viernes, septiembre 01, 2006

Las visitas tienen sueño

"Quien quiera ser redentor que se sacrifique." Estas palabras retumban en mi mente mientras me recuerdo a mi mismo haciendo la lista. El camino a la fama ya está sembrado y puede tomarlo quien más voluntad de poder tenga. La fórmula se ha señalado múltiples veces. Los escritores famosos describen el proceso aquí y aquí. Los escritores no famosos lo sugerimos aquí aquí y aquí. (No se consideré a Chidoguan dentro de la crítica, él es el poeta del pueblo y nada tiene que ver con esto).
Me congratulo entonces del blog y la modernidad. En términos menos esotéricos, el blog ha concluido por democratizar a los autores. Si alguien quisiera ser "famoso" y "popular" como señalan los autores más distinguidos hace falta un esfuerzo más cuantitativo que cualitativo.
La escritura es apenas un simple pretexto para que se nos escuche y por lo tanto un asunto secundario, lo primario y fundamental es la difusión. Este mecanismo no es nada nuevo, los medios de comunicación lo han conocido y manejado desde el S. XIX y se han preocupado más por gritar fuerte que por decir algo.
Como sucede con el sufragio, no importa si el votante es ignorante o sabio, si este tiene mejores argumentos o razones para votar que este otro, al llegar a las urnas su opinión vale por lo mismo.
¿Esto quiere decir que no vale la pena esforzarse por tener una opinión crítica? Au contraire mes amis! los males de la mediatización y la modernidad sugieren justo lo opuesto: nunca hizo tanta falta de trabajo crítico como ahora.
Pero el crítico no puede asegurarse de fama, al menos no de una buena. Ese era el destino de los profetas en el antiguo testamento, ser portavoces de calamidades ocasionadas por el comportamiento inmoral del pueblo israelí. En ese entonces el profeta era aquel que denunciaba los males de su sociedad, inspirado por la lengua divina y aún a pesar de ello su repudio y rechazo era la conducta habitual.
El crítico no puede estar al mando del establishment, ni siquiera debe estar de acuerdo con la opinión popular, consiste en su sentido más profundo y rico toda oposición posible.
Los románticos sugerían por ejemplo que el irónico era el último hombre de su generación. Porque este hombre veía como se colapsaba su sociedad y ante la incapacidad de la mayoría de ver dicha crisis a él lo único que le quedaba era utilizar la ironía como último recurso comunicativo. Es decir si no puedes decirle al otro que se está incendiando y este disfruta su auto-inmolación lo único que te queda es reír.
Así Agustín veía en el sitio de Hipona la caída del Imperio, también Descartes observaba el colapso político del estado feudal y en más recientes épocas los filósofos de la sospecha ya denunciaban los males de la modernidad: Freud, Marx, Nietzche pero también Kierkegaard y Shopenhauer.
Nos encontramos en el filo de un nuevo cambio de paradigma, algunos de los valores y de las creencias que hicieron sobrevivir la humanidad durante el S. XX empiezan a entrar en descrédito y nuevamente la ironía aparece como un método valido de argumentación. No nos encontramos en posición de construir por que la tierra es arcillosa y no soportaría un edificio, es más bien momento de señalar que nuestros pies se hunden bajo el fango y que es conveniente moverse a otro lugar donde quizá podamos construir un refugio.
Pero ahora el crítico se encuentra inmerso en un mar de voces que imposibilitan que alguien le oiga y si alguien pudiera hacerlo le preguntaría ¿quién es este que se cree más que los demás y no espera su turno para hablar?
Es entonces que el crítico se da cuenta de que para ser escuchado más que hablar convendría meterle zancadillas a los otros, burlarse de su ropa, embarrarlos de lodo porque sólo así estaría diciendo algo nuevo y distinto. El irónico es el único que puede ser solemne en el jolgorio y bromista en la ceremonia porque es quizá el único que entiende que broma y seriedad son una distinción mental y nada más, un estado mental, una delimitación lógica y formal.
El irónico no es el trapecista del Zaratustra, y ante esto debe conformarse. Quien desee alcanzar la fama en el mundo electrónico debe convertirse en un prestidigitador, en un mimo o en un payaso. Eso nos dice el caso patológico al hacer una pequeña síntesis de sus cuatro recomendaciones él repite la fórmula lingüística: "Blog mordaz, sarcástico y ligeramente mamuco". Todos los blogs que gocen de cierta fama son lo mismo formalmente, lo único que cambia es el contenido material: (uno es queretano, otro es gallego-andaluz, otro es monero y otro chilango). Para Caso Patológico fuera de estas distinciones formales es lo mismo.
Para el lector cotidiano también es lo mismo, se busca el espacio anecdotario, la irreverencia y cierta comicidad, en pocas palabras "la cultura del entretenimiento", para ser famoso hay que ser un poco menos como Shakespiere y un poco más como Adal Ramones.
