domingo, agosto 27, 2006

Blogstar por un dia

¡Ah la fama! El dulce sabor del reconocimiento. Para los griegos era tan importante que la palabra para fama u opinión (doxa) era la misma que se usaba para describir la palabra "gloria". El "cielo" griego (si podemos llamarle así) se adquiría a través de actos asombros, honorables, o muy difíciles de lograr, como le sucedió a Aquiles el de los pies ligeros al conquistar Troya y vencer a Héctor domador de caballos cuyo nombre será recordado por la posteridad.
Esta forma de pensar no se expresa solamente en la literatura sino también en la historia como lo refleja el alumno más celebre de Aristóteles: Alejandro Magno, quien a los 33 años fue capaz de conquistar el mundo conocido. Si bien su victoria sobre los Persas y el Rey Darío el Grande constituía una acción de defensa adelantada ante una nueva amenaza de invasión (que se había mantenido constantes desde varios siglos), lo que lo impulso a viajar hasta los confines del mundo fue precisamente alcanzar la gloria de los dioses y equipararse a otros hombres que alcanzaron la inmortalidad como Hércules. La bibliografía al respecto es extensa y también lo es la bibliografía fílmica.
En aquellos tiempos no se tenían nociones claras de una vida después de la muerte, los hombres se convertían en una suerte de fantasmas en un lago infinito y Aquiles corre incluso con esta suerte según nos narra Homero en la Odisea, cuando Ulises va a buscarlo al Hades. Occidente revaloraría la idea de trascendencia a partir del cristianismo, el rey de los cielos es de los humildes como nos narra Mateo 5,5, no de los osados del refrán latino: "fortuna iuvat audaces".
Sin embargo a pesar de la incursión del cristianismo en occidente, la forma de trascendencia a través de la gloria permanece hasta nuestros días. Ante la incredulidad de una salvación personal, para algunos simplemente les queda "esperar ser recordados después de vivos".
Nos encontramos ante el dilema que San Pablo se encontró hace siglos ¿cómo hacerles llegar las ideas del cristianismo a los entonces paganos? Su idea fue explicar el Dios judeo-cristiano a través de un dios "misceláneo" que tenían los griegos y romanos, llamado "el dios desconocido" que servía para todas las demás cosas para las cuales no había dios. Recordemos que para el mundo clásico había un dios para cada uso, actividad o incluso objeto destacando los más celebres el del trueno, el del vino, la de la caza, el de la escritura, la de los celos, hasta de los gladiadores y en fin un largo etcera.
El Dios del que habla San Pablo es el dios desconocido que habita en el corazón de los hombres, y cuya función no es otra sino la del amor al prójimo hasta llegar incluso a los enemigos, una idea tan escandalosa y distinta a la naturaleza para los griegos como para nosotros en estos tiempos.
¿Cuál es el propósito de nuestra existencia? ¿Ser tan famosos y renombrados como podamos antes de caer en las sombras, antes de desaparecer? o ¿simplemente amar?
No es una pregunta que se pueda responder históricamente, como "en la edad clásica se pensaba en este modo y ahora en occidente pensamos de este otro modo", sino que es una pregunta que se responde existencialmente, es decir de manera personal y cotidianamente: cada día.
Tampoco son las dos únicas respuestas a la existencia, aunque bien son bastante representativas. Como usualmente acontece con los filósofos no tengo una respuesta para ustedes, me basta siquiera con hacer la pregunta, misma que nadie puede contestar para otro sino solamente en el seno de su conciencia.

3 comentarios:

oscardo elornel dijo...

ayer que estuvimos con todos esos blogeros consagrados también me sentí blogstar por un día.

miguel en penitencia dijo...

comentaré antes de que mis palabras se pierdan como lágrimas en la lluvia entre la ola de comentarios que vendrán

fuiste un chatria durante unos momentos, pero ahora vuelves a ser un tranquilo brahamán, que es lo que mejor le viene a tu espíritu

cualquiera que te conozca sabe que uno de los valores que más aprecias es el silencio (sobre todo porque escuchas de 9 a 6 de la tarde un incesante ruido de máquinas que haría palidecer como murmullo el sonido de la fábrica que sale en "los tiempos modernos")

sin embargo ¿se puede ser un chatria al mismo tiempo? baja motorbreath de metallica, piensa en el speedrun y sus consecuencias ontológicas para el ser-ahí, y no dejes que el blog se vuelva un discurso sobre sí mismo, ya bastante malo es que eso le haya pasado a tu profesión

Pato Pascual dijo...

Gracias Don lalo y Señor Cuco.
No puede pretenderse blogstar si uno escribe sobre cristianismo y filosofía. Por eso es posible que mi día como blogstar haya terminado.