lunes, agosto 28, 2006

Cita impertinente

“Sabiendo minuciosamente cómo van las cosas en este mundo, un hombre se olvida de sí mismo… encuentra demasiado aventurado pensar, ser él mismo, y mucho más fácil y seguro ser como los demás, convertirse en una imitación, en un número, en una cifra de la multitud. Esta forma de desesperación raras veces es reconocida en el mundo. Un hombre semejante, al perderse precisamente en esa forma, ha ganado en perfectibilidad al adaptarse.”

Soren Kierkegaard

2 comentarios:

Sofía dijo...

para qué recordarse a uno mismo si se puede perder en los demás

faraute dijo...

Me recuerda a Heidegger si idea del impersonal.
dice Lèvinas que solo después de esa lectura Kierkegaard dejó de ser teólogo, poeta, o escritor y pasó a ser filósofo