viernes, septiembre 30, 2005

¿Unam o Ibero?

Muchas gracias a todos los que estuvieron pendientes por la conferencia de Kierkegaard. A mi y a los bloggueros nos fue muy bien. Sospechosamente demasiado bien.
Llegue con Oscardo por allí de las ocho, empezamos a observar las bellezas naturales, no se puede decir que el material iberoamericano no es de calidad y es que esos jesuitas si que son buenos para colocar sus universidades.
Mientras nos preparabamos lo inaudito: mesas de Ajedrez, con relojito y todo; Muchas y de sobra acomodadas para jugar entre descansos. En la panamericana un suceso como ese en pleno jardin central se habría calificado como: "juego de azar" tan prohibido como sacar libros de Nietzche de la biblioteca sin permiso.
Escuchamos la conferencia del Dr. Green, Kant y Kierkegaard un tema que me ha estado llamando la atención ultimamente. Luego la planta de profesores danesa en una mesa redonda. Todo muy bien.
En la hora de la comida ya estabamos buscando la cafeteria menos ruidosa cuando el Dr. Guerrero nos ubica, -nombre venganse para aca, tenemos preparado el comedor-. ¡Ah muy bien! A caballo regalado no se le ve colmillo. Pasamos por una cafeteria y cuando ya estabamos por entrar nos dice el Dr. esa no es: ¿qué no ven que hay jerarquía?
La jerarquía de ser Kierkergaardeanos nos llevo a los institucionales con vinito y toda la cosa. Todos estabamos soñados. En la Panamericana ni los vimos de afuerita. Manteles largos y vajilla completa, y la sopa más rica que he comido en cinco o seis años. Su sabor era inefabable y tratamos de explicarlo unas dos o tres horas después del evento sin mayor exito que nuestro propio encantamiento.
Al salir del comedor mas belleza, belleza por doquier. Ahora el turno del Kindergarten de hablar. Nos subieron al estrado y los maestros abajo, escuchandonos. De nuevo todos soñados. Preguntas y al final un reconocimiento. Al salir la cereza del pastel: mesas de ping-pong, de esas como las de Northfield, de esas que tiene la Up rotas. Más chicas y no muy lejos el German Center que enloquecio a Oscardo en un arrebato intempestuoso por quererse meter a la maestria, a dar clases o a limpiar los vidrios de la universidad.
Todo muy bien, como el principio de Jurassic Park, dinosaurios (herviboros) majestuosos. Pero luego de los ¡Ohh! y ¡Woow!, dice Jeff Goldblum, vienen los gritos de terror. ¿Podría tolerar dos años de acento paposo-fresa, manejando hasta el diablo, pagando colegiatura o tratando de salvar una beca estudiando una maestria allí?

La gran ventaja de estudiar en la Ibero es que mi director de tesis sería Luis Guerrero el Kierkergaardeano activo más serio del país. Mi tesis por si quedaba alguna duda será de Kierkegaard. A lo mejor con Tomás de Aquino siendo que ya le agarre el cayito (Jah). Lo malo es que ya me canse de las escuelas de paga y llevo años añorando poderme echar unos drinks en las islas siendo puma. (Bueno eso ya se acabo de tanto que esperé y ahora toca beber en los chaki-comercios de Copilco).
Oh la Unam... ¡Oh! La Universidad Nacional, la universidad de México. El instituto de investigaciones es el monte olimpo filosófico del país, acceso restringuido a dioses y si quisiera soñar en llegar allí hacer buenas relaciones y estudiar en la Universidad con los mejores profesores, en la institución educativa más prestiguiosa, grande y seria del país o quizá de latinoamerica sería de mucha ayuda.
Lo ideal es que Luis Guerrero me la dirigiera en la Unam pero creo que eso no sucede. Otra buena cosa sería que encontrará un muy buen profesor de la Unam que me la pudiera dirigir, (pero me han dicho que esta medio cañon) si alguien conoce de alguno paseme la referencia. Por otro lado el Dr. Guerrero ha sido esplendido con su ayuda, oportunidades y consejo. Mucho a considerar.
Allí les dejo la bolita, es su oportunidad de atacar a los fresas wannabe-rebeldes de la ibero o arremeter contra el proletariado-uñam.
Deje su comentario. Defienda su universidad o modus vivendi en su defecto, deme un buen consejo, no permita que me traguen los dinosaurios (ya sea los que leen machetearte o los que leen club social).
Yo no sé a cuál irle.

Help.

