domingo, enero 15, 2006

El dominio de la personalidad: ideas para ser mejor persona

Alguna vez una persona muy sabía me dijo que el primer requisito para convertirse en mago era dominar la personalidad. Durante el combate en las artes marciales mi maestro el Sifú Juan suele repetir: controla tus emociones. Por último alguna vez Miguel Tormentas me aplicó un test de Eneagramas, (los eneagramas son modelos de personalidad generales que sirven para determinar los hábitos o accidentes psíquicos de algún sujeto aunque no les tengan mucha confianza algunas personas y sectas religiosas los utilizan para embaucar a otros tal como a veces sucede con la astrología, si se topan con uno resuélvanlo quizá como curiosidad) al realizarlo no me sorprendió el resultado, pues los modelos tienen similitud con los signos zodiacales occidentales, y mi enegrama es muy similar a mi signo piscis, luego descubrí que esta prueba psíquica se basó en la astrología para formular sus modelos.
La astrología también por su parte (sin recurrir a sus supuestas características premonitorias) logra predecir con cierto indicio de exactitud la personalidad, estoy muy seguro que esto no tiene que ver con características "mágicas" sino que hay ciertos patrones del comportamiento que corresponden a cierta época de gestación. La teoría de algunos (como mi hermana Adriana) es que según la época de nacimiento y las condiciones climáticas eres más propenso a ciertos pareceres y afinidades como funciona de hecho la tradición de los nativos americanos. Quizá se pudiera indagar más seriamente al respecto, pero eso sí estoy seguro que se obtendría cierto porcentaje de exactitud en la correspondencia de actitudes personales con signos zodiacales.
Mi intención por el momento no es hablar de la validez de la astrología sino de como a lo largo de la historia y de distintas tradiciones y profesiones se ha hecho un intento de ver lo común entre los distintos tipos de comportamiento humano.
Es la inquietud de la psicología también describir y desarrollar distintas formas de personalidad así como trastornos asociados con ellos. Los ejemplos precedentes científicos (psicología), pseudo-científicos (eneagramas) y folklóricos (astrología) nos hablan de que es una inquietud del hombre clasificar su forma de comportarse a su vez de desarrollar una teoría de los comportamientos basada en afinidades generales.
Esto llevaría a pensar a muchos en un determinismo psíquico, lo que antiguamente se llamaba destino en la astrología y lo que hoy se llama conductismo en la psicología. Es decir que no podemos escapar a nuestra personalidad, ya sea que esta sea innata o inducida por el ambiente.
Es aquí donde estas teorías y ciencias no pueden llegar más lejos, pues la libertad no puede ser estudiada empíricamente. ¿Qué respuesta podemos dar los filósofos? Hay ciertas cosas de lo que cualquier filósofo esta convencido, por ser bases de nuestra profesión. Primero que el auto-conocimiento no sólo es posible sino que es la base de nuestro método resumida en la frase socrática del friso de Delfos: Gnoti-Seutón, Nosce Ipse; Conócete a ti mismo. Segundo que si hay algo posible más posible que el conductismo o la determinación es que es posible dudar como comienza el método cartesiano de filosofar.
Cuando leí un pequeño pero muy ilustrador libro de Martín Bubber, llamado ¿qué es el hombre? me di cuenta que se puede poner en crisis todo de la definición: "hombre". La racionalidad no parece ser la diferencia específica de nuestra especie como decía Aristóteles ya que esto lo ha puesto en duda la modernidad, ni las afecciones o los sentimientos sino quizá como Bubber responde vía Heidegger y existencialistas cortesía de un filósofo danés que no diré por que me abuchean; es la capacidad reflexiva la que nos convierte en hombres.
Es ella la que nos puede sacar de la barbarie racional como hubiera sido sensato hacer con los totalitarismos del siglo veinte pero es también ella la que puede hacernos conscientes del mal que es obedecer sin chistar a las pasiones.
La reflexión es también la que nos hace conscientes de nuestros hábitos psíquicos, de si Vg. tendemos a obrar intempestuosamente o por el contrario somos demasiado dubitativos a la hora de tomar una decisión. Es la reflexión la que permite vernos en un espejo, no sólo reconocernos como individuos sino reconocer nuestras acciones y tendencias.
La astrología aconseja a los Piscis a poner los pies en la tierra, a su vez a los del eneagrama número cinco (el de los que buscan el conocimiento) sugiere a los individuos ser más prácticos en su vida, por último la psicología recomiendo a los neuróticos que no traten de controlar todo a su alrededor por medio de controlar su actividad mental. Los consejos provenientes de estas distintas fuentes coinciden y son posibles por que podemos actuar en consecuencia a nuestra reflexión.
Ahora bien tampoco debemos entonces apostar todo en contra de la personalidad. La misma es una estructura que a cada uno le permite tener ventajas sobre otras personas en distintos campos. Un obsesivo del orden puede ser un gran operador de torre de control pero quizá no sería un buen pintor en comparación a una persona más creativa.
La personalidad es la materia de nuestra mente. Así como hay quien tiene cualidades físicas más aptas para ciertos trabajos (por ejemplo los altos pueden ser mejores basquetbolistas) así también alguien puede aprovechar su personalidad. Pero eso sí, atención, sólo es aquel que tiene la voluntad de aprovechar sus ventajas aunque sean pocas, el que al final sobresale aún si no tiene las mejores cualidades, (como sucedió por ejemplo con Michael Jordan).
En conclusión la personalidad no hace a la persona pero si esta sabe aprovecharla puede serle muy conveniente. ¿Esto quiere decir entonces que la personalidad no nos rige? En definitiva no. Al contrario, pienso que nosotros a través del auto-conocimiento y la reflexión podemos aprender que hay de positivo y negativo en nosotros, y por medio del esfuerzo tratar de equilibrar nuestros hábitos. Por ejemplo las personas reflexivas como los filósofos pueden procurar ser más prácticos y gente muy terrestre como ingenieros o contadores pueden fomentar la reflexividad en ellos mismos. La personalidad no es un límite sino un punto de partida, desde donde uno puede catapultarse hacía nuevas altitudes.

