sábado, enero 28, 2006

Vida etica segun la mirada de Hegel y Evel Knevel


Hace tiempo que no pasaba un buen rato con un viejo amigo. Al verme hizo hincapié en un cambio, según él, la mirada se me había hecho más severa, como si hubiera crecido mucho en muy poco tiempo. (Lo cual a su vez me recordó el retrato de Hegel severa y castigadora propia de un filósofo que quería ser pastor luterano) No sólo eso me preguntó por qué creía yo que había cambiado, y no le pude responder. Me dijo que le pareció muy extraña la respuesta, yo siempre creía saber lo que pasaba conmigo y hacía donde iba. De alguna forma esa neurosis autoconsciente de la cual muchos de mis amigos estaban tan acostumbrados se diluyó.
En esta semana tuve que hacer algunos cambios en mi horario, decidí dedicarle más tiempo a mi tesis y empezar a trabajar cuanto antes en ella, con la intención de terminar la maestria en un tiempo decente, a pesar de que no pueda "socializar" tanto en la universidad. Todo esto vino a cuento de una entrevista que me inspiró de Evel Knevel, allí el "más grande de todos los temerarios" relató como el trabajo era la primera prioridad en su vida. De acuerdo dijo, la familia es lo más importante, pero si no eres el mejor entonces no estas haciendo nada por tu familia. Como sea ellos estarán allí, y por eso el trabajo debe ser lo más importante.

De acuerdo Evel, matrimonio y mortaja del cielo baja, y en cambio la profesión depende de cada uno. Sé que en el campo en el que me quiero desenvolver: el académico, es muy competido, y muy exigente a pesar de lo que mucha gente podría creer. Sólo los mejores llegan al final. Es una profesión hermosa para quienes la conocemos, pero también sabemos que esta llena de sacrificios. Se tienen que dejar muchas cosas a un lado, e invertirle mucho tiempo al estudio. He tomado esta decisión hace tiempo y espero seguir firme.
Quizá sí me he hecho más serio, como un payaso que ha escuchado todos los chistes y cuando le cuentan uno no se ríe por que sea gracioso sino por que le trae recuerdos de un tiempo que ya no existe.

5 comentarios:

oscardo elornel dijo...

esto es un poco paradójico: la neurosis autoconsciente se ha diluido, sin embargo, tienes muy claro a dónde te quieres dirigir. creo que no entendí la intuitiva relación entre hegel y knevel,y creo que tienes la madera para ser un reconocido scholar, o cualquier cosa que quieras hacer.

Anónimo dijo...

Y todo para que!!!! si cuando mueras dejaras de existir. Que es ser el mejor, segun quien, cuando eres el mejor, siento que no te preguntas suficiente y si compites compite contra ti mismo. El que gana en este juego es el que mas sonrie, el que en la integral de la vida, le da positiva la parte de risas y sonrisas, ese es el mejor y si la felicidad es un ideal, pues habra que perseguirlo chance y lo alcancemos y si no porlo menos te vas a divertir.

Pato Pascual dijo...

Algo no me sonó bien de este blog. Me han hecho ver el justo lado estético de la vida. El anónimo tiene un punto, pero hay que tirarle al balance entre los dos puntos.
Yo creo que si te mueres si pasan cosas, te puedes despedir de la tierra con una mejor conciencia y dejarla un poquito mejor de cuando llegaste. Yo creo que en efecto el parametro tienes que ser tu mismo y no los demás, y debes exigirte a ti y no a los otros. Sí creo en estas cosas ojalá pudiera vivirlas.
Ciao!

Aristóteles dijo...

¡La vida se conquista!

Pato: Te voy a dejar una frase que estoy reflexionando desde hace tiempo; al principio, creo que podrá parecer un poco dura. Yo la reflexioné, pues un familiar tenía algunos problemas, y esta fue la conclusión a la que llegué: ¡Cada quien vive como quiere!

No sé,... si me permites, le contestaría a el usuario anónimo con la nueva entrada de mi Blog:

http://comunikacion.blogspot.com/2006/01/hacia-dnde-vamos.html

¡Animo!

Un abrazo.

Miguel Tormentas dijo...

JORGE MASTA:
yo creo que sólo buscamos cumplir el ciclo de poder, y para eso escogemos metas arbitrarias y entonces la vida es nuestro propio juego que intentamos ganar, pero para los eneagramas 5's nos aburre eso y nos da igual ganar o perder porque sólo queremos conocer. "El mundo es de los valientes" sí, por eso está como está

MIGUEL TORMENTAS:
Como siempre, sabes dónde estás parado. En efecto ser académico es muy difícil, yo lo intenté con la tesis y simplementve no lo logré. Detrás de una cuartilla de un académico hay horas y horas y horas de estudio. Vamos, sí, un poco de twenty something, pero al personaje de esa canción le faltó su PhD, con eso ya se habría sentido de perlas.