martes, septiembre 27, 2005

El mundo de las artes graficas

Siempre ha sido un trabajo muy delicado. El offset se ha convertido en el estandar de impresión por mucho tiempo por su calidad y versatilidad en la impresión. A menos de que uno quiera tremendos tirajes en tiempos cortisimos como una rotativa de un periodico o trabajos muy especializados como una impresión laser, el offset seguirá siendo el centro de la vida de la mayoria de las imprentas.
La técnica consiste en la combinación básica de tres colores, Azul, Amarillo y Rojo, llamados más propiamente por su tonalidad particular: Cian, Amarillo y Magenta. En teoría estos tres colores deberían formar todos los colores posibles, pero la técnica todavía no ha logrado dicho resultado por lo que se añade el negro para dar contraste.
Si ustedes han visto en algun lugar las siglas CMYK, estas significan Cian, Magenta, Yellow y (K) Black. (Se usa K para no confundir con B de Blue que es usado en el sistema RGB, Red, Green, Blue más adecuado para monitores y proyectores que para impresión).
Los cuatro colores no son superpuestos ni combinados, si alguna vez ha tomado una revista muy de cerca (o ha visto un Liechnstein) se dará cuenta que los colores se forman por el tamaño, forma y distribución de los cuatro colores mencionados, al alejarse se obtiene el efecto óptico de un color que en realidad no existe.
A esta técnica se le llama separación de colores. Para lograr una fotografía se imprimen cuatro láminas y el impreso en realidad tiene cuatro pasadas de tinta.
Con el paso de los años se ha simplificado el proceso. Antes se requería de negativo para hacer las láminas. Los negativos se rayaban facilmente y tenían muchas imperfecciones. De igual modo las maquinas eran difíciles de manejar y constantemente la impresión se salía de "registro".
Los negativos son cosa del pasado si se usan laminas de poliestar que van directamente del archivo de impresión a la impresora offset, la calidad ha mejorado notablemente y las salidas de registro son un evento poco común.
Muchos empleos se han eliminado, ya no existe el cajista, el negativista, y otras funciones que ya no recuerdo que hoy han sido cambiadas por el click del mouse. Hoy una persona hace la labor de una decena en una imprenta de hace apenas veinte años, pudiendo ser formador, editor, diseñador, corrector y etc. Las limitaciones técnicas han dejado de ser un problema.
De cualquier forma todavía existe el empleo de formador. Es importante hacer rendir las láminas desperdiciando la menor cantidad de papel y láminas posibles.
Es un trabajo sino laboriso sí de mucho cuidado. Hay que examinar los posibles errores, sobre todo que muchos diseñadores no conocen el proceso de impresión y usan colores Pantone, tamaños inapropiados o archivos, sí... de word. Lo ideal es que transformaran su diseño hecho convenientemente en Ilustrator o algún programa decente en EPS, un archivo postscript que se imprime directamente, facilita la formación y nulifica considerablemente los errores.
Mientras eso no pase seguirá habiendo formadores en un mundo que no debería tenerlos tampoco.
Ha sido una grata experiencia, a pesar de muy deficiente experiencia he podido salvar los problemas con un conocimiento que no estoy muy seguro de cuando lo obtuve. Recuerdo que solía jugar con Photoshop de chico pero nunca pense que eso me daría un día de comer. A lo mejor podría trabajar en una editorial hasta con un buen sueldo: la cosa es que no quiero.
Hay que ser muy detallista, meticuloso y perfeccionista con el trabajo. Ver detalle por detalle e ir paso a paso. Quienes me conocen saben que estas cualidades no me definen muy bien. Por el contrario soy atrabancado, apresurado en mis conclusiones pero que me permiten ver "el gran cuadro" desde una o muchas perspectivas. Puedo ver el campo de batalla pero no que mis pies estan enlodados y no puedo moverme.
Se necesita un cierto espíritu, temperamento y caracter para ser impresor. Es un trabajo emocionante, de repente hay mucho trabajo que desfogar y al siguiente momento no hay nada, se tiene que estar preparado para todo. Siempre se pueden hechar a perder trabajos y se debe estar preparado para lo peor. Los clientes siempre estan encima de uno.
Yo soy mucho menos temerario que eso, soy pesimo para las relaciones públicas, y quizá una de las pocas cosas que me ha mantenido haciendo el trabajo es poderme esconder detras de la computadora.
Tres semanas han sido suficientes para mi. Creo que mis jefes no se pueden quejar, he hecho un buen trabajo pero no puedo continuar, no es lo que estoy buscando y sólo volvería si fuera absoluta y completamente necesario. Mi superiora ha visto como mi animo se ha ido mermando con el paso del tiempo, y es que las artes gráficas son una pasión que no puedo compartir por la tremenda meticulosidad que exige. Como humanista no estoy acostumbrado a la precisión matemática, y la impresión además de ser un arte es una ciencia, una técnica y una pasión que sólo puede entenderse cuando se visita los talleres, se escucha el esplendido sonido de las maquinas, de una Heidelberg SpeedMaster, de una foto-componedora DotMate 7500, manejada por una linda G5 con doble procesador y pantalla de 21.
Oler la tinta, cargar el papel, ver los químicos como revelan un pedazo de fibras en un libro, en una revista (como el inquilino proximo a salir) un poster del Greco, de Bruegel, de Murillo (si ustedes van a la exposición del Museo Soumaya de Loreto, verán los posters que yo forme en la tiendita de recuerdos)... Si todo esto es arte.
No puedo decir que no me enamore del oficio de mi padre, del oficio de la familia. Es cierto no puedo mentir y decir que no corre tinta Sánchez por mis venas aun si no me dedico a esto. No puedo decir que no le he agarrado un gusto y un sabor que nunca podre olvidar aunque pasen muchos años. Aun si logro convertirme en filósofo o cualquier otra cosa, siempre estaré hecho de tinta y papel.

lunes, septiembre 26, 2005

¡Conozcan al Pato Pascual en Vivo!

Celebrando el fallecimiento de nuestro dane favorito, la ibero organizó un pequeño homenaje. Hablaré a las tres de la tarde, les dejo el programa. Noten que asistiran otros amigos blogueros. ¡Allá nos vemos!

HOMENAJE A SOREN KIERKEGAARD A 150 AÑOS DE SU FALLECIMIENTO
MIERCOLES 28 DE SEPTIEMBRE 2005, UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA, AULA: MARTIN BUBER

9:00 Inauguración

9:15 CONFERENCIA MAGISTRAL
Ronald M. Green. Daurtmouth College
La deuda de Kierkegaard con Kant: Su importancia para la comprensión de Kierkegaard

11:00 Mesa Panel 1
Luis Guerro: La duda en Kierkegaard como categoría filosófico-existencial
Catalina Dobre: La actualidad de la comunicación propuesta por Kierkegaard
Leticia Valadez: La recepción de Kierkegaard en México.
Rafael García: Soren Kierkegaard una propuesta de hermenéutica existencial

15:00 Mesa Panel 2
Miguel Tormentas: La validez del estadio religioso a partir de Temor y temblor
Ma. Teresa López Fernández: El absurdo como problema ético en Temor y temblor.
Pato Pascual: El amor preferencial y el amor al projimo en las obras del amor.

17:00 Mesa Panel 3
Marie Bosch: Aproximación a las esferas existenciales como hermeneutica del individuo.
La Ch: Los limites del pensamiento especulativo y la fe en el Postcriptum.
Oscardo Elornel: El papel del espíritu en la antropología filosófica de Kierkegaard.

Informes: Departamento de Filosofía
Prol. Paseo de la Reforma 880
Col. Lomas de Santa Fe
luis.guerrero@uia.mx
55-90-40-43

