viernes, julio 22, 2005

Quejas que no deben tomarse mucho en cuenta

Mall of America es el Mall más grande del país. Esta en Mineapolis en medio de campos de maíz y graneros. Se dice que la ciudad esta cerca de allí pero nunca la vi. El interior es una obsenidad, un monumento al consumo. Incluye un parque de atracciones patrocinado por Snoopy. Fuí allí para acompañar a mis amigos y para enfrentar uno de mis más grandes temores. Desde chico he tenido pesadillas con los centros comerciales. Sueño que un día su voracidad abarcará las casas y de pronto todos estaremos viviendo y trabajando dentro de uno. Muchas veces he insistido que si vieramos las instituciones en forma de edificios toda la ciudad ya ha sido criticada, las casas -el hogar-, las oficinas -las corporaciones-, las iglesias, los bancos, los ayuntamientos, incluso los estadios y las cantinas. Pero estoy seguro de una cosa. Que la proximidad de nuestro tiempo nos impide ver como algo pernisioso o acaso preocupante algo tan cotidiano como los centros comerciales, acaso tan imperceptible como la nefastes del coliseo para los romanos. ¿Quién en su sano juicio ha escuchado una crítica en contra de los centros de consumo? Claro están allí para encontrar en el mismo sitio productos de diverso alcance pero ¿qué tanto de ellos necesarios? Sabemos que los artículos conseguibles aumentan de valor en dichos sitios, desde una camisa hasta una paleta helada y quien va allí generalmente es a pasear, gastar lo que puede y si tiene el dinero puede ser mucho.
Su futilidad y dominio sobre nuestra sociedad es implacable. Hoy lo he visto cuatro pisos de tiendas. Toda clase de ropas y estilos de vida que también son asequibles, divertimentos y diversiones uno puede construirse así mismo, una imagen y una forma de ser a través de lo que uno consume.
Hay un Barnes and Nobles. La sección de filosofía esta escondida de la mirada pública y sólo son tres estantes, tantos como "las películas de arte" del blockbuster de mi casa. (Me imagino que eso tampoco debe cambiar mucho por aca). La mayoria de los corredores estan ocupados por toda clase de best sellers, literatura de aeropuerto que esta mezclada con otras grandes obras literarias. Los precios son casí los mismos, como si fueran la misma cosa. Leer a Proust que "el asesinato en la calle Powell" triller policiaco de las calles de Filadelfia.
No puedo decir muchas cosas al respecto, como muchos saben soy un lector de literatura de cuarta, si hubiera filosofía basura podría quejarme. Esperen un momento. La hay. A pesar de que le tengo simpatía a los Simpsons, tanta que algunos la llegan a confundir con idolatrización y de que un título como Los Simpsons y la filosofía puede ser un buen souvenir en un segundo pensamiento me percato que de las tres repizas de filosofía, una es de este tipo de chistes... La filosofía del "bullshit", Seinfield y la filosofía, Los Simpsons y la filosofía. ¡Nada más majadero! Quizá alguno podría decir, y yo mismo podría decirlo sino es que lo he dicho. Sin embargo de nuevo el mundo se convierte en más majadería que mis propias intuiciones. A los americanos este tipo de comparaciones les parece un juego genial, y los libros no tienen más que opiniones forzadas, Marge es Kant en el de los Simpson's, Kramer es Kierkegaard. Divertido sí, pero inutil, estupido. Llevando lo secundario a lo radical, en un centro comercial cuyo centro es un parque de atracciones gigante de Snoopy.
En Northfield la gente teme a beber. El único bar, la vaca contenta cierra a la una. Por alguna razón se intensificó la vigilancia sobre las casas de los schollars de kierkegaard, algo pedestre pues esta aceptado a voces que los schollars, todos con mayoria de edad americana y muchos con Phd's pueden tomarse tantas copas de vino con su cena como deseen.
No se a quien culpar, pero el puritanismo de Kierkegaard me inflama. Convirtió el amor en un acto monástico, para el le convendría mejor el aniquilamiento de nuestro raza en virtud de una salvación que ni siquiera nos podemos procurar. Ojalá el señor tenga piedad de nosotros y de estas latitudes mojigatas.
Si Soren se hubiera encontrado con el señor, tal vez estaría en Canaán bebiendo -si no es que haciendo- el vino, o hablando con sus amigos, de esos que Kierkegaard dice que no se pueden tener por que el amor preferencial es egoista. (como la amistad y el amor erótico). Soren estaría bebiendo en la última cena, y descubriendo que en las primeras comunidades cristianas el matrimonio sirvió de vinculo y lazo entre los perseguidos que no encontraban mayor consuelo sino en sus familias. ¡Oh Soren! ¿por qué dejaste llevar tan lejos tu fe para apartarla de tu mente?
Hoy no pude estar en la vaca contenta. El Mall me dejo un mal sabor de boca y una tarde desperdiciada. Los animos de Narvito me condujeron con una platica nihilista aunque reconfortante, por encontrar algo de comprensión, hacía el pueblo de Northfield. Llegue a la vaca siendo consciente de que nos echarían de allí a la una. (No por nuestra mala actitud sino por que a esa hora cierran). A mis compañeros schollars les quedan dos horas para beber todo lo que puedan el resto de la noche. Luego me percate que tendría que pagar 4 dolares por una cerveza que ni siquiera sabe bien, es como orines de burro diabético y el color no es muy distinto a eso. Luego vi a mis compañeros schollars, algunos contentos, como la vaca, y eso me fastidio. Como una especie de conformismo, y en mi el imperativo categórico de regresar a leer. Tengo que destruir todo eso, y para tal efecto tengo que leer, quizá volverme un luterano, leventarme temprano y quizá no salir tanto por las noches, pero creo en la retribución en la temporalidad esto es "mientras sigo vivo" y algún día tendré mis frescas cervezas en una tarde tranquila a la orilla de un bonito y ancho rio sin que nadie me corra. Entonces dire, así como Jesus bebió así lo hago yo, con los amigos y si es posible con amor pues si estas cosas buenas y provechosas se han hecho ¿por qué deberíamos odiarlas?
Entonces el amor no será culpa sino gozo, no evitar sino procurar, no servir indiferentemente sino acomederse con pasión y con una alegria tal que incluso nosotros mismos podamos sentir.

