miércoles, enero 31, 2007

Windows Vista:Preparense para cambiar de computadora

He aquí un pequeño video acerca de las "inovaciones" de Windows Vista. Estas inovaciones les harán cambiar de computadora seguramente porque se necesita una maquina poderosa para correrlas.
Si están pensando en cambiarse de computadora pueden hacerlo a la Mac, que desde el 2002 corre Mac Os X, con todas las llamadas inovaciones de Vista. Ah y no se preocupen del problema de compatibilidad, las macs tienen ahora procesador intel que les permite usar todo el sofware de Mac y Pc en el mismo lugar.



Si deciden comprarse otra Pc y Windows Vista, también pueden comprarse un "Zune" en vez de un iPod.

martes, enero 30, 2007

Tener blog no es cool!

Si usted sacó su blog o leyo blogs en 2003 usted no estaba en México o era un Geek.

Si usted sacó su blog o leyo blogs en 2004 lo más probable es que usted hubiera sido incomprendido, pero tendría encanto y algo interesante que contar, usted fue cool.

Si usted sacó su blog o leyo blogs en 2005 usted hubiera sido medio borrego, pero de todas maneras tendría un grupito de amigos "cool" que hacen cosas bien postmo.

Si usted sacó su blog o leyo blogs en 2006 alguien le contó o lo vió en una revista, y se encontró que había muchos y puso uno por que es de los que no les gusta quedarse atrás, aunque apenas va descubriendo ahorita que es youtube.

Si usted sacó su blog o lee blogs en 2007 usted no es cool.

Ahorita la moda es dejar el blog con entradas desde el 2004 hasta el 2006 más o menos, cuando todos medio nos hartamos por lo de la política. Si usted lo anda sacando por estas fechas usted llego tarde bien pero bien tarde.

¿Y los que seguimos aquí? Pues no somos cool, el blog es algo incorporado por el mainstream, no sólo por Google, ya la gente sabe que es y no tenemos que andar explicando, nuestros padres sacan blogs y leen blogs, los que seguimos en esto fue por que de verdad nos gustó o ya no tenemos nada mejor que hacer.

Vi que ocurrió lo mismo con los chats, en el 94 chatear era cool y ahorita es bastante rascuachón, y también le pasó lo mismo al Anime, quienes veíamos "caricaturas japonesas" de DVDs importados por allí de mediados/finales de los noventas eramos una especie de embajadores culturales e ibamos a la MECYF del WTC y venían dibujantes de todo el mundo como McFarlane. Pero ahora no vaya usted a la mole y/o a la TNT, que aquello se convirtió en un circo de geeks bizarros.

Hay gente que cree que tener blog es cool, y pues de hecho yo me sentí que llegue tarde por allá del 05, ahorita ya es una cosa más en el mundo, y para los que seguimos aquí, o de verdad no tenemos nada que hacer, o le tenemos amor al oficio o seguimos con las mismas ganas de llamar la atención de siempre.

viernes, enero 26, 2007

Una silla, una calle y un cafe

La gente que ha salido conmigo ha notado como que se dibuja una mueca de dolor en mi rostro cada vez que paso por un consorcio americano con oficinas en Seattle dirigido por una mente malvada. (No me refiero a Microsoft está vez, sino a Starbucks quien es dirigida por Dr. Evil cfr. "Austin Powers II"). Al parecer todo lo bueno de Seattle murió con Kurt Cobain, y al mundo nos dejó tienditas de café regadas por todo el mundo.
Pobres los turcos que tienen que ver como establecimientos milenarios cierran por culpa de está máquina corporativa, pobres de nosotros los mexicanos, de los regios, de los yucatecos y de los jarochos.
¡Sí! Pobres Jarochos, los de Coyoacán, ¿será que cierran? Nah, son un mercado distinto, chairoso y altermundista que les gusta sentarse en las banquitas de parque.
Mmmm... No me parece muy parisino, primero que son bancas y no sillas, segundo porque las banquitas dan a dentro del establecimiento, y no afuera como dice el manual europeo, pues así los comensales pueden disfrutar de la calle, del ambiente y de un gusto muy parisino: el de andar viendo las modas de los transeúntes.
Lo malo de Paris es que está muy lejos, lo malo del Jarocho son sus banquitas, y lo malo de Starbucks es su café, pero me encantan las salitas y los silloncitos cómodos, a veces no me he quejado de estar en ese lugar tan sólo para poderme escurrir en algunos de esos sofás que parecieran estar hechos de magia y no de relleno.