Metaforas comunes sobre el sentido de la vida




El milenario juego de ¨go¨ también llamado Ajedrez chino es el juego de mesa más popular del mundo. Virtualmente desconocido en occidente, en el continente asiático llega a despertar pasiones que obligan a los medios de comunicación a transmitir y comentar los partidos de los mejores campeonatos, un hecho equiparable en occidente refiriéndonos a juegos de mesa solamente cuando un jugador compite contra una computadora.
Para quien no lo ubique del todo puede recordar películas como: ¨Pi el orden del caos¨ y ¨Una mente brillante¨, donde se explica su complejidad a través de la enorme cantidad de posibilidades con la que un juego puede relacionarse; es remotísima la posibilidad de que un juego se repita. El juego es hermoso en su sencillez. Las reglas son mucho más reducidas y arbitrarias que cualquier otro juego de mesa que conozca y la complejidad de movimientos y técnicas de juego son mucho más elaboradas que también cualquier otro juego que yo conozca. Se dice que para aprender a jugar go toma un instante y para aprender a dominarlo toma toda una vida. Esto es cierto.
Aprecio mucho nuestro ajedrez, durante un tiempo fui un jugador que intentaba hacerse paso en las ligas preparatorianas, llegue a estudiar partidas clásicas y tuve una muy buena afición en la universidad con dos ciertos implicados que jugar en las horas libres y de clase (con la ayuda de algunos libros que producían el ocultamiento deseado). Pero desde que conocí el go no tuve más deseos que jugar ajedrez.
El objetivo del juego es sencillo hacer capturas y ocupar territorios. Los jugadores usan ¨piedras¨ cuyo valor es el mismo en ambas partes, las mismas pueden capturar o ser capturadas si se logra rodear al contrincante. A su vez el contrincante piensa en rodear las mismas piedras con las que es rodeado. Así que es vital pensar en defensa y ataque simultáneamente.
El go encierra -literalmente- el pensamiento del pueblo que lo creo: el chino. Si alguien ha leído a Sun-Tzu, o conoce un poco la historia ostráica y egocéntrica de dicho país rodeado de murallas entenderá muy bien lo que es jugar go. Pero no sólo eso, también se relaciona con el Tao cuyo símbolo más vistoso es la rueda del yin-yang.
El pensamiento taoísta considera que el hombre debe mantener un equilibrio entre el cielo y la tierra, nosotros; predica el Tao: estamos en medio. Dicha filosofía fue aplicada como puede verse desde los juegos de mesa (que en china siempre han sido más que un entretenimiento sino también un estimulo para las capacidades mentales) hasta la aplicación de la salud, la alimentación, la sociedad y las artes marciales.
Los dos opuestos no pueden existir sin el otro. Tal como Heráclito pensaba el día no podía comprenderse sin la noche, no habría salud sin enfermedad, ¿cómo entenderíamos a un hombre si no existiera la mujer? Así mismo en el nucleo de un opuesto existe la semilla del otro, y es un ciclo que esta en movimiento. La virtud esta en mantener el equilibrio que es vivir en el medio. ¿Familiarmente aristotélico?
En el Kung-Fu se debe estar preparado para el ataque y la defensa a la vez, en el Tai-Chi cualquier movimiento yang (de ataque) debe de venir seguido de uno yin. El yang significa lo manifiesto, y el yin lo oculto, sol-luna, hombre-mujer. La vida es aparecer y desaparecer, actividad-reflexión.
Para el hombre es imposible el perpetuo movimiento, como es imposible el perpetuo reposo. Hay que saber trabajar y también saber descansar.
Alguna vez escuche este consejo popular: la vida debe consistir en alcanzar dos objetivos: obtener lo que se quiere y luego disfrutarlo.
Hay quienes al trabajar no pueden disfrutar de sus frutos así como quienes no pueden trabajar por temor a no poder disfrutar. Ambas posiciones llevan a un desequilibrio pernicioso. Para que la cuerda toque no debe de estar ni muy tensa ni muy floja.
Mis amigos Kierkergaardeanos sabrán a lo que me estoy refiriendo. Nuestro autor danés propone que la vida religiosa se realiza como un salto ejecutado por un bailarín. Quien aspira a alcanzar los placeres de la vida estética y todo aquello que ha soñado sólo puede realizar mediante el trabajo (la vida ética) y esto no podrá ser sin las aspiraciones e incentivos de la vida estética. (Santa Teresa que era fanática de las perdices un manjar hasta hoy, conocida por su estricta disciplina decía: ¨cuando perdiz: perdiz¨, o sea a comerle bien y con gusto). Dicho salto se repite infinitamente y de ese modo se llega a la vida auténtica del individuo singular.
No hay un estado de escape iluminatorio, la escalera del Baghti-Yoga proveniente de la tradición hindú propone lo mismo, la iluminación se alcanza mediante esfuerzo, se hace oración, se siguen las reglas morales pero sobre todo se hace servicio devocional, a la comunidad y al templo. Eventualmente se escapa del deseo y se vive en un disfrute pleno.
En estas semanas he podido experimentar lo difícil que es mantener el equilibrio. Por momentos dejé que la vida ética del trabajo me hiciera olvidarme de disfrutar sus frutos. No tuve que leer filosofía para saber que ocurría mal conmigo sino consultar a la gente que tengo cerca. A quien pude consultar me refirió el mismo consejo: relajate más; disfruta en tu tiempo libre. A todos aquellos que me recordaron y me dieron el mismo consejo: muchas gracias.
Me hace pensar que el ying-yang, la iluminación y convertirse en individuo singular esta al alcance de todos. Estoy seguro de que las ideas que justo apenas acabo de decir no suenan descabelladas y ajenas, y para quien tenga un poco de experiencia en la vida ha pasado por esto. También me sorprende lo común que es este idea del balance del equilibrio, pero es algo tan natural y verificable, cada día, incluso orgánicamente (como comer demasiado o muy poco), que se nos olvida.
Los estados en la vida de un individuo son muy versátiles, un día podemos tener un espíritu ético y al siguiente uno estético, debemos cuidar hacer el balance y sobre todo no permanecer demasiado tiempo en uno de estos dos lugares o será muy difícil salir de allí. Hacer análisis y reflexión es necesario, tomar un poco de tiempo para asimilar las experiencias y la actividad de la vida cotidiana, pero tampoco demasiado por que hay quienes no pueden escapar de la reflexión y llegan a la inactividad.
Alguna vez Miguel Tormentas dijo que el conocimiento práctico alcanzado por las religiones y los sistemas filosóficos era muy aburrido... Todos llegan a lo mismo.

lunes, septiembre 19, 2005

El espiritu mexicano en el terremoto del 85



Hace veinte años. El evento marco la ciudad e hizó crecer a mi generación en una epoca de recuperación. No sólo fueron las más de diez mil personas que perdieron la vida. No fue un momento de pánico sino años los que le tomó a la ciudad de México recuperarse. Durante mi niñez recuerdo haber vivido en una ciudad de lotes valdios que apenas hasta no hace mucho tiempo se empiezan a recuperar. Aquella joven mente que pensaba en recreaciones infantiles inexistente no podía comprender que sus deseos eran una extravagancia no aceptable para una urbe que tenía la prioridad de reconstruir hospitales, instituciones gubernamentales, escuelas y medios de comunicación.
Además del desastre, la economia había tenido un importante descalabro apenas tres años antes, por lo que recuerdo que los niños de aquel tiempo fueron dejados a la suerte de la televisión debido a que la mayoria de los padres tuvo que hacer un esfuerzo adicional por el sustento familiar.
Así es: una crisis económica, y el peor desastre natural en la historia de la ciudad más importante y poblada del país en menos de tres años. A pesar de todo esto menos de un año después México celebraría una de las mejores copa del mundo en la historia del certamen (con la inversión y logística que dicho evento implica).
Nos gusta hablar de los alemanes y los coreanos. De cómo en menos de cincuenta años se convirtieron en potencias económicas, pero se nos olvida que hace veinte años nuestra ciudad estaba en ruinas (Quien no lo recuerde, no hubiera nacido o haya estado muy chico para recordarlo hay una exposición fotografía en el lugar de costumbre de las rejas de Chapultepec en Reforma).
Esto no es excusa para nuestro aletargamiento económico, pero es un sintoma de que tenemos un espíritu muy solidario, sobre todo cuando se trata de las cosas importantes como la vida humana.
Todos recuerdan con emotividad la participación de la población civil en las tareas de rescate. Muchísimas personas se metieron a los escombros a salvar perfectos desconocidos. Es difícil saber cuántas personas fueron rescatadas tan sólo por el interes de un extraño. Las fotografías, imágenes y vidas de muchos que hoy respiran son cuenta de ello.
Podría pensarse que dicha participación ciudadana es de lo más común en los desastres naturales, sin embargo es todo menos frecuente. Baste recordar los disturbios de Los Angeles a finales de los ochentas, pero más recientemente el huracán Katrina.
En México, sin luz, servicios o medios de comunicación, muchas veces sin autoridad civil no se presentaron saqueos, ni tampoco disturbios. Es bien sabido que México funciona sin leyes. La gente pocas veces hace las cosas por temor a represalias estatales como sucede en la mayoria de los paises modernos, por eso tenemos la tendencía de quebrar la ley aún sabiendo que podemos ser atrapados (en otros lugares nadie tomaría ese riesgo) y aún cuando se es atrapado siempre se puede "negociar"; las mismas autoridades saben que este país funciona sin leyes. Así que si en ocasiones la mera presencia de la ley no nos impide hacer cosas malas como tampoco su ausencia nos permite hacerlas como por ejemplo sucedio con Katrina. Aquí la mayoría de las veces las acciones morales son dispuestas por el criterio individual pocas veces considerando la ley. Más sencillo, nos portamos bien o mal por que queremos no por que exista un gobierno. Insisto diciendo que México no es un país "moderno" en el sentido cultural no de progreso y por ello no tenemos leyes que expresen la razón del pueblo, sino que se vive más a través de un sentido común individual.
Cuando nos pasamos un alto o nos volamos un tope no nos detiene "que sea contra la ley" sólo que no nos vayan a cachar (sorprendentemente en otros paises eso sucede) pero también si nadie nos vigila no vamos a asaltar un mercado o tomar rifles solo por que podemos (sorprendentemente esto sucedio en Nueva Orleans) en el 85 nadie hizó esto sino que en cambio los mexicanos de entonces se metieron a los escombros a salvar vidas. (Aunque la ley no lo demandará).
Para cuando el ejército fue desplegado a colaborar en las tareas de rescate ya había gente civil, (miles) salvando a otros. La participación ciudadana facilito una importante labor gubernamental que aunque estaba completamente desprevenida, pudo hacer una gran tarea.
El respeto y conservación de las leyes hacen grande a un país, pero más grande lo hacen sus ciudadanos.