sábado, julio 16, 2005

Northfield, MN

Después de dos aeropuertos-ciudades, Houston y Minneapolis (bueno el segundo no es tan grande y parece como una estación de trenes aereos que te llevan a los remotos parajes canadienses para pescar truchas, a tan sólo 1000kms) y un extraño encuentro con los US Customs que nos hizo perder un vuelo tan sólo para tomar el siguiente dos horas después llegamos de noche al remoto pueblo de Northfield a tan sólo 60kms del aeropuerto y como a 50 de Mineapolis. El camino es a través de una impresionante Highway cuya una de sus paradas es el pueblo univesitario.
Si usted vio la sociedad de los poetas muertos o "the emperors club" podrá comparar las escuelas de aquellos filmes con la de St. Olaf. Es verano. Calor y humedad, el clima me parece muy similar al de Acapulco sólo que sin playa. Los estudiantes del college abandonaron al lugar para que el silencio reinará. Pocas bicicletas se ven a través de nuestro pórtico de la St. Johns House y menos automoviles aún. El objetivo de la visita es usar la segunda biblioteca más grande en ejemplares de Kierkegaard para hacer un proyecto de investigación que bien podría servir para una tesis si uno es lo suficientemente empeñoso. Los otros schollars ya habían estado aquí, se hace muy rapidamente un ambiente de familiaridad y en lo personal nunca había tenido la oportunidad de hablar de temas tan diversos con tanta gente en tan poco tiempo. Un filósofo tomista mexicano de ascendencia colombo-italiana es una excentricidad tal aquí que la curiosidad de mis cofrades se han acercado a mi de tal forma que incluso ya he podido conocer a algunos de ellos, un americano que duerme todo el día y trabaja las obras del amor, un noruego llamado Narvë que fue bautizado por nosotros como Narvito, esta el rumano Leo un auténtico esteta que habla danes y sueco, un americano que busca relacionar Shakespiere con Kierkegaard y en fin del elenco de seres extraños continua pero no por mucho tiempo pues no somos más de quince schollars.
Minesota es un bosque gigante, las casas y los pueblos estan desparramados esquiditantemente por todos lados, tierra de lagos y rios aunque yo todavía no he alcanzado más que a ver un cauce pluvial el rio Minesota que desemboca al misissipi.
Uno puede tomar el horario más conveniente para trabajar incluso el de no trabajar en absoluto, sin embargo poca gente opta por dicha opción pues el afecto al filósofo danes nos persuade de hacerle alguna trastada. Unos optan por el trabajo diurno y la fiesta nocturna en la vaca contenta, el único bar de la ciudad. Otros se levantan muy temprano y aprovechan la biblioteca hora a hora. Yo estoy haciendome de mi ritmo, estoy empeñado a hacer un buen trabajo.
Noticias posteriores proximamente.