Lo que me gusta del café del Jarocho es que sabe a café, básicamente, y que para pedir es muy sencillo: me das un americano o un mokachino grande y una dona. Para pedir en Starbucks tienes que recitar una letanía y tener unos gustos de diva: Me das un machiatto frio alto, no revuelto, sin crema con leche semi-descremada, chispas de chocolate, sin crema, con azucar. En el Jarocho te dan tu café y lo pagas, en Starbucks te atienden con una sonrisa y te preguntan tu nombre. Bueno yo no necesito que se aprendan mi nombre, quiero solamente un café, y luego lo anotan en tu vasito, sí para que no te confundas, pero ya que uno tiene que tener gustos de diva ¿cómo lo vas a confundir? En BurgerKing ahora andan con lo mismo, que pidas tu hamburguesa como tu quieras, hombre ¿qué tantas opciones puede tener? si pides más pimiento verde ¿de verdad sabe tan distinto?, no va a ser una cosa muy distinta si no le pides esas cosas, no se va a convertir en una hamburguesa mágica. Bueno hay gente que tiene alergias o simplemente no le gusta algo, pero esa gente siempre ha podido pedir que se lo quiten o le pongan, o ella misma se lo quita, pero te venden como un "Plus" ese servicio, que es algo que siempre ha estado en todos lados, sobre todo en México que tenemos una buena cultura de la cortesía. Ese Plus de ¡ah me siento en casa! es como una onda que aquí no es nueva, siempre nos sentimos en casa los mexicanos, a veces hasta demasiado.
No me gusta tampoco la decoración de Starbucks, me siento en una oficina o me siento en un Aeropuerto todo Fancy, o peor aún, me siento en la oficina de un Aeropuerto Fancy.
Lo bueno son las salitas, no el decorado, nada más que tengan sillones, osea eso si es una genialidad, porque en los servicios públicos hay poca comodidad, el Fast-Food tiene esas sillas todas horribles para que te canses y te vayas rápido. Me imagino que debe ser caro mantener los sillones, limpieza, tapicería, esas cosas, bueno no lo sé, pero por algo no hay sofás en todos lados. ¡Pero ahora sí! Porque hay starbucks en todos lados, lo malo es que tienes que comprar un café que más bien son como helados para gente grande (sólo los locos compran los cafés calientes de Starbucks). Pero ni son helados, ni son cafés, son un batido químico que no disfruto ni como lo uno ni como lo otro, y el americano no me sabe a nada, y además te los cobran como si fueran de oro, de a 30$ para arriba, eso es un insulto para toda la industria cafetera, ¿cuanto percibirán los productores?, como hijo de una familia colombiana que ha tomado café del bueno, visto telenovelas y enorgullecido del producto del país, (junto con las modelos, las esmeraldas y las flores) me indigna que la gente crea que es buen café aquel, ¡no lo es!, yo no sé a que sabe, pero a café no. ¡Ah pero eso sí, tienen esos estúpidos Sofás!
Ok, el Jarocho no será el café del mundo, pero obtienes lo que pagas, un precio justo y un café razonable, que de entrada sabe a café. El problema es que tienes que estar como en ese mood altermundista coyoacanense para estar allí en el cual a veces estoy y a veces no, y no me gustan las bancas de parque y que den al establecimiento y no a la calle.
Mucho del café es algo muy de pose. ¿Qué quieres ser? Parisino vestirse bien y hablar de existencialismo, quieres escuchar tu Ipod mientras estas viendo tus acciones subir en tu laptop, o quieres tu café antes de tocar los tambores en el Ollín Khan.
Pero yo sólo quiero un café que sepa a café y un lugar donde sentarme, y eso no pasará. Quisiera sofás o al menos sillas más acolchonaditas, y café, un poco a la vips que viene la señorita y siempre te sirve más (pero el café de vips no le gusta a nadie), y que puedas ver a la calle y platicar, no quiero poses sólo café y una silla y ¿sería mucho que diera a la calle?, precios normales, no precios sangrones como los cafés circundantes de coyoacán, esos tienen café y sillas pero precios de trampa-turista, los que están por el hijo del cuervo ya saben.
No quiero que la calle dé a Coyoacán, o a Reforma con ambiente, sólo que de a una calle, no fea ni preciosa, una que pase poca gente pero que tampoco sea San Ángel por que así te cobran, una calle, y una silla y un café.
¿Es mucho pedir?