En ese camino al estrellato uno debe de enraizar sus pies para aguantar la tempestad de la opinión pública. En mi accidentado descubrimiento de que una lista servía más para hacerte famoso de lo que pensaba, descubrí que uno debe tomar de buena gana adulaciones, reclamos e insultos por igual. Que antes que alguien leyera tu blog la primera pregunta es ¿por qué no estoy en la lista? Debes soportar: que te hablen orificios corporales, opiniones egocéntricas y mostrar buena cara a todos a cambio de una visita o un link. El blog se convierte no un ejercicio artístico o intelectual sino en la hoguera de las vanidades, una mediación utilitarista para ser alguien. "Be Someone" a la Tracy Chapman.
¡No! ¡Nada de eso! Defiendo mi intención puramente ociosa de cualquier método para adquirir fama que pueda achacárseme. No diré que no lo busqué en algún momento pero una vez enfrentado a las exigencias de la vida pública he hecho para atrás mi pensamiento, lejos, lejísimos está mi voluntad de querer convertirme en el próximo huevo. Tan sólo buscaba un par de visitas, una base de lectores constantes y conocidos a quienes pueda leer y de quienes pueda ser leído. En otras palabras, buscaba una comunidad literaria.
Soy muy malo con eso de la asertividad. No sé cuando despedirme de la gente aunque tenga cosas que hacer. Mi corta experiencia indica que primero debes ser políticamente correcto de forma indirecta y si no da resultado entonces debes ser políticamente incorrecto de forma directa.
De ahí que en los pasados días haya incluido textos de reflexión filosófica (o caricaturas de youtube que incluyan al menos un filósofo). Me serví de textos largos de esos que la gente me reclama que no les gusta leer precisamente para causar en muchos de ustedes un bostezar tal que no tengan otra opción que cerrar la ventana de este sitio e irse a leer comiquitos a otro lugar.
¡Sí! Las visitas tienen sueño. Las visitas ya están muy, pero muy cansadas de leer una y otra y otra vez la lista de los blogs populares y de comentar reclamos de porqué su blog no apareció.
Algunos han interpretado las intenciones de este autor suyo, como las de otro escritor en búsqueda de los 190 links que den con su blog. ¡Fallan! Conozco el camino a esos lugares, y por eso es que se encontraran pocas fotos chuscas, escasas anécdotas y un manejo bastante torpe de las relaciones públicas.
Si este blog quisiera parecerse a algo sería más bien a algo tan aburrido como un diario intelectual, al modo de las confesiones de Agustín, los Papers and Journals de Kierkegaard o el cuaderno azul de Wittgenstein. No porque se pudiera pensar que yo tuviera la más remota cercanía con el estilo y las brillantez intuiciones de estos pensadores, sino por que acaso quiero ser tan hermético como ellos y apenas comprendido por un cercano circulo por lo que dice Aristóteles; no se puede discutir con demasiados al mismo tiempo, y también lo que refiere a la ética, conviene tener pocos amigos para tener relaciones largas, de buen entendimiento y de conocimiento profundo.
Al igual como sucede en la vida cotidiana, aquel que se sabe poseedor de muchos amigos generalmente lo que tiene es conocidos, las amistades implican tiempo (de ahí la necesidad de tener pocos amigos) y lo que uno más disfruta es leer a sus amigos. Esto me sucede a mi. Ya sea que lea a un amigo que conocía antes de que pusiéramos un blog o que gracias al blog haya conocido a un nuevo amigo, generalmente causa poco entusiasmo leer a alguien que no se conozca o que no se quiera conocer. Quien lea sin intenciones de conocer al autor o lo que piensa, es un hipócrita por que si algo hacemos al leer es expresar la inquietud de conocer algo o alguien nuevo. No es que al leer el periódico queramos conocer al redactor, pero si queremos saber que es lo que ha escrito. En el caso del blog es más dramático por que los contenidos suelen ser personales y si no queremos saber de eso ¿qué intención tenemos al leer? Muchas veces es la búsqueda por ser leído, y para quien busque la fama esta bien, quien quiera ser redentor que se sacrifique. Yo por lo pronto continuare alejando o queriendo alejar a la mayoría, escupiendo chorros y choros de filosofía como un perro rabioso, pocas ganas me dan de hacer otro golpe mediático como la lista, me basta con saber que pude figurarme una idea para lograrlo, a diferencia de los blogs más recurridos yo estoy en una búsqueda cualitativa y no cuantitativa, y eso no se logra escribiendo poco o concentrándome en la mercadotecnia. Además el hecho de escribir con intensidad y longitud me da una garantía: solamente así sabré quienes auténticamente quieren una comunicación recíproca, pues serán aquellos que se queden a leer hasta la última línea.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Los amigos escasean hoy más que nunca.

