miércoles, marzo 15, 2006

Yupster


Al hacer la descripción de Hipster a mi amigo y compañero José Sánchez se vio parcialmente identificado. Así fue la charla:
-O sea que yo soy un Hipster.
-No. ¡Tu no puedes ser un Hipster! Te gusta trabajar.
-Pero tengo "intereses culturales".
-A mi se me hace que tu eres un Yuppie.
-No un Yuppie... Un Yupster.

Lo curioso es que José Sánchez al componer el término desconocía que la noción ¡sí existía en la realidad! Tal cual como el la había descrito. Hagamos un recuento: La imagen de Yuppie que uno tiene es la de Charlie Sheen en Wall Street o en tiempos más recientes la de Keanu Reaves en el abogado del diablo. Esa imagen de corredor de bolsa, abogado o profesionista ochenteno que arriesga todo con tal de subir en la escala social y cumplir sus mayores ambiciones reflejadas en el poder, el dinero y todo lo que este pueda comprar.
A pesar de que esa mentalidad Yuppie persiste, ya no es el modelo a seguir de todos los profesionistas. De alguna manera esa vida workahólica generó cierta cultura que indicaba que muchos Yuppies acababan sí forrados de billetes pero también solos, divorciados, alcohólicos, etc.

Conocí a muchos compañeros de mis hermanos (de la dicha generación ochentera) que quisieron y fueron yuppies, y aunque he conocido wannabe-yuppies en mi generación, realmente son muy pocos. Nadie quiere matarse trabajando para forrarse en billetes, sobre todo en México, eso sí muchas personas querrán forrarse, pero por supuesto que no trabajando o al menos no tanto.
Además quisiera pensar que nuestra generación es más consciente de los errores cometidos por la mentalidad capitalista y ultra-superficial ochentera, por lo que espero que nos hemos dado cuenta que el dinero realmente no lo es todo.

¿Qué sucede con aquellos que quieren llevar una vida cómoda y disfrutar de vez en cuando de una buena película rusa o escuchar una buena banda de rock o de jazz? Pues bien, esto es lo que se debe hacer. Buscar un empleo muy práctico: se recomienda sobre todo negocios familiares, de paga moderada pero con horarios flexibles sobre todo para estudiar en una carrera igualmente práctica: ingenieras, contaduría, etc. En fin algo que sirva para hacer algo.
Asegurarse de ser un tipo organizado (de lo contrario podría quedarse sin empleo y convertirse en un vulgar Hipster) para tener tiempo libre de leer los diarios, ver los noticieros, estar al pendiente de los últimos conciertos, ir a museos, criticar al gobierno y tener sesiones bohemias con los amigos.
El Yupster quiere tener un buen dinero para vivir, no forrarse como un yuppie, sólo lo necesario, un buen carro y una buena casa. Su vestimenta podría ser mucho más costosa pero prefiere ahorrar, primero por que realmente no necesita traer encima algo costoso y segundo por que ese dinero ahorrado le servirá para algo en el futuro, algo que por cierto todavía no esta seguro qué es.
Algunos Yupsters. pueden darse el lujo de gastar en experiencias que un Hipster sólo soñaría, apantallan a todos con sus ipods, con sus laptops nuevecitas, con viajes que rayan en lo chairo pero que todavía no llegan a serlo sobre todo a provincia.

El Yupster esta consciente del valor del dinero y del tiempo por lo que no gasta el tiempo tanto como un Hispter ni el dinero como el Yuppie digamos que esta en un lugar intermedio. La diferencia es que sí le gusta trabajar o al menos en algo un poco más práctico y redituable que al Hipster; aunque si le ofrecieran un trabajo en alguna mega-corporación seguramente lo rechazaría o lo tomaría a regañadientes por que ve con muy malos ojos al sistema. Al igual que sus primos los Hipsters odian por igual al mainstream y a la contracultura por que son manifestaciones de sistemas enajenantes por decirlo de alguna manera caricaturesca. Así que ¿qué es lo que hace el Yupster? Muy fácil: se aprovecha.
Por ejemplo compra pasamontañas y los vende en caravanas zapatistas para todos los chairos, pero igualmente fabrica camisetas de conciertos masivos tipo U2 y se los vende a precio de boutique a la masa aborregada. Tienen digamos que negocios bien posicionados. Por ejemplo cafeterías en San Jacinto en San Ángel, o negocios de imprenta en zonas nice, funda escuelas tipo Icel o fabrica playeras para eventos. La inventiva del Yupster no tiene limite, con tal de hacer una buena venta pero sin matarse lográndola. Quizá no haga tantas utilidades como un workahólico pero eso sí: se la pasa mejor.

Los Yupsters y los Hipsters hacen buena mancuerna. Los Hispters investigan todas esas dudas que los Yupsters no tienen tiempo de indagar y los Yupsters les invitan una cerveza misma que los Hipsters agradecen con el mejor de los ojos. Se podría decir que suplen sus respectivas carencias de conocimiento y dinero. Un buen mecenazgo. Aunque sucede también que algunos Hipsters no necesiten de dinero o algunos Yupsters no deseen tanta información. En general se acoplan.
Así como el Hipster podría convertirse en chairo el Yupster tiene el peligro de convertirse eventualmente en un Borgois Boheme o BoBo, o en castellano un Burgués Bohemio. Estos despreciables seres son Chairos-Yuppies imagínese nada más. Son del tipo que donan dinero para conservar la naturaleza pero se compran un tracker 4x4 y le dejan las marcas al ajusco, o que van a Tailandia para decir que visitaron pero sólo van a hacer shopping en los malls. Muchas estrellas de cine caen en esta categoría del tipo me convierto al budismo pero tengo mi penthouse en manhattan.
Sin embargo el buen Yupster siempre será un ingeniero de la vida combinando dinero y tiempo de ocio.

11 comentarios:

Pato Pascual dijo...

Yupster: Hipster que le gusta trabajar.

Anónimo dijo...

también tiene mucho que ver con la genética, oscardo tiene un hermano bohemio y otro yuppie, ya se imaginarán lo que pasó con él

hugo dijo...

en realidad nunca se aprende, o se aprende en relacion a un circulo cercano. los ochenta fueron una reaccion al hippismo sesentero. asi, tu yupster puede ser como el cincuentero posguerra, amable y reservado, pero adaptado a nuevas circunstancias, mas tipo orwell.

o algo asi. saludos, viajero cuasi chairo! no todo es gastar, lo se.

Perseguida dijo...

Uy a mi me encanta mi carrera "inútil" o para "huevones" como decía mi pendejo director de la prepa ^_^

YoNoTePidoLaLuna dijo...

Wow, son muchas etiquetas que has comentado en este blog.

Lamentablemente asi es la humanidad...por eso hay prejuicios en el mundo porque es naturaleza humana en querrer etiquetear y separar a todas nuestras caracteristicas humanas y querer separar a la gente como ser diferente del uno al otro.

Hipster, Yupster, Metrosexual=SERES HUMANOS.

Aristóteles dijo...

¡Que revoltijo! Yupster, Hispter, Yuppie,... y no sé que pex.

Oye, por favor, guárdame uno de los posters de "Los Miserables"... la vi dos veces. Amo el teatro.

P.D. Ja, ja, ja,...

Sofia dijo...

yo no soy una ni otro, no otro mas jajajajaja pero bueno tengo ratos de todo un poco....creo, como me clasificarias?

Anónimo dijo...

corsa

Tanúx dijo...

ta muy bueno esto...

Obed S. dijo...

¿Es posible ser yupster en cierto pocentaje o definitivamente se es o no se es?

Pato Pascual dijo...

Claro. Si es posible.