martes, octubre 18, 2005

Recordando a Alejita Sanchez

Para la familia Sánchez y todos por quienes fueron queridos de Alejita:

Quién haya conocido a mi abuela Alejita Sánchez y tuviera que pensar en alguna palabra seguramente le vendría a la mente esta: generosa.
Alejita fue la matriarca ursular de una familia de doce hijos, la señora de una hacienda allá lejos en el tiempo y en el espacio que guarda los remotos recuerdos de una panadería, las visitas con chocolate y queso de Su Señoría Puerto, baños en río, inviernos fríos y un postre de guayaba que se despepitaba sólo por obra e ingenio de Don Julián Sánchez.
Allá donde había caballos para los hombres Sánchez y a mis tías les hacían las visitas, y había paseos en carro de antiguos Renault de suspensión independiente, y charlas muchas charlas y sueños, allá vivió Alejita Sánchez.
Tuvo la modesta cantidad de doce hijos, aproximadamente treinta y un nietos y quién sabe cuantos hijos de estos. Fue una vida larga, plena y llena de sacrificio en el nombre no de Aleja sino de los demás.
Las vida de mi abuela es un completo testimonio de como ser generosos, amables y alegres y de cómo una persona puede hacerse famosa por su terquedad aún en las cosas pequeñas.
Pero esa terquedad le llevo lejos, tanto como el empeño de querer a una a otra y tantas personas con las que le lleno la vida a pesar de que incluso no fueran parte de su familia. Alejita tenía el don de convertir a cualquiera en hermano, en hijo o en nieto.
Para nosotros sus familiares tratar de explicar el amor y dedicación con el cual vivía cada día es muy vano por ser tan evidente pues nada más hacía falta verle.
Aquella de gracia de Doña Alejita acompaña y acompañará a sus hijos y a los hijos de sus hijos, pues consiste en que no importa qué la vida siempre puede ser mejor, siempre se es feliz por los méritos de la fe. Doña Aleja vivió crisis nacionales, la perdida de muchos seres queridos a lo largo de su vida, la diaspora masiva de la mayor parte de sus hijos pero siempre que uno llegaba al departamentico o le recibia en una casa de un país lejano siempre escuchaba la misma frase que de nada más oirla de puro cariño a uno se le hacían los oidos derretidos de alegría: "¡Ay su merced lindo!".
Con el tiempo uno le notaba el cuerpo más caido pero nunca el espíritu; ¡que fe tenía ella! si algún día pudieramos comprenderla en ese mismo instante yo creo que veríamos a Dios. Cuando rezaba ella pensaba por ella de último se acordaba de Don Julián, de sus hijos, de sus nietos, de sus bisnietos, y yo ignoro sinceramente cuantas gracias se me han cumplido y se me cumpliran por ella.
De tristezas es lo que yo si no me acuerdo, Alejita siempre con su escapulario tuvo la gracia de irse con Dios en Sabado, allá la espera Julían y Jorgito y tantos otros que no se esperaban las ganas de saludarla como nosotros no queriamos que se nos fuera.
De Pietrico, Stellita y Aleja hay mucho que contar y yo no lo podría hacer muy bien. Cuando venía a México era de lo más paseada y encontró en mi padre otro hijo, a mi mamá como la quería y tuvieron la gracia de estar viviendo un tiempo según alguna vez me contaron. Pero nunca prefirió a ninguno, de tanta gente yo no sé como hacía para no cansarse de amores pero así era ella, un pozo infinito necio en amar y necio en dar, dicha actividad continuará por siempre y de algún modo recordarla sería un esfuerzo imposible de evitar por que a Doña Aleja la llevamos siempre y ella nos trae en el corazón.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Police arrest nude man seeking roadside sex
A naked man equipped with a cardboard sign that read 'Sex Wanted' was arrested Monday morning after a woman didn't appreciate his sales pitch.
Find out how you can buy and sell anything, like things related to private road construction on interest free credit and pay back whenever you want! Exchange FREE ads on any topic, like private road construction!

D dijo...

De la gente siempre queda el recuerdo en tí.

Estoy contigo Kva.

Miguel Tormentas dijo...

sé que no es facil compartir estas cosas, te doy nuevamente mi más sentido pésame por la partida de Doña Aleja, es admirable la manera en que has decidido permanecer ligado a tus raíces y hacerlas parte de esa constante búsqueda por saber quién eres

Miguel Tormentas dijo...

perdón si suena un poco abstracto lo que puse, pero tampoco es facil comentar estas cosas

Andrea Hernández M dijo...

Perdon por la pregunta. Era tu abuela Colombiana ?

Pato Pascual dijo...

Orgullosamente.

ipedrofelipe dijo...

No habia leido tu articulo, pero casualmente escribí esencialmente lo mismo en el mío, claro el mío con redaccion de ingeniero y ortografía de industrial, y me di cuenta de la enorme influencia que tuvo en todos nosotros, por cierto mañana viernes nos hablamos, saludos

Anónimo dijo...

elyoyo.blogspot.com entrenle!!

Napoleon dijo...

Cava, te apoyamos en todo.
Mi mas sentido pesame, que ya te habia expresado y que siga todo para arriba y mucho animo.

hugo dijo...

escibiste muy inspirado tributo a tu abuela. le hubiera gustado leerlo, estoy seguro. saludos

AleEle dijo...

Sabes, es muy dificil decir "sé por lo que estas pasando" pero así es.
Aunque un poco tarde: lo siento mucho, ánimo.

lafiebredelmono dijo...

Animo amigo. Esta mejor que tu y que yo.
te lo aseguro.

Pato Pascual dijo...

Muchas gracias a todos por sus palabras de aliento, son muy apreciadas, es bueno saber que se cuenta con personas como ustedes en momentos difíciles.