Pato Pascual dijo...

indeed.

Miguel Tormentas dijo...

ha sido un placer leer este largo post

LUDA dijo...

Yo me quedé hasta la última línea. Me brinqué como de la veinte a la treinta, pero llegué a la última.

Miguel Tormentas dijo...

por cierto la frase que mencionas es de césar sandino, el que la quiera hacer de redentor tiene que morir crucificado

fallen angel dijo...

Precisamente los textos largos ayudan a discernir entre aquellos que realmente leen y los que sólo buscan criticar al autor, muchas veces haciendo juicios sobre la personalidad del mismo, sin siquiera conocerlo en persona y sin tener bases para juzgarlo con tanta dureza.
Lamentablemente, hay muchos por alli que les falla la comprensión de la lectura a tal grado, que ignoran y descartan de inmediato cualquier valor que pueda tener un escrito y se llena de furia, y acaban peleando por los suelos a un nivel muy deplorable.
Creo que a todos los que escribimos en un blog, nos ha pasado, siempre llegará alguien a quien no le guste lo que lee, pero la forma de expresar los desacuerdos es decisiva; afortunadamente, toda experiencia nos enseña, y a pesar de que al principio esas intromisiones sin razón de ser me resultaban bastante molestas, ahora sólo les contesto que me alegra que tengan tanto tiempo libre como para perderlo en mis desvaríos personales y que si no les gusta puede visitar los otros muchos blogs que pululan por alli, seguramente encontrarán uno afin a sus intereses y si no les gusta lo que leen, bien pueden crear el suyo para los fines que deseen.
En mi muy personal opinión, un blog es un lienzo en blanco en el que cada quien plasma su visión de las cosas dese su perspectiva, habrá algunos que decidan ser bufones, contar cosas cotidianas, reflexionar, llamar la atención, convertirlo en un diario, en un álbum fotográfico, un anecdotario o una mezcla de todo un poco y por supuesto, siempre existirá alguno que nos disguste -por el motivo que sea- bien podemos omitirlo y asunto arreglado.

Alguna vez llegaste a mi blog por un comentario que hice sobre las marchas de unos estudiantes que protestaban por el asunto de Atenco, de alli, el link de tu perfil me trajo a tu página, y aunque no comento usualmente, cuando me es posible, sí te leo, je bueno esto es sólo para que sepas cómo es que llegué aquí.
Saludos

Citlali dijo...

Un dia estaba persiguiendo la solución a una duda. Por casualidades del destino me crucé con un concepto que nunca había acabado de entender: cínico.
Por esa búsqueda hallé tu blogg.

Lo que me atrajo más fue, precisamente, la extensión filosófica, el laberinto de pensamientos, deducciones y críticas.

Me encanta leer. Me encanta dilucidar pensamientos a través de escritos. E intentar hacer lo mismo.

Pero mis pensamientos estan estancados. Mis estructuras rotas. Mis palabras, en el tintero.

Conocer tu blogg ha sido, conocer a alguien que hace lo que yo, ahora, no puedo hacer.

x_centrik dijo...