Reflexión kierkergaardeana: El esteta que no conoce la reflexión esta gobernado por la inmediatez, el deseo esto podría traducirse a los designios caprichosos de su voluntad. El ético esta gobernado por el deber, sin embargo su personalidad podría engullirse su buena voluntad de hacer lo correcto sí permite que esta sea su única medida (como un compulsivo del deber). El que se encuentra en el estadio religioso es consciente de sus deseos y aspira al bien último, pero también sabe las implicaciones necesarias que conlleva el deber y puede conjugar perfectamente ambas intenciones. Él es amo y soberano de sus acciones, puede ser un bailarín entre su personalidad y lo que debe de hacer y es esto a lo que debe aspirar el hombre.

P.D.: Bubber opina que la consciencia y la reflexión nos distinguen como hombres, pero nada se hace con pura reflexión, esta es la mejor herramienta para el conocimiento propio y del mundo, sin embargo lo que hagamos con ese conocimiento no depende de nuestra capacidad reflexiva sino de una buena voluntad.

9 comentarios:

Guillermo dijo...

Estimado Pato, hace mucho tiempo que no leo un post entero tuyo. ¿Crees que me podrías mandar un resumen? ¿Dices algo distinto a lo que dices en los primeros párrafos? ¿No te lo vas a tomar a mal, verdad? Un saludote.

Michelle dijo...

Hola Pato me parece interesante lo que planteas , y muy cierto. El dominio de la personalidad es una tarea que solo podemos realizar si nos permitimos en encuentro con la esencia: el alma, y ese es un trabajo constante, que debe contar con la voluntad y la alegría de querer evolucionar para liberarse, saludos

hugo dijo...

no se si te ayude a dominar tu personalidad el sombrero de indiana jones goes to michoacan. je, seguro que si. saludos

Anónimo dijo...

que razon tiene hugo.
la palabra we-b-a te dice algo?

Aristóteles dijo...

Le pedí a un amigo estudiante de psicología que me explicara y, sobre todo, que me aplicara el eneagrama y nunca que lo hizo.

No le doy mucho de "científico" a la astrología pero, forma parte de nuestra cultura y es portadora de información.

Ojala tengas tiempo de checarte esto:

http://comunikacion.blogspot.com/2006/01/ensayo.html

Saludos aristotélicos.

Pato Pascual dijo...

Un consejo tipo Borges a los que no quieran leer estos comentarios "de weba". No los lean. Lean lo que quieran. Eso les ayudará mejor como personas a leer algo que no quieren leer sobre ser mejores personas. Jajajaja.

Gracias a los muy pacientes lectores q se toman su tiempo, estos saben bien que no se puede decir algo serio en dos palabras, espero que les sirva de algo. ¡Saludos!

Pd. Disculpen la agresividad inicial, pero es que esto es permanencia voluntaria, es como meterse al cine y decirle al taquillero que no les gusto la película. Ciao.

Trompetista de Falopio dijo...

Sofía, la banda de la Fuckultad y yo solemos burlarmos de un tipo muy tarugo, que al ver por primera vez la "crítica de la razón pura" en Alfaguara, dijo "Ay, iren qué librote." Así yo, cada que entro a tu blog me atarugo y digo "ay, ira qué postote."
No creas que no lo leí, je.

Aristóteles dijo...

Volví a leer tu escrito con más calma: sumamente interesante.

He recordardo algo que quiero agregar: La visión existencial de Buber.

M. Buber rechaza la reducción del hombre a una sola dimensión, esto es, a la relación con las cosas y se afirma la presencia de otra relación, esto es, con el otro hombre. ¡Claro! Estoy hablando de dos características respectivamente: la experiencia y el encuentro. La tesis fundamental de Buber es que la relación con el tú no es solamente una relación entre las demás, sino la relación por excelencia, el "primum cognitum", el hecho primario de toda filosfía.

Saludos astrológicos.

P.D. Me estoy quebrando la cabeza, ya dime ¿Quién es ese filósofo danés?

Pablo dijo...

Precísamente a colación de "ideas para ser mejor persona" (Cuyo planteamiento, por cierto, me encanta)... Acabo de abrir un blog: http://www.buenagentes.blogspot.com
Y es muy cierto que, por desgracia, no se da importancia a los valores éticos hoy en día.