viernes, septiembre 16, 2005

De por que un chilango esta orgulloso de su pais



Muy pocas ciudades en el mundo pueden contar con una fundación mítica como la ciudad de México. Muchos de nosotros los chilangos ignoramos con frecuencia que la mayor parte de la elección de un lugar para los ascentamientos urbanos en el mundo se suele deber a las ventajas económicas o estrategicas de un sitio en específico y no al designio de los dioses.
La ciudad de México nunca debió haber existido a no haber sido por Huitzilopoztli, el dios guerrero que guió a los antiguos mexicas desde Aztlán hasta el valle de México y decidió erigir su ciudad en medio de un lago con la señal del aguila sobre el nopal hoy nuestro escudo nacional. Construir templos, escuelas y calzadas hubiera sido más facil de realizar en la orilla, sin embargo no hubiera proveido de una defensa natural como fueron los lagos ni de una comunicación tan eficiente, rápida y versatil como fue la pluvial. A la larga la decisión de Huitzilopoztli fue la que permitió el desarrollo del imperio, y si esto hubiera sorprendido a un incrédulo, a nosotros no nos sorprende, incluso todavía por que fue la decisión de un dios.
Sin embargo la ciudad de México no se ha fundado una sola vez. La conquista española constituyó una nueva crisis que lejos de destruir el legado de sus habitantes, al mezclarse ambas culturas, quizá no del mejor pero tal vez del único modo a través de la violencia, surguió algo que ni propios y extraños esperaban del todo.
Con la caida de la religión mexica, el pueblo se vió desprovisto de un motivo para vivir. Como cuentan los anales los indigenas "se tiraban a morir en las calles de tristeza como moscas". Tuvo que aparecer un nuevo mito fundacional. La aparición de la Virgen de Guadalupe, que de nuevo eligió un sitio espiritual para que se le rindiera culto. El cerro del tepeyac. La ideosincracia cristiana no erradico el mundo-mágico en el que vivían los aztecas, muy por el contrario añadio nuevos elementos. El mundo mexicano tiene un propósito, el universo esta diseñado para que nosotros lo habitemos, pues este es nuestro tiempo, el tiempo del quinto sol, esto por supuesto no desdice la predica cristiana sino acaso la complementa.
No es que solamente los elementos naturales más familiares tengan una funcionalidad para el mexicano. No sólo los lagos protegían y brindaban agua dulce para los habitantes, y el valle protegía la ciudad, y los volcanes alimentaban los cultivos. Cada monte, o cerro, el Popocatepetl, el ixtlacihuatl, el cerro de la estrella, el xitle, cada uno tenía un significado. Al igual como cada calzada, que conducía a las cuatro regiones del mundo. Eramos y somos el centro del mundo incluso hoy.
A pesar de la experiencia cotidiana de otros paises americanos, nosotros nunca nos sentimos aislados de occidente, sino que occidente está muy lejos de nosotros. Participamos desde siempre en ese mundo global, incluso desde la colonia, pero nosotros nunca buscamos al mundo sino que el mundo venía aquí. Durante toda la colonia México fue el eje comercial más importante entre América y Europa occidental, especificamente España y sus reinos. (En tiempos de Carlos V era la mitad del continente, Portugal, Holanda, Bélgica, Nápoles y buena parte de Alemania).
México se convirtió repentina e involuntariamente en el imán cultural más grande del mundo. Primero que nada aprendió a hablar español la lengua más importante de aquel tiempo y hoy en día ya la segunda más hablada del mundo. Primero. Aprendió una lengua europea, de las romances herederas directas de la tradición greco-latina (una herencia que Ingleses y Alemanes necesitaron de varios siglos para rastrear y valorar y que quizá por lo mismo hoy se encuentran entre los mejores estudiosos de los clásicos). Segundo. De las lenguas romances fue la que más influencia extranjera tuvo. No sólo de sus vecinos franceses e ingleses (una influencia que se incrementaría sobre todo entre los S. XVII-XIX) sino también con la incorporación de palabras e ideas Árabes una de las civilizaciones más cultas de la historia (misma que conservo el saber griego durante la edad media). Tercero: Esto simplemente hablando del castellano ibérico, en México la lingüistica se incorporó aún más con la adquisición de términos pero sobre todo pensamiento local cortesia no sólo del nahuatl mexica sino del maya, zapoteco y mixteco. Sería difícil dar un número de vocablos locales, pero tienen la importancia de una exportación no sólo al español sino a todo el mundo. Palabras tan comunes como, Chicle, Chocolate, Chile o Tomate son de origen prehispánico.
La importancia de la riqueza lingüística no radica en un snobismo que pretende demostrar curiosidades históricas. Las palabras son los ladrillos con los que construimos nuestros pensamientos, y el pensamiento es la forma en que vemos al mundo. Piense en la frase: "Su mundo es tan grande como su vocabulario".
Cuarto: México adquirió tradiciones, costumbres y productos asiáticos como ningún otro país americano pudo hacer hasta entrado el S. XIX. El arroz, la china poblana, algunas especies y la talavera todas producto del contacto con Asia.
Quinto: Si todo esto no fuera suficiente México fue la puerta de entrada de la América y Europa Latina con los Estados Unidos, durante la época virreinal tan sólo trece colonias que eventualmente se convertirían en la mayor potencia mundial.
Me cuesta trabajo pensar en un momento de la historia en el cual una región haya tenido una revolución cultural como esta. Recuerdo a los dorios cuando invadieron a la grecia cretense, quizá los israelitas llegando a palestina, mejor aún los quinientos años de civilización romana y su contacto con todas los pueblos europeos. Si todos estos son ejemplos de revolución cultural, y aún así todos estos ejemplos fueron conservados en la tradición judeocristiana...
México representó y representa una de las más grandes potencias culturales a nivel mundial cuya influencia va desde su gastronomia mundialmente famosa hasta nuestra música y forma de vida y al final de cuentas la cultura es la forma en la que nos relacionamos con el mundo.
Octavio Paz insiste: "México es el límite de occidente". Somos su frontera, de algún modo somos occidentales y de otro no lo somos. A veces parecemos un país centralmente globalizado en las reuniones y eventos mundiales nos codeamos con Francia, Japón, Alemania, realizamos dos copas del mundo, y unos juegos olímpicos y a veces somos la región más remota del universo. Tenemos nuestra guerrilla, territorios inexplorados, somos portadas del national geographic.
Como siempre se ha dicho México es una contradicción en si misma que persiste. Nos llamamos Estados Unidos Mexicanos, somos una República Federal, que durante un tiempo funciono como Monarquía Hereditaria Centralista, cuyo Partido se llamada Revolucionario-Institucional (osea que hacemos revoluciones programadas o mantenemos una institución haciendo revoluciones). Quien conozca la geografía política de la capital, vera que el liberal "paseo del al reforma" contiene estatuas virreinales y monarquicas (antes por ejemplo el caballito de Carlos III), no muy lejos de un monumento de fachada notablemente socialista como es el de la revolución, que por cierto no esta muy lejos de la bolsa de valores. Izquierda, Centro, Derecha, Socialista, Capitalista, Liberal, Conservador, Monarquía, República, Imperio, Aristocracia. Lo hemos sido todo en doscientos años, y mejor que todo aquello: lo seguimos siendo.
El onirismo surrealista descrito tantas veces por nuestros intelectuales, poetas, artistas sólo se puede vivir realmente conociendo el país. ¿Qué mexicano no tiene una historia surreal? Nos pasan tan cotidianamente que nada nos sorprende.
La ciudad de México se erige como la capital del país. Aquí lo mexicano esta concentrado, apiñonado y metido en un valle donde no cabe una gota más de magía por que si no volaríamos como Tultepec.
México es la capital más antigua del continente, fundada en 1325, tiene setecientos años de historia. Es también la capital geograficamente hablando más occidental del mundo. Es un sitio fundado por dioses. Es el depósito sagrado del corazón de un país tan rico en historia y cultura que estamos incapacitados de comprenderla por que así como el aire que respiramos, estamos tan inmersos en ello que ni siquiera lo notamos.