Quizá yo no leo todas las líneas, probablemente no entiendo todos tus pensamientos (Dios me libre de hacerlo) y en definitiva odio tus post kilométricos porque nunca tengo tiempo de leerlos completos (y casi siempre pierdo el hilo cuando los leo en pedazos); pero algo sí es seguro, famoso o no famoso, yo estoy aquí contigo.

hugo dijo...

es raro que no dejes de hablar de algo que tanto quieres despreciar.

lo cualitativo tambien requiere sintesis. no solo por largo es bueno algo (ademas debe ser grueso) y no solo por querer ser profundo es exitoso. los blogs populares son eso, del populo, pero tambien tienen chispa y originalidad. no todos tenemos ingenio breve y acido.

pero concuerdo, la respuesta no es en averiguar qué quieren los demas, sino qué quieres tu.

saludos

José Antonio Monterrosas Figueiras dijo...

"La verdad de la ironía parece ser el último recurso de la esperanza".

Aquí leyéndolo, con el cansancio que pesa en los párpados de un domingo por la noche.


Buenaventura para la próxima semana.

Miguel Tormentas dijo...

tú lo has dicho, hugo, el ingenio breve y ácido no es para todos

principe felipe dijo...

a mi me das mucha flojera

hugo dijo...

jaja, pero es mas facil de revisar, mi buen miguel. saludos.

The Real Bloggerette dijo...

Podrá ser largo, pero vale la pena. Algo que tienen en común varios sitios en los que me entrometo (sólo como lector, rara vez escribo) es que tienen la capacidad de escribir textos largos, pero que conservan el interés a través de todas esas letras; y no sólo eso sino que tienen el valor de postear largo. O sea que nada de "lo bueno, si breve, dos veces bueno".

Tampoco que todo lo extenso valga la pena. Conozco gente que escribe mamotretos ilegibles, o mejor aún, sólo copia lo que otros escribieron sin ponerle de su cosecha, pero eso es otro caso.

Hay gente breve cuyos blogs me causan una hueva infinita. Hay gente extensa que también. Mi blog original fue abandonado por la sensación de "público"; el nuevo estará bien mientras pocos entren y los pocos que entren no quieran juzgar quién soy a través de cómo escribo (ah, como odié eso).

Estamos los que sólo vomitamos letras, ni siquiera contamos lo que nos pasa día con día para conseguir fama y fortuna, sino para quitarnos la cosquilla maldita de escribir. Y en vez de rascarnos, le pegamos al teclado.

Sólo entré para decirte que estoy apreciando mucho esta serie de deconstrucción. Y que aunque no haya comentado antes, sí me he chutado hasta la última letra de tus ensayos, y están chidos. Vive l'ironie.

(y me gusta dejar comentarios largos cuando comento)

Sofia dijo...

pues aunque usted no lo crea me chute hasta la ultima letra de este post, creo que esta bien que tires a la basura a los comentaristas que no les interesa leerte... la verdad es q no me puedo declarar fan pero si me encantan tus textos y bueno aunque muchas veces no se ni de quien diablos hablas, algunas de esas mismas investigo un poco o algo pa al menos entender algo jejeje...
deberia de aplicarme con eso de la filosofia..al menos un poquitin pero wueno

Caso Patologico dijo...

OOhh si, exactamente a eso me refería, me quitaste las letras del teclado ... (esteeeeeeee)

saludos!
Mario

Obed S. dijo...

No me gustan las fiestas estridentes con mucha gente, prefiero 1000 veces las pequeñas reuniones y conversaciones de pocos. Yo te leo.

Anónimo dijo...

You could easily be making money online in the underground world of [URL=http://www.www.blackhatmoneymaker.com]blackhat blog[/URL], You are far from alone if you don't know what blackhat is. Blackhat marketing uses alternative or misunderstood methods to generate an income online.

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]casinos online[/url], also known as accepted casinos or Internet casinos, are online versions of stock ("wodge and mortar") casinos. Online casinos approve gamblers to bear up and wager on casino games line the Internet.
Online casinos normally skiff odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos stress on higher payback percentages with a section knowledge proxy party games, and some proclaim payout tome audits on their websites. Assuming that the online casino is using an fittingly programmed unsystematic totality a reiterate up generator, programme games like blackjack be worthy of an established congress edge. The payout interest after these games are established nigh unto to the rules of the game.
Uncountable online casinos absolve gone or mastery their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Cosmopolitan Design Technology and CryptoLogic Inc.

Anónimo dijo...

top [url=http://www.c-online-casino.co.uk/]casino online[/url] coincide the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]free casino bonus[/url] free no set aside perk at the leading [url=http://www.baywatchcasino.com/]baywatchcasino.com
[/url].