lunes, enero 22, 2007

¡Vive a tu modo Rocola Existencial!



Pelafustán ya tiene MySpace.
¡Seguro que ya se enteraron y si no visitenlo!
Pelafustán es una pequeña banda de rock en la cual participan Alx del Futuro (guitarrista de Wolken), Miguel Tormentas y un servidor.
Aquí les dejo el link: ¡Denle Click AQUI!

Ojalá les guste este proyecto.
Chaaaaaaaaaau!

sábado, enero 20, 2007

¿Por que los hombres tienen que salir de la casa de sus padres?

No lo digo yo. Está en las escrituras. Algunos no podemos salir de nuestro hogar porque no tenemos los recursos económicos aunque para algunos de nosotros es una urgencia de primera necesidad. Llega el momento en el que uno simplemente está listo para salir y debes construir tu propio techo y tus propias reglas.
Curiosamente hay personas que a pesar de tener un espacio propio, una casa propia, o incluso una familia no salen de la casa de sus padres y por el contrario hay gente que viviendo con sus padres se han construido un espacio propio o al menos una identidad.
La psicología asocia con bastante comodidad los espacios físicos con las identidades. No hace falta ir más lejos, buena parte de los objetos que nos acompañan cotidianamente son una manifestación de nuestra propia expresión.
Salir de la casa de tus padres más que una experiencia física es una experiencia existencial. En nuestro país es muy común el caso tanto del hijo con muchos años que no quiere salir, como del hijo que tiene una familia pero no es el sabado por la mañana, el día de las madres o cualquier festividad como el día de sacar la basura, cuando ya está tocando la puerta de sus queridas cabecitas blancas.
Para algunos padres está situación puede ser incomoda pero en nuestra sociedad los padres lo ven más bien como algo bastante regular. Algunos hijos incluso guardan tal aferramiento a sus padres que encuentran cualquier excusa para pasar el mayor tiempo con ellos, desde las ya citadas tardes de fin de semana, el acompañarlos al mandado o incluso la anexión al trabajo familiar.
¿Tiene algo de malo que los hijos quieran estar con sus padres? ¡No! En lo absoluto, ¿quién podría señalar algo así como algo injusto? Muy por el contrario, el hijo que está con su padre le corresponde con cariño los años de esfuerzo que este tuvo para criarlo.
Sin embargo, el problema radica en que si un hijo a pesar de su avanzada edad no sale "psicologicamente" de la casa de sus padres, podría fallar en formar una personalidad propia. Una persona con estas características no tendrá un pensamiento crítico, y cualquiera de sus acciones estará superditada a la pregunta: ¿qué es lo que mis padres harían? o si estos lo aprobarían. Incluso podríamos encontrar casos de "idealización" de los padres, considerarlos personas más allá de cualquier valoración moral, santos en vida, como si el proceso crítico propio de la adolescencia jamás hubiera llegado.
Padres hijos deben eventualmente comprender que a pesar de los lazos sanguineos, cada uno de nosotros debemos responder por una vida propia, y que sería difícil comprender una salud emocional sin un espacio, un tiempo y una identidad independiente. El concepto de "familia" suele entramparnos en una unidad indeferenciada al modo de una masa amorfa, donde todos los sujetos tienen una misma opinión y gustos (aunque se cree que es la identidad del grupo realmente es la identidad del patriarca o matriarca) estos gustos pueden ir desde la comida, la organización del tiempo hasta la misma elección de vida.
Podríamos incluso mencionar casos límite, donde el hijo ya con responsabilidades y familia propia se negará a adquirir una identidad propia, prefiriendo la identidad de sus progenitores a formarse una propia a la altura de sus nuevas circunstancias, optando incluso por tomar los papeles, deberes y roles que no le corresponden a él sino a sus padres.

