrañar la filosofía mucho menos deberíamos dedicar nuestro tiempo a la ficción. Claro que si hablo tan mal de la literatura no es porque realmente piense eso, sino que por un lado me gusta molestar a Oscar y por otro tengo un complejo de "mal lector de literatura" y como forma compensatoria, en vez de obligarme a leer más y culparme, culpo a la literatura diciendo que no vale la pena y que solamente leo filosofía. La verdad es que creo que ni soy tan mal lector de literatura y últimamente tengo menos derecho a hacer mi crítica "anti-ficciones" por trabajar a filósofos tan "literarios" como Platón o Kierkegaard (gracias por notarlo Memo Iñigo), quienes ven un valor dialéctico y existencial respectivamente en la metáfora y la ficción. A lo mejor si trabajara a Kant o un analítico en conceptos abstractísimos, quizá y solamente quizá podría atreverme a hacer el comentario, pero por otro lado si algo hace muy graciosa una crítica en broma es no tener ninguna autoridad para hacerla.
En fin, todo aquello fue por propósitos humorísticos y es que Oscar y muchos otros amantes de la literatura se ponen muy colorados cuando les dices que hacen "puras ficciones" pero nadie puede negar el valor estético y vivencial de la prosa literaria. Todo esto venía a cuento de que cuando hacía mi crítica contra la literatura Oscar me decía: "¿y la poesía?: ¡la poesía también es literatura! y esa a ti te gusta", y yo de broma le respondía: ¡no! ¡la poesía no es literatura es algo más! Ahora que lo pienso, quizá no es tan broma, quizá la poesía sí es algo más que la prosa y la filosofía en el sentido de que puede decir más cosas, precisamente porque es tan perenne, muchos filósofos y prosistas están de acuerdo en que la poesía dice algo que nadie más puede revelar.
Creo que lo que está más allá del tractatus de Wittgenstein, lo que está más allá del final de las novelas, y justo lo que antecede el silencio religioso y la mística es la poesía.
No tengo muchos argumentos para probar esto, simplemente puedo abogar a quienes se han topado con la experiencia estética del último verso de un poema o la invitación a que se acerquen a la poesía todos aquellos que no tienen una familiaridad con ella.
Me llama mucho la atención el principio de la alternativa de Kierkegaard empieza con una pregunta, ¿qué es un poeta?, esta duda será la directriz de uno de los mejores tratados ético-antropológicos de la historia y que va tejiéndose a través del sentido estético de la vida, no solamente porque el esteta ve su vida en términos trágicos sino también porque además de pretender responder a la duda de lo que debemos hacer, todo el trabajo de Kierkegaard también pretende responder a la duda: ¿qué podemos comunicar? y por eso utiliza pseudónimos. (Así es, fans de Heidegger esto también se lo fusiló).
No puedo dejar de citar el comienzo de la alternativa:

Sören Kierkegaard
La Alternativa/ O esto o lo otro
"¿Qué es un poeta? Es un hombre desgraciado que oculta profundas penas en su corazón, pero cuyos labios están hechos de tal suerte que los gemidos y los gritos, al exhalarse, suenan como una hermosa música. Al poeta le acontece como a los pobres infelices que eran quemados a fuego lento en el interior del toro de Falaris, esto es, que sus gritos no llegaban a los oídos del tirano causándole espanto, sino que le sonaban como la más suave música. Y, sin embargo, los hombres se arremolinan en torno al poeta y le ruegan: "¡Canta, canta otra vez!" Que es como si le dijeran:"¡Ojala que nuevos sufrimientos desazonen tu alma! ¡Ojala que tus labios sigan siendo los de antes! Porque los gritos nos amedrentarían, pero la música es lisonjera."

Aunque este comienzo es el principio de su obra estética, la poesía pareciera volver a todo lo largo de su tratamiento religioso e incluso ético. Así mismo le pasa a San Juan de la Cruz quien utiliza la poesía para expresar lo inexpresable, copio un fragmento de una sus más celebres creaciones:

San Juan de la Cruz
La noche oscura del alma: Canciones de el alma que se goza de aver llegado al alto estado de la perfectión, que es la unión con Dios, por el camino de la negación espiritual (fragmento)

"En la noche dichosa
en secreto que naide me veýa,
ni yo mirava cosa
sin otra luz y guía
sino la que en el coraçón ardía.

Aquésta me guiava
más cierto que la luz de mediodía
adonde me esperava
quien yo bien me savía
en parte donde naide parecía.

¡O noche, que guiaste!
¡O noche amable más que la alborada!
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!"

Solamente en el silencio se logra la contemplación, lo mismo sabe el budista acerca de la iluminación que el carmelita místico, sin embargo solamente el poema en romance o haiku puede expresar como límite lo inexpresable.
Digamos que la poesía es el límite del silencio, es lo que está entre el lenguaje de la naturaleza ignoto para los hombres y del cual solamente podemos tener conocimiento a través de una burda imitación de sus sonidos y nuestro propio lenguaje que es tan bullicioso y barbárico incluso para nosotros mismos. Finalmente puedo decir que hay mucha gente que piensa que lo inexpresable solamente se puede comunicar musicalmente, entre ellos el mismo Kierkegaard, pero también Nietzsche. Cuando Kierkegaard dice esto se refiere al sentido estético de la inmediatez, pero ¿acaso la poesía no logra en ocasiones este mismo fenómeno?, en muchas cosas: ¿no es lo mismo poesía y música? Entre la música y la poesía es como tratar el tema de cual es el infinito más grande y a esto no es posible tener respuesta, pero hay algo que sí podemos decir y es que existencosas que se pueden decir de muchas formas, pero hay otras que solamente se pueden decir con poesía y lo que está más allá de eso no puede ser otro sino el silencio, la totalidad.

DECIR, HACER
Octavio Paz

A Roman Jakobson

Entre lo que veo y digo,
Entre lo que digo y callo,
Entre lo que callo y sueño,
Entre lo que sueño y olvido
La poesía.
Se desliza entre el sí y el no:
dice
lo que callo,
calla
lo que digo,
sueña
lo que olvido.
No es un decir:
es un hacer.
Es un hacer
que es un decir.
La poesía
se dice y se oye:
es real.
Y apenas digo
es real,
se disipa.
¿Así es más real?
Idea palpable,
palabra
impalpable:
la poesía
va y viene
entre lo que es
y lo que no es.
Teje reflejos
y los desteje.
La poesía
siembra ojos en las páginas
siembra palabras en los ojos.
Los ojos hablan
las palabras miran,
las miradas piensan.
Oír
los pensamientos,
ver
lo que decimos
tocar
el cuerpo
de la idea.
Los ojos
se cierran
Las palabras se abren.

4 comentarios:

Miguel Tormentas dijo...

first to comment don't look anyways send away 5 hundred people from china thought together, if you not post within 30 seconds 5 posts your average throat might not make the grangy

Pai dijo...

jajajaja miguel tormentas esta loco y es simpatico...
me gusta siempre como escribes, eres medio poeta...pero se te sale lo filosofo tambien de vez en cuando je

Garcín Altoalcázar dijo...

Tema muy interesante. Suscribo.

JOAQUIN SABINA - Bitácora personal dijo...

Estoy publicitando mi blog oficial.

Joaquín