miércoles, febrero 22, 2006

Vida, tragedia, comedia, arte.

Memo Nuñez conocido por su blog Cetrería hizó una extraña declaración hoy. Narra cómo se le ha dificultado la escritura, y es que su estilo exiguía cierta quejumbrosidad habitual. Los tiempos presentes son de bonanza en salud, dinero y amor y en verdad que nos da gusto a todos por él, pero en lo que respecta a su escritura no hay correspondencia entre los sentimientos actuales y su ya conocida estilística.
Quizá él estaría de acuerdo conmigo. No hay nada peor para la narrativa que una persona feliz. Imagine un diario: "Hoy me levante, que hermosa mañana, mi querida me hizó mis huevitos justo como me gustaban." Siguiente día: "Fuímos al cine, que grandes reflexiones tiene esa película." etc, etc, etc...
Suena tautológico y lo es: no hay narrativa sin trama, y no hay trama sin movimiento, y como dice el sabio Aristóteles: no hay movimiento en la perfección. Pensemos en "la motivación de los personajes". Alguna carencia o falta debe de haber en el personaje para que haya acción, de lo contrario nada pasaría en las historias. En resumidas palabras: el personaje debe de estar incompleto.
Esto no quiere decir que los personajes no puedan ser felices, pero dificulta mucho a la historia. A uno le cuesta trabajo identificarse con alguien que "ya esta completo en todo" por que simplemente así no es la vida, siempre nos hace falta algo.
De allí que muchos blogs cuyos autores estan contentos con su vida y no quieren nada por tenerlo todo, resulten sosos y aburridos. Por el contrario aquellos azotados, escritos con inquietudes, deseos, carencias, sueños, ambiciones causen el mayor de los intereses pues vemos en el autor una suerte de heroe que debe lidear con las trampas cotidianas y vemos día a día su lucha personal.
Ahora no quiere decir que sólo los blogs de infelices sean buenos o por el contrario que todos los blogs de personas felices parezcan cuento de barbie. Como todo en la escritura es cuestión de como se pongan las cosas. Las inquietudes no cesan con la prosperidad ni los tiempos oscuros aseguran un heroe trágico.
Pero es importante el movimiento, la acción es la fuente del arte dramático dice el mismo Aristóteles y es curioso que apenas un cambio de enfoque marque la diferencia entre una tragedía y una comedia.
Siempre estaré enamorado de esa frase del comediante Jerry Lee Lewis. Decía: la comedia no es sino un sujeto que intenta obtener bajo todos los medios y de las formas más inverosímiles un objeto que jamas podrá poseer.
¿Qué no es esa la trama del Quijote?
Somos acción y movimiento, nada sino devenir, Paz, Machado, Heráclito. ¡cuanta gente lo ha dicho! Por eso en el arte narrativo se refleja gran parte de lo que somos.
Decendamos un poco de nuevo a nuestras infimas regiones acerca del diario electrónico. He visto la crisis artística debido a la felicidad en ya varias ocasiones. En el caso ya citado, en amigos, conocidos y en mi mismo durante algún tiempo. (Un breve periodo de la vida donde estaba contento supongo).
San Ignacio de Loyola dice que se debe recordar la oscuridad en tiempos de luz y la luz en tiempos de oscuridad. Para saber que ni las penas ni los gozos permanecen y para hacer más ameno el trago amargo (en la pena) o recordar el costo de nuestros bienes (en la alegria). Me parece que algo similar sucede con el arte. Podemos escribir en tiempo de bonanza si continuamos inquietos, sin acomodarnos en una vida resuelta, pensando que siempre se puede mejorar algo y siendo ambiciosos con respecto a nuestro crecimiento interno. A su vez en tiempos de flaqueza la escritura puede servirnos como terapía y aliento. A diferencia de el pletórico Memo, yo ahorita nada más tengo salud por que me la pasó haciendo ejercicio ¿carencia emocional? (a lo mejor) y me falta mucho amor y mucho dinero, pero al menos eso garantizará buen arte por un rato.

4 comentarios:

FAUSTO dijo...

PUES CREO QUE TAMBIEN TENGO SOLO SALUD. DINERO NO CREO. AMOR... YEAH RIGHT!!!! Y DE TODAS FORMAS SIGO ESCRIBIENDO PURA COCHINADA.

Guillermo dijo...

No quería opinar. Pero es esto o ver pornografía. Es tarde. Entonces: La vida, cuando dolorosa y decepcionante, no resulta demasiado interesante así que escribir suena bastante bien. Cuando no es ni lo uno ni lo otro, escribir, a menos que exija cierto esfuerzo, es un poco como masturbarse. Ahora lo que hay es una ligera dificultad, pero no lo hace peor. Espero que estés bien.

Aristóteles dijo...

¡Cuantro palabras que forman parte de nuestra existencia!

¿Habrá alguién completo? ¿Estaremos algún día completos? Yo creo que la vida, ante todo, es un PROYECTO, y es que: ¡Nos conformamos con cualquier cosa! Por supuesto que dentro de este proyectos intervendrán circunstancias externas (incluso internas) como la tragedia y la comedia; será un arte enfrentarnos a ellas.

Buen escrito.

hugo dijo...

me parece que el estres de la vida diaria invita a buscar escritos amables y alegres, comicos y escapistas, con verdades bien dichas en forma de broma. la tragedia es para una noche oscura y da mucho que reflexionar, pero no para despues de un dia de trafico, pleitos, quejas y demas. y que te falte amor y dinero pero tengas salud por tu ejercicio no te garantzia producir arte! aun asi, este post te salio muy bien. sale a relucir tu ansia de enseñar.

saluditos