I. ¿Por que los hombres necesitan de los sueños?

¿Cuál sueño? El que sea. De esos que esperas antes de cerrar las ojos en tu cama. ¿Alguna vez te has preguntado qué soñaré hoy? Supongamos que no. Simplemente estas cansado y es hora de dormir. ¿qué es lo que hacen los sueños por nosotros?
Cuando permanecemos despiertos el mundo es el mismo, las casas, la situación, la vida, el trabajo, la familia, la escuela, cual fuese la situación por la que estamos viviendo, el mundo suele cambiar de una forma muy lenta.
El sueño nos permite estar en un mundo que jamás imaginamos y que no podemos conocer de otra forma. ¿Alguna vez has intentado pensar algo que jamás has pensado? Quizá con el esfuerzo de bastantes horas lograrías algún resultado mediocre, incomparable con el más cotidiano de tus sueños, que puede ser tan distinto, tan diferente a lo que tu conoces de tu vida que simplemente piensas que aquello no pudo haber salido de tu cabeza.

Los sueños son tan distintos a nosotros y a lo que pensamos que a veces nos hacen mirar nuestra propia existencia de un modo distinto. Todos pasamos por momentos de sufrimiento, ¿qué sería de nosotros si no pudieramos simplemente ir a otro mundo en aquellos momentos?, o al revés, en momentos de euforía el sueño nos lleva a lugares tranquilos, es como si siempre estuviera allí para sacudirnos de nuestra realidad, y permitirnos la pequeña posibilidad, aunque sea por un parpadeo de que el mundo puede ser distinto.

Los sueños pueden ocasionar que viajemos a otras regiones, que nos interesemos por cosas que jamás creímos nos interesarían o acercanos a personas que jamás pensamos que conoceríamos.
Nos dan una segunda oportunidad, de vivir un mundo que es real por un momento, como una pequeña probada y al despertar nos da la alternativa de perseguir ese sueño o no.
A veces les hacemos caso y otras veces no, a veces los perseguimos por un día y a veces toda la vida. Pero eso es precisamente un sueño para mi: una oportunidad. Como si alguien girará la ruleta y te planteará una posibilidad de tu propia vida que jamás nadie te pudo haber dicho. Es como una formulación mágica y azarosa que tan sólo cobra sentido cuando intentamos realizarla. Sí, lo volveré a decir y es que justamente eso es un sueño para mi: la posibilidad de que tu mundo puede ser distinto.

Si alguna vez sueñas con un momento, un lugar y una persona donde todo se siente simplemente bien, digamos, aquella imagen de la chica de cabello trigeño y figura esbalta de la cual solamente puedes precisar su espalda, si acaso estás allí; viendo hacía el mar, como debió haber sido desde siempre, como siempre debió haberse sentido tu vida, como si vivieras el sentido y el propósito que tanto habías esperado y de repente despiertas; debes hacer todo cuanto debes por repetir las condiciones, por buscar a la misma chica y esperar que al estar con ella sientas exactamente lo que alguna vez sentiste, no importa que tan difícil o imposible sea, por que no hay manera de fracaso, podrías realmente conseguirlo, o entonces ¿por qué existirían los sueños? y debes de poner todo en cuanto te sea posible hasta que no pueda ser de otro modo. Si llegase el extraño caso en que fallases, no deberías temer; una oportunidad siempre puede presentarse en forma de otro sueño, y el mundo podría ser nuevamente distinto como lo es cada noche.