Un favor. La foto nocturna de la ciudad proviene de:
  • Fotos aereas de la ciudad de México

  • ¡Visiten la página tiene imagenes espectaculares que me inspiraron demasiado!
    Ciao.

    miércoles, septiembre 14, 2005

    La balada del filosofito y su dulce venganza


    He podido ver a un filosofito, sus antiguos compañeros de la prepa se reunen en algún lugar de convivencia ¨juvenil¨. El filosofito con esfuerzos hace su ya acostumbrada ¨suspensión teorética del juicio¨ así como lo aprendio viendo ventaneando con su tía, rebelde con sus sobrinitos o viendo una película de Rob Shneider. Es inevitable, nuestro neurótico amigo tan asiduo de los paraisos artificiales de vez en cuando esta obligado a lidearselas con lo que la gente llama coloquialmente ¨realidad¨.
    De cualquier forma se la pasa tranquilo, no le molesta, sabe que las cosas son así, la gente que lo rodea esta acostumbrado a verlo con una ecuanimidad estoica. Sin embargo en el mundo práctico, el asombro que pueden ser las relaciones sociales, automóviles y bebidas alcohólicas prometedoras de nuevos estados de consciencia (por no mencionar otros productos ilegales) para el filosofito no son más que el ingenio lúdico del mundo moderno para invadir los sentidos, un aspecto interior al que está acostumbrado a despreciar. (A no ser que voluntaria e intelectualmente haya decidido darle a la experiencia sensible un lugar importante pero de cualquier modo no tiene escape por que ha tomado la elección racionalmente).
    Así que para la mayoría de los filosofitos y otros entusiastas del ambiente cultural, las emociones no estan en cocteleras sino en tazas de café. Por ejemplo es conocida la tremenda debilidad que tienen estos sujetos por las charlas llamadas bohemias. Mismas que les suceden poco, a no ser de que charlen con algún colega, pues sus familiares y antiguos compañeros suelen adjudicarles un aura de místico-excentrico que los aleja de dichas conversaciones no vaya a ser que al sujeto se le ocurra predecir escandalizado la destrucción de occidente o peor: promoverla.
    Así el filósofo más que cualquier otro, en sus ansias de conocer y dialogar es uno de los individuos más aislados por sus intereses tan disimiles de la comunidad. Ejemplos históricos sobran desde Heráclito el aristócrata hermitaño hasta el Buey Mudo.
    Estos individuos callan, escuchan, cuando parece que estan hablando demasiado es que no estan diciendo nada, y cuando hablan poco lo han dicho absolutamente todo.
    Por eso como el evangelio de Marcos muchas veces su auto-censura se debe a que temen tirarle ¨perlas a los puercos¨, pero no es por que piensen que cada una de sus palabras esten llenas de una sabiduria incomprensible sino por que estan habituados a ser la nota discordante que necesariamente tiene que ser estrafalaria, irreverente y alarmante. Son el tipo que detiene la prensa por una coma, por supuesto nadie lo quiere escuchar pero a veces una coma puede significarlo todo.
    Sin embargo no son celosos de su conocimiento, hace falta verlos dando una clase, o explicando cualquier cosa, ellos serán los primeros en ofrecer su saber y precisamente por unas malas reglas financieras instituidas por Sócrates hace más de dos mil años: no cobran. Otra razón quizá para demeritar el valor de su trabajo.
    Al filosofito le gusta hablar, pero sobre todo dialogar y eso no puede lograrlo en cualquier momento, ni en cualquier lugar, ni con todos... Hasta ahora.
    Los filosofitos tomaron por asalto las redes electrónicas, aquí, ellos los acostumbrados a las opiniones poco ortodoxas pueden tener expresión sin límite tanto como sus dedos les permitan para escribir todas aquellas quejas sociales, personales o cosmológicas de las cuales todos sus familiares ya estan cansados.
    Ha sido agradable encontrarse entre tantos bichos raros. Quiero decir que me he referido a filosofitos no sólo a los profesionistas de esta carrera sino a todos aquellos que gustan de preguntarse el porqué. Artistas plásticos, literatos, escritores, en fin, la profesión no tiene que ver con ser filosofito sino la persona.
    Pero sin duda también el filósofo profesionista se ve inmediatamente interpelado. La pasito tun-tun el otro día rio de una ocurrencía loca de Tirso: ¨No siempre es malo cabalgar en el justo medio. Depende de que. Tome usted, por ejemplo, cabalgar justo enmedio del zócalo un lunes en la mañana. No desprecie el poder erótico de la escolástica...¨. Aranta sigue haciendo sus playeras derrideanas, Sofia se queja como siempre, y a todos nos gusta meter referencias oscuras en nuestros blogs. Humor de Schollar como lo llama Miguel Tormentas. Así yo me pregunto si al hacer estos juegos gremiales no podemos parecer pedantes: a lo mejor. Pero la gente debe sabe que no es nuestra intención y que cuando no podemos hablar de automoviles, de dinero o del último antro o cualquier otro tópico común del cual no estamos enterados (según corresponda a cada filosofito) a nosotros nos quedan nuestros autores y nuestros libros.
    Así que muchos de los que entran a estos oscuros blogs callan como los filosofitos callaban en las sobremesas y en las reuniones de ex-alumnos de preparatoria. No. Las referencias oscuras y los chistes gremiales no son una venganza. Sino simplemente como la abejita noventera de No Rain, encontramos un lugar para nosotros.

