domingo, septiembre 10, 2006

Del grabado siniestro del ingenioso hidalgo Don Quijotillo de la Plancha narrado en un cierto manuscrito árabe "al-maj-adero" por Cid Hamete Benengeli



De cómo me ha llegado una postal sin remitencia, mis desaveniencias con el autor, y en lo que resulto el ingenio deste para que yo publicase su grabado

Estimadas vuestras mercedes:

Resultando que sin querer, me ha llegado una extrañia correspondencia, siendo aquesta diligencia producto afanoso de un singular grabadista. Deste noble ingeniero facedor de curiosos paroxismos, legalismos palindromas y agora de singulares retratos que representan con afán los andares manchegos más celebres de nuestras letras hispanas que pueda encontrarse en el orbe entero, no tuve noticia alguna.
Y no teniendo la noticia me fue solicito buscarla, más jamás hubiera sido posible encontrar el paradero del delicado artesano, pues el único rastro que me ha dejado no ha sido sino una humilde postal con el andante y su sancho. Antes se hubiera parado el tiempo de los relojes antes de que yo diese con él, pues hábil es en el arte del ocultamiento que no del ocultismo, no queremos que nos lo acusen de herejía.
Mis pesares terminaron fasta que él mismo con el carácter que ya lo face famoso de picarón sinvergüenza burlón, se me presentó en singular epifanía, o de otro modo yo hubiera desconocido su autoría al ser él tan bueno en ocultos y artimañas:
-Y es que me ha dicho. ¡Estimado compañero, mirad que yo he sido quien le he dejado la postal debajo del umbral!- ¿Quién fue este que tan lleno de recursos como el mismísimo de Ítaca pudo burlar mi inteligencia durante tantos transcurrires de soles?
No fue otro os digo en claro que el mismo que viste, se nombre y calza como Don Miguel Vasco Vizconde de la Tormenta y Gobernador del Valle de Masta, quien en muchos encuentros de naipes, tal como su fama indica de artilugioso, me ha dejado los bolsillos llenos de pesares.
-Ansí me ha engañado la testa, y yo no he tenido ningún rencor para su contra sino muy por el contrario, en pago por su osadía bien cometida, le he suplicado que me indique el modo en que pueda yo pagar con buen crédito la triquiñuela con la que me ha dejado tan sorprendido a pesar de que para él es costumbre ya engañar hasta el más hábil de los mercaderes árabes, pues incluso se dice que el varón ocupa su tiempo libre en venderle arena a los moros con la pura fuerza de su argumento.
De este modo me ha encomendado que yo publique su sátira en ciertos volantes que de vez en cuando reparto por las calles, que es tan conocido por vuestras mercedes, tanto ansí que en este mismo momento están leyendo y que algunos decidieron con el agrado de su ironía titular: “los impresos questos de la majadería” y ha sido tan cierto para los ojos de tantos y los criterios de muchos que no se trata en estos discursos más que de necedades y boberías que más que por fuerza de la costumbre que de la razón que questos papelejos permanecieran siendo llamados ansí no por agrado de su editor sino por mofa de sus lectores.
Siendo ansí que este día Septiembre 10 de 1636, nos dispones a anexar de buen agrado el grabado referido y la leyenda que le acompaña en estos volantes que no tienen ninguna virtud y gracia mas que la que a usted querido lector, por tomarse el tiempo de leer le adornan.

9 comentarios:

diocillo dijo...

ahhh, ahora lo comprendo, este post está relacionado con la revista electrónica "El Jicotillo" http://somoslosborbotones.blogspot.com, eso explica en buena medida este post misterioso!

Aristóteles dijo...

Buen análisis, mi literato.

Saludos.

Aristóteles dijo...

P.D. Y ¿Bueno? Seguimos de políticos.

Begüé dijo...

puta que hueva we

faraute dijo...

pinche post largo

Pato Pascual dijo...

A las últimas dos visitas se los voy a decir en Soneto por que no parecen entenderme de otra forma, he dicho muchas veces que escribo precisamente para personas que quieren leer, si quieren leer chistes vayanse a comprar su Archie.

Si sus pareceres monseñores no encuentran agrado,
que no sea yo objeto de reclamo,
pues me esfuerzo en buscar el desegrado,
mas sea su visita testimonio de indulgencia.

Un mil veces millares he repetido al parecer sin atención
que en este lugar no encontrareís ocasión
de burla, retruecano, gozo, misterio,
romances, suspensos, comedias o criterio.

¡Iros! ¡Por favor despejad el terreno! encontrareis en cantidad
en otros tantisimos lugares, que teniendo mejor escritura
adolecen por demás de ingenio.

Si os gosais en cambio de sonetos, novelas, ensayos y cuentos
alguna que otra referencia vernacula, filosofía
y demás "aburrimientos" amigo te invito a entrar a este reino.

Pirer dijo...

Jajaja, cálmate quevedito: eso que escribiste no es estrictamente un soneto. Deberías aprender primero la estructura de este tipo de poesía, antes de pedantear de forma tan lamentable y hacer el ridículo que estás haciendo.

Pato Pascual dijo...

En efecto. Esta mal la metrica, no esta en endecacilabos, aunque la estructura si es 4, 4, 3, 3. Tampoco tuve presente lo del tipo de rima A-B-B-A. Tengo presente que es un comment.

Miguel Tormentas dijo...

jajajajajajajajaajajajjajaja ese pobre diablo se puso a ver si cumplía con la rima y métrica de un soneto