miércoles, enero 17, 2007

De la vida del pescador

La vida se vuelve un suave mecer entre un día y otro. Siendo que antes me esforzaba por exprimir mis vivencias y depositarlas en un rico zumo convirtiendose en lo que alguna vez fueron los viejos posts.
Hoy día ese mismo ejercicio tiene una dinámica muy distinta. No ando rascandome el craneo hasta que se me escurren las ideas a chorros por la cabeza goteando hasta mis manos para ser escritas, sino que tomo mi tiempo, finjo beber una copa imaginaria de vino, miro la pantalla y dejo que fluya como a uno se le salen de los labios palabras de cariño para una persona querida: así solitas y esponteneas, sin presión.
¿Qué fueron de aquellos escritos largos a los que los tenía tan aburridamente acostumbrados? Nada, que ya no se muestran, si he dejado de hacer análisis chapucero entre filosofía y otras cosas, ahora me contento simplemente con hacer poesía.
No me malentiendan. Este "simplemente contentarse" no es una resignación, sino el gusto cotidiano de estar vivo y contarlo, como los pescadores que después de una larga jornada pasan su tiempo libre contando estrellas.
¿Qué prisa tienen ellos?, ¿acaso les es menesteroso elevar su producción agropecuaria? ¡En lo absoluto!
En cambio se dedican a vivir, sí, a vivir, de forma sencilla, de forma cotidiana, pero a vivir, y eso es mucho más de lo que muchos de nosotros podemos decir.
Ahora mientras escribo, ya no pienso en aportar soluciones, invitar al pensamiento o sacudir conciencias, simplemente quisiera dedicarme a contar estrellas.

martes, enero 16, 2007

Lo que tu brazo me dijo de ti

Salí de la Biblioteca después de buscar alguna de otras tantas referencias sobre filosofía, vi como usualmente lo hago, a las chicas bonitas y al resto de la población universitaria cuando subitamente fuí consciente del movimiento de mis brazos al caminar.
Se movían y se mecían al andar de mis pasos y luego note la misma descripción cinética en el resto de los cohabitantes, mis pensamientos supuestamente filosóficos y la belleza que se desprendía de los cabellos frescos y perfumados de aquellas muchachas y de lo que en algún momento pretérito habían sido jovenes ahora transformados en mi mente, todo aquello quedaba atrás bajo la sombra de un pensamiento.
Filosofía, belleza, razón y amor valen todo un comino ante la inquietante realidad de aquel movimiento de brazos, de nuestras extremidades superiores que van colgando como lo hacen nuestros parientes simios.
Nos gusta diferenciarnos, nosotros no somos simios, o macacos, ni changos, orangutanes, chimpances o babuinos.
¡Pero mira como nos movemos! Tan graciositos, caminamos erectos, con nuestra cabeza en alto pero todavía con nuestros bracitos colgando...
Esta es la verdad, sobre todas aquellas verdades del pensamiento: ¡Homínidos, no somos más que Homínidos!

domingo, enero 14, 2007

Nihil obstat

Es uno de esos momentos en que todo se revoluciona, el tiempo gira a tu alrededor y tu permaneces estático observando, si no te avientas a la corriente puede ser que nunca salgas de este lugar.
Es momento de un chapuzón, pero antes de ello debes tomar las proviciones necesarias, respirar una gran bocanada de aire y prepararte para sambullirte.
Justo me percibo en el último instante de una época, miro como el mundo como lo conocía se desmorona y frente a mis ojos se dibuja la silueta de uno nuevo, todavía inconcluso pero que es cada vez más real y cercano.
Si nada parece ser como era antes, el cielo promete convertir esta tierra en una todavía más irreconocible del viejo mundo. Atisbos de mi infancia y mi juventud se van borrando o en el mejor de los casos; almacenando en el baúl de los recuerdos, ahora los tiempos me obligan a mi como a todos en convertirme en lo que había estado destinado.
Me apuro en una forzada labor de ardilla trabajadora, juntando nueces para lo que podría ser un largo viaje, aunque todavía falta que la tierra florezca, vuelva a nevar y de nuevo florezca para que esto suceda, el periodo es el justo para comenzar a trabajar desde hoy mismo.
Que los cielos nos bendigan por ahora, aprovechando cada instante de sosiego para realizar la jornada, porque pronto se nos exigirá dejar este suelo por otro.