    domingo, septiembre 11, 2005

    ¿Quiere saber lo que esta chica opina sobre este blog llamado: Apuntes sobre la democracia para evitar futuros Hitlers?




    La democracia ateniense era ciertamente elitista. Sólo podían votar varones, que fueran dueños de tierra, hombres libres y que además realizaran su servicio militar patrocinando su propia armadura.
    Para ser ciudadano había que estar ciertamente interesado, informado y preocupado por los problemas de la polis. Desgraciadamente este no era el único requisito, por ello ninguna mujer o ciudadano sin propiedades podía votar. Decir que eso era injusto en aquel tiempo sería descontextualizar su época pero ciertamente para la nuestra eso efectivamente es injusto.
    Me gustaría creer que los ciudadanos modernos estan interesados, informados y preocupados por los problemas del estado. Regularmente en nuestro país y en la mayoría de muchas regiones eso es falso. La ciudadania se preocupa por los problemas comunes en tanto atañen a sus intereses particulares. De allí que el criterio de elección de un candidato es "el que más me convenga".
    El candidato más conveniente en un criterio subjetivo es el que me favorece, más aún si me favorece particularmente. Si un candidato me puede otorgar bienes o servicios directamente será el mejor candidato o si promete las mejores políticas que me favorezcan.
    De poca gente que conozco he escuchado un criterio de elección basado en el bien común, por que generalmente las personas que estan interesadas en la prosperidad pública estan ideologizados por ideas de izquierda, de centro o de derecha, ideologías después de todo. "El progreso", "el bienestar", son palabras-ideológicas en si mismas vacias de cualquier contenido después de tanto mal uso.
    Los medios de información con que contamos los ciudadanos para informarnos sobre plataformas políticas son spots de televisión o anuncios espectaculares acompañados del nombre, colores, a veces rostro del candidato y con suerte un slogan que no nos dice nada de las ideas que el candidato propone.
    Votar no es muy distinto de escoger un shampoo y no requiere mayor compromiso ni obligación que tener dieciocho años. (Para comprar un shampoo hace falta al menos tener dinero para pagarlo y estar dispuesto en gastarlo).
    Suena como si tuviera un discurso aristocrático. Mucho tiempo lo tuve no voy a negarlo, pero ultimamente he podido ver los peligros de que el gobierno este a cargo de los mejores, de los pocos o de los intelectuales como quiera verse.
    No defenderé dicha postura, sino una intermedia. El ciudadano debería no sólo recibir derechos políticos sino también obligaciones, que estuviera dispuesto a realizar cierto servicio comunitario al menos el militar para empezar (como se hacía en grecia), que acreditará un mínimo conocimiento por las leyes, situación actual e historia de su país (no por formar una ciudadania elitista sino para que el ciudadano diera cuenta de su interes y conocimiento por el país) y que a diferencia de la antigua Grecia y como sucede en las democracias modernas, que la ciudadania estuviera abierta a todas las personas mayores de dieciocho años sin importar, sexo, raza, religión, condiciones sociales o educación, tan sólo que bastará que se acreditará su interés. Esto podría hacerse de muchos modos, a través de un examén de conocimientos (que no tiene que ser escrito para no discriminar al analfabeta), cumpliendo con el dicho servicio comunitario o de muchas otras maneras que se podrían discutir, pero sobre todo que se comprobará un auténtico interés político, físico e intelectual de los ciudadanos.
    Imagine decir estas herejías en nuestras democracias actuales. Me parece sería tachado de intolerante y por eso no las digo, nada más las publico en mi blog.
    Mi temor es evitar los pequeños hitlers que llegan al poder a lo largo del globo. Como es sabido hitler llego al poder a través de medios democráticos e incluso su instauración como tercer reich fue hecha legalmente a través de reformas legales. Nuestro país y muchos otros aprendió bien de las tácticas ideológicas utilizadas por un Goebels, a su vez conocidas por la pseudo-democracia que era la Republica y después imperio romano. Al pueblo pan y circo. A pesar de que no había voto, en aquel tiempo los emperadores dependían del apoyo popular reflejado en el senado. Dicho apoyo se consumaba con victorias en regiones lejanas pero cuando el imperio no pudo expandirse más, las formas de convencimiento imperial fueron el circo romano y regalos públicos (como aventar panes a las calles dilapidando el herario).
    Hoy en día, las masas son mucho más susceptibles, atascadas a su televisión. Nuestro país acostumbrado a gobiernos paternalistas perfecciono el modelo de "dictadura democrática" a través de un mítico desenvolvimiento político a través de ensayo y error. México era visto como un país libre, pero a la vez contaba con un partido único que se perpetuaba en el poder. Los mitos nacionales logran prolongar la estadia de este régimen en el poder hasta que el sistema paulatinamente colapsa. Ahora los mexicanos somos libres para votar, pero sometidos a las masas, a los caprichos indecisos de un pueblo que no puede ver lo mejor para si mismo sino para cada uno de sus habitantes. Algunos han suguerido maquiavelicamente incluso que los gobiernos estan procurando la ignorancia de su electorado para la conveniencia de sus candidatos menos dotados pero que favorecen intereses de cierto sector social, como quizá no solamente ha pasado aquí sino en otros paises del mundo. No me atrevería a subrayar una idea tan vulgarmente de "teoría de la conspiración", pero lo sucedido en los últimos años de nuestro regimen y lo que actualmente sucede con algunos vecinos nuestros me hace tener ciertas sospechas. -La foto de la chica linda era sólo para que leyera el artículo, el título y el contenido estaba tan aburrido y malo que igual sólo así se leía (Quizá ni así). Ella es republicana y no le gusto mi blog. Por eso es que orgullosamente puedo decir que no he votado en toda mi vida, no creo que nuestra democracia tenga que ver en algo con el auténtico espíritu democrático y pienso que detras de nuestros sistemas políticos no es que exista un titiritero manipulador que controle los movimientos del pueblo sino en cambio pienso que detras de nuestros sistemas políticos no hay nadie.

