martes, diciembre 26, 2006

Para lo que sirve este tiempo...

Inutil. Un desperdicio de tiempo. Los días perdidos al final del año con los que no sabemos hacer nada. En la antiguedad nuestros ancestros ocupaban el tiempo para descansar o para sobrevivir según se hubiesen provicionado para el largo y temido invierno. Noto como mi fisiología me obliga a determe, me sorprendo con mucho sueño durante el día, me siento un oso que quisiese pasar la temporada en estado de invernación.
Si pensamos en las actividades lúdicas que los antiguos paleolíticos tenían mientras pasaban el frio en sus cavernas, podemos escoger entre el acicalamiento, la práctica de lance de pelota hecha de pelo de bisonte y la pintura (limitada a la existencia de los materiales). Fuera de estas recreativas opciones no podemos pensar muchas cosas más, bueno algunas, pero nada que pudiera matar el tiempo durante todo el día, por lo que seguramente nuestros antiguos ancestros ocupaban parte de su tiempo al inmemorial pasatiempo de sentarse a pensar.
Quizá desde la biología interna de cada uno de nosotros, el llamado reloj biológico, ya tenemos por nacimiento aquello que hoy llamamos "reflexión navideña", esto es detenernos un segundo a ponderar lo bueno y malo que hemos hecho y logrado a través del año.
He detenido mucha "reflexión navideña", y pienso en este ciclo 2006 que agoniza. Si recuerdo mi vida hace 365 días la pienso completamente distinta a lo que hoy vivo. Todos los aspectos que me envuelven han cambiado durante este tiempo, familiar, escolar, laboral, lúdico, personal, social, practicamente todo lo que ha estado a mi alrededor y por tanto también yo mismo ha cambiado en tan solo doce meses. Entre algunas cosas aprendí un instrumento, escribí un libro, murio mi perro, mude de piel y entorno, engorde, baje de peso y volví a engordar, ¡en fin!
Acerca de los cambios, lo mismo puedo decir de muchas personas a mi alrededor e incluso del país. No estoy seguro si se deba a una condición especial de la vida o de este año en particular, pero al parecer el 2006 fue un año de ajustes y renovación además de pequeños pero consistentes cambios que al final sumados hicieron un saldo cuantioso justo como predicaba el año del perro, (pueden ver mi analisis justo hace un año).
Ahora se aproxima el año del cerdo o jabalí, un año de abundancia que exige mesura, se dice que al estar en dispocisión la gran abundancia se corre el riesgo de padecer excesos de todo tipo, se recomienda disfrutar lo cosechado pero no excederse. Ojalá sea un año de jubilo y plenitud como los chinos predicen.
El invierno está ahora en su punto más algido y todo pareciera invitarnos a permanecer en cama, soñando o meditando acerca de este tiempo que esta a punto de difuminarse, en una semana volverá enero y la actividad poco a poco se ira intensificando hasta alcanzar su ritmo habitual, nuevamente estaremos en un momento de acción y no de reflexión, momento en que debemos volver a estar en marcha, pero para que logremos caminar adecuadamente hace falta tomar el mejor camino, que solamente puede lograrse con una buena decisión basada en una adecuada reflexión.
Soñemos y pensemos, que pronto vendrá el tiempo de despertar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Entonces dinos que podemos hacer con estos días...

Un saludo

http://cripto.blogspot.com/

marmx dijo...

Jejeje, I juuust love lucifer's message.

Es también interesante ver como este año nos provee de abundante reflexión retrospectiva. Si lo hicieramos sistematicamente, mes por mes y en reversa, encontraríamos grandes sopresas no contempladas por los anuarios de la prensa. Desde grandes obras literarias hasta pequeños desvarios de Lindsay Lohan. -¿Cómo se sentira poner de moda la AA?.

Esperemos que el 2007 sea en verdad un año de abundancia y despertemos a tiempo de evitar vernos como Lopez P. y su triste ingenuidad.

Saludos, y que tengas un excelente año Pato.

Anónimo dijo...

Cada año esta lleno de abundancia y exceso de (redundando)excesos. 2007 es un numero lindo, pero numero, 2006 fue el año de cambios, asi como 2005 y 1900...estoy de acuerdo pero no me chinatizo (ja) procurare pensar en este post cuando me llegue aquellito de exceder en excesos........ y vaya que hoy me hicieron pensarlo.
entre tu y mis amores me traen la cabeza dando vueltas y vueltas

Anónimo dijo...

y por cierto lo que le toca a quien le toca y por lo que a usted toca



GRACIAS

(cantinfleando)