viernes, enero 12, 2007

Martín y Saúl

Nuestro autor se pregunta acerca de la posibilidad de que un sujeto salga de su esfera interna hacia otra distinta y externa, y si esto es posible como es que se da dicha relación.
El alemán opta por recurrir a una metáfora para explicar la concepción clásica de la teoría del conocimiento donde el sujeto es visto como una “caja” encerrada donde se encuentra “dentro” el conocimiento, que apenas puede entrever lo externo y sin manera alguna de que el individuo tenga forma de “salir”.
La propuesta fenomenológica de Heidegger es justamente una inversión de esta metáfora donde el sujeto se encuentra de facto afuera, eyectado en el mundo y donde el conocimiento no se encuentra dentro de sí mismo atrapado como un tesoro escondido, sino que se encuentra dinámico en esa misma relación que tiene el Dasein con el mundo.
Más aún y dicho de una forma más propia: “el conocimiento es un modo de ser del estar-en-el-mundo”.
Estar en el mundo o estar afuera no implica tampoco encontrarse absorto y embobado en una contemplación cuasi-mística, sino que es justamente la facticidad que nombrábamos hace unos momentos.
Ese cuidado, ese modo-de-ser del Dasein en el mundo, como justamente es, da lugar precisamente al conocimiento como relación entre ambos.
De ningún modo el Dasein “sale” de su esfera interna, sino justo al contrario, nunca “entra” por que de facto siempre se encuentra a fuera. Negando rotundamente la teoría del conocimiento de los Saulianos Caifanescos: “afuera tu no existes sólo adentro”, más bien lo que pretende Heiddeger es lo contrario: “adentro tu no existes sólo afuera”.

es

martes, enero 09, 2007

Bones. The Killers

Todavía tengo que terminar de escribir unas cosas para subirla aquí. Aún no acabo.
Mientras tanto te dejo con una canción.

Come with me.

We took a back road.
We're gonna look at the stars.
We took a backroad in my car.
Down to the ocean,
it's only water and sand
And in the ocean we'll hold hands.

But I don't really like you, apologetically dressed in the best, but on a heartbeat glide.

Without an answer, the thunder speaks for the sky, and on the cold, wet dirt I cry.
And on the cold, wet dirt I cry.

Don't you wanna come with me? Don't you wanna feel my bones
on your bones?
It's only natural.

A cinematic vision ensued
like the holiest dream.
It's someone's calling?
An angel whispers my name,
but the message relayed is the same:
"Wait till tomorrow,
you'll be fine."
But it's gone to the dogs in my mind.
I always hear them
when the dead of night
comes calling to save me from this fight.
But they can never wrong this right.

Don't you wanna come with me? Don't you wanna feel my bones
on your bones?
It's only natural.
Don't you wanna swim with me? Don't you wanna feel my skin
on your skin?
It's only natural.

Never had a lover,
never had soul.
Never had a good time,
never got gold.

Don't you wanna come with me? Don't you wanna feel my bones
on your bones?
It's only natural.
Don't you wanna swim with me? Don't you wanna feel my skin
on your skin?
It's only natural.
Don't you wanna come with me? Don't you wanna feel my bones
on your bones?
It's only natural.
Come and take a swim with me. Don't you wanna feel my skin
on your skin?
It's only natural

sábado, enero 06, 2007

¿Que le paso a las estrellas de los 80s?