    sábado, septiembre 10, 2005

    Hazme famoso

    Quizá has escuchado o dicho esa frase, un poco insulsa, esperando una asistencia. Generalmente yo la escuchaba en los patios de recreo en los juegos de futbol. El típico caza-goles en la portería, como se había cansado de decir: ¡Aquí! o ¡Pasamela! comenzó a ser más original para que le dieran la bola tan sólo para tropezarse con ella y fallar un tiro "solito" al mejor estilo Zague.
    Así es: ¡Hazme famoso! se solía decir, como si del que mandará el pase dependiera que el chutador cometiera una hazaña digna de recordarse durante generaciones venideras. Alguna vez esto paso en mi colegio, alguna vez un chico llamado Gabo metió un gol potentisimo desde mitad de la cancha incrustando el balón en las rejas. (En un tiempo donde la mayoría de los niños solía podían llegar la pelota hasta un cuarto de terreno incluso en despeje). Estoy seguro que muchos de mis compañeros todavía recuerdan ese gol, como muchos recordamos el gol de Manuel Negrete contra Bulgaria o el de Maradona contra Inglaterra.
    En ninguno de estos goles alguien dijo: ¡hazme famoso! Generalmente cuando alguien lo decía fallaba o metía un gol vulgar por debajo de las piernas o por fallo de la defensa.
    Es mucho mejor un discreto llamado con la mano, o un sutil: ¡aquí! para pedir un balón por que en principio no es tan pretencioso.
    Quizá nadie se haya hecho famoso por decir ¡hazme famoso!, pero también es cierto que el que no habla: Dios no lo oye.
    Alguien podría preguntarme: ¿Tu quieres ser famoso? Bueno realmente no, estoy contento con la comodidad del anonimato que envuelve a la mayoría de nosotros los ciudadanos comunes, me alegra no tener que conocer mucha gente ni tener que asistir a eventos. No quisiera ser famoso, pero por otro lado tengo este problema. Me he dado cuenta que lo que mejor se hacer es o decir cosas que a algunas personas les parecen simpáticas o escribirlas. Odio el término: "lider de opinión", se me hace aristocrático, pedante, egocéntrico y es una función que no tendría que existir si de principio cada quien fuera su propio lider de opinión. Desgraciadamente no lo somos y tiene que haber un pastor de opiniones que apaciente a los corderos.
    No quisiera ser un lider de opinión, tampoco quisiera ser famoso, pero me he dado cuenta de que si quisiera ganar algo de dinero de lo que sé hacer, una buena idea para hacerlo sería convertirme en una de estas dos cosas o ambas.
    Muchas veces he pensado que puedo decir cosas más simpáticas que lo que muchos locutores de radio o columnistas dicen. De ningún modo podría decir cosas más inteligentes, sensatas, prudentes o importantes pues en mucho las lumbreras de los medios de información rebasan mis capacidades, pero además ¿quién quiere oir cosas importantes antes de oir cosas simpáticas?
    Tampoco necesito el dinero. Necesitar, necesitar no, afortunadamente todavía mis padres no me quieren fuera de la casa y todavía les puedo "remorear" (de remora) un rato más. Ahora "necesitar" dinero en forma absoluta, pues como cualquier mortal lo necesito. Eventualmente tendré que salir de nido para hacerme uno propio y cada vez caben menos mis plumitas.
    Trabajo en la editorial, pero eso no es sino arreglarle los parches al nido paternal.
    Por otro lado hacer carrera intelectual es redituable, claro si uno tiene al menos un titulo de doctorado y prestigio académico, detalle que no tendré dentro de al menos unos cinco o diez, o veinte años o más.
    Ahora bien, lo descarado nadie me lo quita, el no ya lo tengo. Como dijo Kokín: "necesito Work." A lo mejor algún productor de radio que necesita locutores simpáticos se cruza por aquí, a lo mejor un editor de periódico o revista magazzine. A lo mejor nadie lee esto, pero ¿qué pierdo? La simpatía de mi agradable público. Es un riesgo demasiado grande, pero a lo mejor mis desgracias y quejas snobs pueden parecer atractivas.
    Me pongo en las manos de la diosa fortuna o de la divina providencia, de cualquier modo cuando ya no se puede ser irónico se tiene que ser cínico.
    ¿Por qué oh sino? ¿por qué el sopitas que cuenta chistes tan malos tiene su programa de radio? Insisto que no creo ser más inteligente que el sopitas, nadie lo es por que si no cualquiera de nosotros estaría en su lugar, pero en cambio quiero pensar que puedo contar mejores chistes. Si no puedo hacerme famoso para darle de comer a una eventual familia, al menos concedeme la gracia de robarles sonricitas complices a mis lectores, pocos o muchos, que han tenido el agrado o la deshonra de hacerme lo mucho, poco, nada famoso que soy.

    jueves, septiembre 08, 2005

    Un pequeño error al principio es un gran error al final

    Llevo aproximadamente un año y medio practicando artes marciales chinas. Hasta ahora conozco solamente cuatro formas (o katas en japones) y nunca sentí que las hacía del todo correctas hasta que descubrí un pequeño error. Ambos pies deben estar alineados casi hacía el frente, yo dejaba el pie que se coloca en la parte trasera de la guardia con la punta abierta (es decir apuntando hacía el costado y provocando vulnerabilidad en mi linea frontal de defensa). Esto ocasionaba cierta inestabilidad inecesaria tan sólo por mi conchudez de no poner bien el pie. Peor todavía al no ser consciente del error no lo corregí.
    Ese pequeño error no distraía mis formas pero no lograba que mi postura fuera exactamente la correcta haciendo que algo se viera mal en todo el desempeño. Hoy fuí capaz de corregir el error y todas mis formas mejoraron significativamente y no sólo eso; sentí que de ser posible al corregir el error podría ejecutar las formas de manera más suave, fluida y enérgica.
    El maestro me explico que anteriormente tomaba años aprender una sola forma. Cuando él empezó le tomó cinco años (de los diecisiete a los veintidos años) en aprender el mismo número de formas que yo sé. Las prácticas en aquel entonces, explicaba, consistía en monótonas rutinas de guardias bajas, esto es permanecer muy abajo en posiciones como la del jinete o la del arquero que cualquier practicante de arte marcial conoce. Casí como pule y encera pero más aburrido.
    Luis Xavier Lopez, mi profesor de Historia de la filosofía en Hegel y de Estética solía decir que: "primero hay que hacer la tarea antes de salir a jugar". Esto no quiere decir otra cosa que antes de hacer ensayos revolucionarios plenos de referencias oscuras e intuiciones brillantes hay que hacer tablas de verdad, silogismos, la tarea de griego y de latín.
    Una vez que se tienen las cimientos del edificio es facil poner los detalles como puertas y ventanas, por supuesto esto es imposible al revés.
    Esto me recuerda una anecdota de Pitágoras que prohibía hablar o participar de cualquier modo a sus alumnos durante sus dos primeros años de estudio. Sólo después de haber atendido las clases y oir las preguntas de sus compañeros mayores podrían ganarse ese derecho.
    He podido ver tanto en la filosofía como en las artes marciales, alumnos que sin conocer las bases quieren improvisar, por supuesto el resultado siempre es risorio. Siempre es preferible un exponente que no se arriesge tanto pero que sepa bien de lo que esta hablando y para ello hay que hacer cosas aburridas como por ejemplo hacer bien tus posiciones o traducir del griego. Si estas y muchas otras artes (desde las bellas hasta las técnicas, desde la música hasta la medicina) fueran faciles y divertidas cualquier persona sería un genio.
    Afortunadamente para todos, el arte es más transpiración que inspiración y toma mucho tiempo pero sobre todo esfuerzo alcanzar la maestria.

