miércoles, enero 17, 2007

De la vida del pescador

La vida se vuelve un suave mecer entre un día y otro. Siendo que antes me esforzaba por exprimir mis vivencias y depositarlas en un rico zumo convirtiendose en lo que alguna vez fueron los viejos posts.
Hoy día ese mismo ejercicio tiene una dinámica muy distinta. No ando rascandome el craneo hasta que se me escurren las ideas a chorros por la cabeza goteando hasta mis manos para ser escritas, sino que tomo mi tiempo, finjo beber una copa imaginaria de vino, miro la pantalla y dejo que fluya como a uno se le salen de los labios palabras de cariño para una persona querida: así solitas y esponteneas, sin presión.
¿Qué fueron de aquellos escritos largos a los que los tenía tan aburridamente acostumbrados? Nada, que ya no se muestran, si he dejado de hacer análisis chapucero entre filosofía y otras cosas, ahora me contento simplemente con hacer poesía.
No me malentiendan. Este "simplemente contentarse" no es una resignación, sino el gusto cotidiano de estar vivo y contarlo, como los pescadores que después de una larga jornada pasan su tiempo libre contando estrellas.
¿Qué prisa tienen ellos?, ¿acaso les es menesteroso elevar su producción agropecuaria? ¡En lo absoluto!
En cambio se dedican a vivir, sí, a vivir, de forma sencilla, de forma cotidiana, pero a vivir, y eso es mucho más de lo que muchos de nosotros podemos decir.
Ahora mientras escribo, ya no pienso en aportar soluciones, invitar al pensamiento o sacudir conciencias, simplemente quisiera dedicarme a contar estrellas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

jejejeje a hacer poesia si señor bien dicho.......
q gusto que te llegara la paz interior...(o como se llame)

rancherita dijo...

¿que prefieres fumar, marihuana u opio?

Pato Pascual dijo...

Siempre ahí pai-pai.

Rancherita: ni tabaco fumo, de hecho me considero un anti-fumador activo. :)

Anónimo dijo...

Mmmm... esto es un poco contradictorio con lo que hace una semana me dijiste, a saber, que la literatura era una basura inmunda y asquerosa que te causaba desprecio...pero bueno, es de sabios cambiar de opinión

Pato Pascual dijo...

Afortunadamente la poesía no es literatura, está más allá.

diocillo dijo...

es de sabios cambiar a pilón!

Anónimo dijo...

Apenas estaba por hacerte un comentario felicitándote por el triunfal regreso del Pato Pascual a la majadería, y vaya regreso, cuando me ganas con este post. En lo personal me agradan muchísimo más tus reflexiones breves que aquellas kilométricas misivas que en más de una ocasión me eran un tanto soporíferas. Que bien que has regresado, que mejor que de ésta forma. ¡Larga vida al Pato Pascual!
Saludos Sr. Cavallazzi