Advertencia: Solamente si fuiste un niño en los ochentas le entenderas a este video:

jueves, enero 04, 2007

Presidente ñoño vs Presidente chispita

No se trata de izquierdas o derechas, estamos hablando de personalidades. Hay muchos paradigmas en los que pudieramos encerrar a nuestros dirigentes, pero destacan entre ellos dos principalmente: el presidente ñoño y el presidente chispita.
El presidente ñoño ya lo conocen, suele ser un estadista, bien estudiado, bastante institucional y suele perder. El presidente chispita también ya lo conocen, carismático, popular, dicharachero, convencido y suele ganar y si no gana se enoja.
Bueno ya saben donde voy a poner a algunos personajes, Calderón es el ñoño y el peje es Chispita, pero no se vayan con la finta, no es cosa de ideologías, por ejemplo Fox era Chispita a pesar de que su partido es el más ñoño y Zedillo era ñoño aunque su partido era... bueno no era ni ñoño ni chispita sino todo lo contrario, ya saben.
Esta distinción no se limita a nuestro pais, en Italia el ñoño Prodi compitio contra la chispita de Berlusconi, Bush el simpatico vaquerito dicharachero venció a dos ñoños Gore y Kerry. Así nos podemos ir con nombres, Bachelet y Uribe ñoños, Chavez y Castro chispita. Ni siquiera las instituciones eclesiasticas se salvan de la tenaz distinción: Juan Pablo II y Juan XXIII fueron Chispitas, Benedicto XVI, Pablo VI ñoños.
Para llegar al poder se requiere mostrar que uno es lo suficientemente capaz de ocupar ese puesto, hay dos alternativas:
A. Ser capaz
B. Ser incapaz
El capaz lo es por que se ha dedicado a estudiar y a trabajar, pero por lo mismo no ha ocupado mucho su tiempo en mostrar o saber mostrar que es el mejor para ese puesto (ñoño), en cambio hay gente incapaz que puede mostrar que es lo suficientemente bueno para el puesto aunque no lo sea (chispita). Hay casos raros y excepcionales de gente que es capaz y además sabe como mostrarlo, tal es el caso de Juan Pablo II por ejemplo, que a pesar de ser chispita y de que esperé una reforma doctrinal más fuerte de su parte, sin duda tuvo toda la capacidad de responder a su puesto como pontifice que no debe ser fácil de llenar. Pero en fin eso ya es otro tema.
Lo más común es que los ñoños no sean simpáticos y que los simpáticos no sean ñoños, bueno creo que eso lo han visto todos en su escuela. Allí la competencia para presidente de grupo solía ser era entre el popular y el ñoño, entre Bart y Martin. Bart incompetente en el puesto pero el más carismático contra Martin un ñoño que haría bien sus funciones de presidente pero algo torpe para darse a conocer. Es la historia de Aquiles y Ulises, es lo más viejo del planeta -notese que Sócrates-chispita dijo que era mejor ser como él, igualmente chispita, era mejor guerrero Ulises (chispita) que Aquiles (ñoño de las armas)-.

Vamos a la conclusión ¿qué es mejor ser presidente chispita o ñoño? Espero que los atentos lectores tengan alguna opinión que quisieran compartir, yo prefiero a los presidentes ñoños, y uno debe buscarlos, lo que pasa por ejemplo es que la misma naturaleza de la derecha y la izquierda hace que sus candidatos sean de una manera u otra, la derecha suele ser ñoña y la izquierda chispita (quizá por eso me tachan de derechista aunque no lo soy, por que la derecha suele ser ñoña), y por lo general sus candidatos siguen la regla aunque no siempre. Bachelet, Prodi y Zapatero todos de izquierda y todos ñoñitos, Bush y Fox de derecha y chispitas, siempre hay excepciones, por ejemplo también en los E.E.U.U. los ñoños son los de izquierda. Así que usted no vote por el partido, tampoco vote por el candidato, vote por el más ñoño, Bart prometía concursos de playera mojada y salidas a Monte Splash, mientras que Martin prometía almuerzos más baratos y nutritivos, sabemos cual es la mejor opción para el alumnado a largo plazo, pero nuestras pasiones nos traicionan y nos vamos por Monte Splash. Curiosamente si ganaba chispita por desorganización esas salidas nunca llegaban (me paso cuando las chispitas ganaron todas las elecciones de mi prepa, prometían miles de eventos y cosas que nunca sucedían).
Si los ñoños le hubieran ganado a las chispitas hoy no tendriamos Bush, Evo, Chavez, el presidente de Irán, pero los tenemos (notese nuevamente que no distingo por ideologías de izquierda o derecha), afortunadamente en México le ganó el ñoño al rayito, digo a la chispita y saco de los pinos a otra.