    miércoles, septiembre 07, 2005

    Soy un south park, y otras distracciones



    Ya había visto a muchas personas hechas South Park. A pesar de que simplemente me encanta la serie nunca pensé que verme retratado a mi mismo como un personaje podría llegar a entusiasmarme tanto. Ahora quiero convencer a todos mis amigos que se hagan personajes también. Está tan bien diseñado el software que puedo imaginarme a mi mismo en un episodio, eso es algo enfermizo.

    Ahora Miranda es un exito en México con su sencillo "Don". Los antiguos televidentes de locomotion recordaran como eran anunciados en cada pausa comercial y por lo mismo lo asociamos con el anime, no con el movimiento electrónico argentino. Pero ahora que locomotion se fue, y Miranda llego la canción es un exito popular. No para nosotros que es un antiguo hit.

    En la ética nicomaquea Aristóteles distingue tres tipos de amistad. Una asociada al placer, otra al interés y otra al bienestar. Las dos primeras son imperfectas, la última perfecta sólo puede llevarse acabo entre los buenos ciudadanos. Aristóteles añade que en cualquier tipo de amistad si no hay una reciprocidad igualitaria, uno de los sujetos se verá disminuido por el caracter del otro. Si esto sucede se genera el fenómeno conocido como " patinos, ou", en castellano Patiño. Sin la reciprocidad en la amistad habrá apatiñamiento. A pesar incluso de que se dé una relación de amistad perfecta (por el interés autentico del bienestar del otro).
    La ética de los patiños contenida en la sabiduria griega; como siempre se adelantaron a todo. Nunca sobra la ocasión para decir que Aristóteles señala en el mismo libro como un sujeto puede temer a las ardillas por una experiencia traumática. "Como aquel que le puede temer a las ardillas". No sólo es un precedente para la psicología clínica y de trastornos sino también una de las mejores muestras de humor intelectual involuntario jamás registradas. (A penas la glandula plineal esta debajo de este logro).

    Nada que. Sólo estoy entusiasmado por mi monito. ¿A poco no me quedo padre? Quienes me conocen podrán opinar si me parezco. ¡Es que a mi sí me gusto!
  • Hagase su south park aquí

  • Le recomiendo que lo intente no se arrepentirá.

    lunes, septiembre 05, 2005

    Apuleyo el reescritor

    Se suele ver muy mal a aquel sujeto que puede escribir más de lo que lee. Aquellos que me conocen podrían pensar que yo soy uno entre estos parías. En efecto no se si soy paría por naturaleza o por vocación, el caso es que incluso en el mundo de la cultura mi ignorancia literaria resalta.
    Mientras muchos de mis amigos hacen brincos a autores que a mi me parecen oscurisimos, Bolaños, Houellebecq, Keats, yo sigo en lecturas de preparatoria, tratando de ponerme al corriente.
    Mi ritmo de lectura es lentisimo, a tal velocidad que incluso mi ya de por si aletargada mente puede dar alcance a mis sensaciones y sobre reflexionar una actividad que no debería ser reflexiva sino hasta concluida.
    Es un arte, un disfrute, un deleite, no una labor de escrutinio. No se trata de ver lo que el autor quería decir, ni giños de ojo literario solamente disfrutar una historia. Eso es leer.
    Tengo el impedimente de hacer generalizaciones apresuradas, por muchos he sido llamado magister abstraccionis, muy util para entender juegos de mesa o comportamientos sociales, pésimo para admirar la belleza de la cotidianeidad o simplemente disfrutar momentos. En muchas casos soy un tipo sin recuerdos, que abstrae, abstrae majaderamente, privando de emociones y sentimientos a la vida dejandole en los huesos de racionalismos.
    Para la labor filosófica esta cualidad me ha ayudado inmejorablemente, pero uno no puede ser filósofo todo el tiempo. Muchas otras personas conocen mi pesadilla de ir a fiestas. Estoy incapacitado de hacer una ¨suspensión teórica del juicio¨. Soy una imitación región cuatro de Woddy Allen pero sin su gracia.
    No me estoy quejando, no quiero hacer una apología, no quiero alabarme ni despreciarme, simplemente así soy, un tipo que le cuesta trabajo relajarse.
    -Relax. Man.
    -Yeah right, if only i knew how.

    La persistencia es una buena herramienta, también intentar disfrutar la lectura -eso me ha pasado pocas veces-, y simplemente dejarse llevar por parajes remotos. A pesar de mis inumerables fracasos (soy un especialista con licencia para dejar libros inconclusos justo a la mitad) estoy teniendo ciertos avances. Por ejemplo recientemente termine Dorian Grey una novela que no debería tomarme más de dos o tres días leer. A mi me tomó dos semanas. Agradezco infinitamente a la persona que me lo recomendó pues me dejo lleno de satisfacciones.

    Mi enfermedad crónica se junto con mi inexplicable gusto por escribir. Es rarisimo el evento de un entusiasta de la escritura que no sea un perito lector, siquiera aficionado. Yo no me consideraría ni eso.
    Soy tan mal lector como puedo llegar a ser y peor todavía: escribo. Alguna vez dije una frase que retumbo en la mente de mis amigos. Dicha frase fue a proposito de que en repetidas ocasiones había emulado la trama y a veces estilo de muchas obras literarias en mis cuentos: Nivola, los hermanos karamazov. Todas estas obras sin leer por supuesto.
    La frase fue: ¨He volvido a reescribir toda la literatura¨ (sic).
    ¿Cómo es posible que alguien que ha pretendido ¨reescribir¨ toda la literatura ni siquiera haya tenido el interés de leerla? La frase fue dicha de forma completamente irreflexiva por lo que el notorio error en el gerundio escandalizó todavía más.
    Añadase mis errores ortográficos, mi barbárico conocimiento básico de gramática y mi enorme laguna casi oceano de la historia de la literatura universal.
    Todo esto no ha impedido que le tenga un cariño muy especial a la literatura, se me hace el arte más oscura y en algunos casos fina de todas. Más profunda más inaccesible. Tengo mucha familiaridad con la plástica, incluso la música tiene cierta mística que no puedo comprender pero a la que me puedo acercar.
    La literatura es un mundo aparte, y espero que algún día me perdone por ser uno de sus hijos más ingratos.