lunes, noviembre 07, 2005

RELATO DE SERGIO STEPANSKY

Juego mi vida, cambio mi vida.
De todos modos
la llevo perdida...
Y la juego o la cambio por el más infantil espejismo,
La dono en usufructo, o la regalo...

La juego contra uno o contra todos,
la juego contra el cero o contra el infinito,
la juego en una alcoba, en el ágora, en un garito,
en una encrucijada, en una barricada, en un motín;
la juego definitivamente, desde el principio hasta el fin,
a todo lo ancho y a todo lo hondo
-en la periferia, en el medio,
y en el subfondo... -

Juego mi vida, cambio mi vida,
la llevo perdida
sin remedio.

Y la juego, -o la cambio por el más infantil espejismo,
la dono en usufructo, o la regalo... :
o la trueco por una sonrisa y cuatro besos:
todo, todo me dá lo mismo:
lo eximio y lo ruin, lo trivial, lo perfecto, lo malo...

Todo, todo me dá lo mismo:
todo me cabe el diminuto, hórrido abismo
donde se anudan serpentinos mis sesos.

Cambio mi vida por lámparas viejas
o por los dados con los que se jugó la túnica inconsútil:
-por lo más anodino, por lo más obvio, por lo más fútil:
por los colgajos que se guinda en las orejas
la simiesca mulata,
la terracota rubia,
la pálida morena, la amarilla oriental, o la hiperbórea rubia:
cambio mi vida por un anillo de hojalata
o por la espada de Sigmundo,
o por el mundo
que tenía en los dedos Carlomagno: - para echar a rodar la bola...

Cambio mi vida por la cándida aureola
del idiota o del santo;
la cambio por el collar que le pintaron al gordo Capeto;
o por la rígida ducha que le llovió en la nuca
a Carlos de Inglaterra;
la cambio por un romance, la cambio por un soneto;
por once gatos de Angora,
por una copla, por una saeta,
por un cantar;
por una baraja incompleta;
por una faca, por una pipa, por una sambuca...

o por ésa muñeca que llora
como cualquier poeta.

Cambio mi vida al fiado – por una fábrica de crepúsculos
(con arreboles);
por un gorila de Borneo;
por dos panteras de Sumatra;
por la perlas que se bebió la cetrina Cleopatra-
o por su naricilla que está en algún Museo;
cambio mi vida por lámparas viejas,
o por la escala de Jacob, o por su plato de lentejas...

¡o por dos huequecillos minúsculos
-en las sienes-
por donde se me fugue, en griseas podres,
toda la hartura, todo el fastidio, todo el horror que almaceno en mis
odres...!

Juego mi vida, cambio mi vida.
De todos modos
la llevo perdida...

Leon de Greiff
Colombia, Medellín, 1895-1976

13 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
sala verga dijo...

y hitlercito?????

Anónimo dijo...

ya,ze,me,havia,olvidado
la,cantidad,de,livroz,que
erez,capaz,de,leer,cuando
eztáz,en,acapulco,,,,provavlemente
máz,de,lo,que,yo,leo,en,todo
el,año!
(no,ten6o,que,firmar,el,menzaje
verdad?)

AleEle dijo...

no leí :(

nomás escribo para avisarte que ya te agregue al msn, es una cuenta de gmail :)

saludos!

Yosola dijo...

Ufff se me habia olvidado está poesia. Igual, la tengo perdida!!!!

Princesa Invertebrada dijo...

Me encantó lo que me hallé al llegar otra vez por aquí...

Pero, y Hitlercito?

Saludos!

AleEle dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Mounstron dijo...

Puta verga, ya dejate de mamadas, y de pendejadas existenciales de colegial; ¿cuándo empieza la verdadera "madriza" cogitativa?

Los demás, qué importan los demás; que se los lleve la verga si creen que Parménides es un país, o si existencialismo es decir que la vida no vale la pena de ser vivida, y pendejadas por el estilo.

¡A las ligas mayores!: Habla del Dasein, y preguntante ¿habrá algún papanatas digno de dialogar, si tal cosa es posible, por los comentarios? Si vas a ser pedante, hazlo bien y no con alusiones huecas.

¡Váyanse a la verga, todos! Especialmente el Sala Verga.

Edgar dijo...

¿Dasein? ¿Ligas mayores? Jajajajajajajajajaja, este tipo me mata. Si no fuera porque pasé dos años estudiando Ser y Tiempo no disfrutaría tanto de esto jajajajaja

Ya sabes Pascual. Éntrale al Dasein y al Vorhändenes, y a la Jemeinigkeit, no le saques a la primera división ;)

Pato Pascual dijo...

¡Santos pucheros del niño de atocha Batman!
¡El ataque de los fenomenologos!

No digas tonterias Bobin, es el-en-cada-caso-mio, es amigo...

¿Tu también? Noooooooooooooooooo!

Mounstron dijo...

Bueno, independientemente --y emulando esa particularidad adjetivista del "host"-- de ese doy-a-conocer-mi-curriculo-intelectual-en-un-enunciado-irónico del tal edgar (alguien avísele que ya lo vimos, y que ya se sabe, ahora sí, que pasó dos años estudiando, etc., etc.), ¿qué sigue, a ver?

Fuera de pendejadas, y de ese ridículo jueguito del vamos-a-tantearnos, ¿qué sigue?

edgar dijo...

yo me sigo riendo de heidegger jajajajajajajaja

edgar dijo...

ahora sí mi querido mounstron, ya con ánimo menos lúdico y más de diálogo, la verdadera virtud de la filosofía me parece la búsqueda de la claridad, y no una supuesta profundidad que algunos -heidegger entre ellos- pretenden
si estamos concientes de que esto no es un monólogo mistificado entonces el nivel del discurso es tan alto como lo permitan los participantes
eso quiere decir monstruon, que si tu haces alguna aclaración o estás en contra de algo que haya dicho entonces ya se verá si el bloggero en cuestión está a la altura de tu intervención al momento de responderte

para madrearse se necesitan dos, aunque la madriza sea cogitativa

your move chief