jueves, agosto 17, 2006

No me he quedado sin qué escribir sino todo lo contrario, tengo demasiado en mente pero como un reloj de arena los pensamientos se condensan y saturan en el cerebro hasta que solo salen frases aisladas sin sentido y con muchos lugares comunes como esta.

2 comentarios:

Miguel Tormentas dijo...

preparando el terreno eh? guiño guiño? digo... no dije nada

marmx dijo...

Suele pasar, suerte con el desatolladero.