martes, enero 02, 2007

El amor es la última revolución

Lo que esta en medio del mar y la arena

Es de los capitalinos sensación el atiborrar cuanto centro de esparcimiento posible exista, siendo el puerto de Acapulco uno de sus blancos favoritos, arrasando cual langostas con todo el espacio posible y el aire limpio colmandolo de tufos pastoriles y deseos habituales de pasarse los días de la forma más huevona posible.
En estos sitios me encontraba yo, en un momento paseando por la playa y notando la cantidad absurda de connacionales feminas que sacrificaban sus tersas pieles al dios Sol. Es entonces cuando me vino una enfermedad persistente en mi, me llené de angustía y pense: -podría pasarme la vida seduciendolas y nunca terminaría, hay tantas chicas que pierdo mi tiempo si en este mismo momento no me encuentro en la labor del romanceamiento-, pero luego me vino un segundo pensamiento: -digamos que lo hiciera, mi vida se me iría en un insesante recorrido de lechos y perfumes hasta que muriera seguramente sólo y sin alguien con quien acudir en los momentos de pena-. Luego llego el tercer pensamiento: -entonces nada de ello vale la pena, lo mejor sería pasar el tiempo dedicado a una obra monumental que ayudara a todos los hombres, deberé irme a meditar al tibet o entregar mi vida al servicio de los demás, a una obra tan grande que me rebase y supere a todos los hombres-. Pero este tercer pensamiento también se desvaneció: ¿de qué sirve hacer una obra inmortal superior a todos los hombres si yo y cualquier individuo no es más que un hombre mortal?, ¿de qué nos sirven las estatuas que honran a los poetas, los músicos, los benefactores, los padres de las patrías sino para adornar los parques?
Me encontraba en medio de estas disquiciones justo en la orilla viendo por un lado las arenas donde se asoleaban cual lagartijas las bellezas titánicas esperando a ser seducidas y por el otro lado el largo y ancho mar recondandome la infinitud y exhortandome a hacer una obra inmensa. Miraba y miraba y me di cuenta, en la arena estaba lo finito, el momento, el instante de poseer en cada momento una doncella distinta, en cambio en el mar está lo eterno, lo que perdura, lo que nos llama a los hombres a labores más grandes que nosotros y que no podemos entender.
No, nada de arenas ni de mares, la verdad está en el medio, en la costa, en la espuma, justo en el dintel donde las olas y las arenas se encuentran, justo en el centro de lo infinito y lo finito. La costa es intrasable, en cada momento esta cambiando; una ola llega y la siguiente termina en un lugar distinto, así es el presente, siempre mutable y en medio del pasado y el futuro, de lo eterno y de mutable y allí mismo debemos estar nosotros. Las chicas y las arenas nos atarían a una mutabilidad incesante, sin destino ni llegada, y la mar nos conservaría en su superficie sin que nos movieramos en una reflexión perpetua. No se puede permanecer en ningun lado sino en el medio, mojando nuestros pies en la mar, sobre la arena que podemos tocar, caminando por la rivera hasta que justo de frente encontremos a alguien que viene justo en la misma dirección y se dirige justo al mismo lugar.