viernes, julio 08, 2005

La novia de Marx; no la vi.

Fui a dejar unos posters al museo soumaya en Loreto, y me quede para ver la exposición, que cosa tan buena, un Da Vinci, bueno de su taller seguramente hecho por algún discípulo pero se ve todo el estilo del maestro. Tres grecos, un hermoso Murillo de la inmaculada concepción y para quienes les gusta el impresionismo Van Goghs, un Chagall y un Lautrec. Además de una alucinante colección de Rodin´s.
Después de eso volví a casa, estuve chacoteando un rato por la red, esperé a mi amiga Liliana para ir a ver "La novia de Marx", llegamos y no había boletos, compramos para "Los olvidados" y me quede con las ganas de conocer a la comunidad bloggera.
Fuimos por un café y anduve echando ojo hasta que por allí me pareció ver a un-tal-Mario o al menos con ese nombre lo saludo y lo recocí por su súper mata de chinos. Andaba con una banda que presumo era de otros bloggeros. Ya ven que soy bien muerde rebozos y no me fui a presentar como el pato pascual ni modo. Yo pensé que me iba a topar con gente con pelucas y botargas gigantes de Marx o no sé. Por supuesto uno en sus idilios se imagina a los bloggeros como súper-estrellas, Liliana me recomendó que me consiguiera una libretita y persiguiera bloggeros para firmar autógrafos. Mira ya tengo el de Mario, te lo cambio por el de Luís Ricardo, ¿quién tiene el de Tamara? ¡Oh! Los veo como un universo, un panteón de deidades cuya mitología esta escrita en sacra letra electrónica. Tontamente uno piensa que va a poder reconocerlos como si tuvieran un brillo interior, ¡mira es un bloggero como yo!, ¡he leído su blog y conozco su vida! Es como ese trastorno de que uno cree conocer a las celebridades por ver sus películas y te les acercas y les hablas como si fueras su cuate de toda la vida. Pero obvio ni los reconocí ni supe quien bloggeaba ni nada, salvo tentativamente a Mario.
Tengo la fantasía de que alguno pudiera verme tan mítico como yo los miro. ¿Ese será Pascual? Se me hace que sí. No, no es, fíjate como no se parece a su foto. Ahora la gente pensará que soy un acosador, no tranquilos, soy un tipo muy curioso eso es todo. No iré a su casa, ni me presentaré con su familia ni subirá a su cuarto a ponerme sus pantalones.
La afirmación no me deja del todo satisfecha. Algo neurótico todo el asunto, pero en fin si alguien de verdad teme no se preocupe ya que no tendría predicamento en presentarme para que me conozcan.
Bueno después de esta avergüenza y exposición pública de mi falta de valor para presentarme en sociedad y de como es que podría ser un stoker les voy a dar mi opinión de "Los olvidados." Como ustedes saben film del ´50 dirigido por el siempre surrealista Buñuel.
Pues sí, no la había visto y me gusto mucho. Lejos del plot y las consideraciones sociales de costumbre les contaré algunos detalles nada más. Me pareció interesante como el film pone muy bien paradas a las instituciones de su tiempo y la insistencia del ciego sobre la paz porfiriana. La mayor de la negligencia pareciera vivir entre la población, inculta y desconsiderada pero sobre todo egoísta. Sin embargo parece que tampoco se señala a la sociedad marginada como responsable sino como producto de su tiempo y de la desconsideración de toda la población. Para su tiempo y para el nuestro un discurso innovador pues estamos acostumbrados a culpar al gobierno o a factores totalmente ajenos salvo la responsabilidad de todos nosotros. Es la película que Jorge Negrete no quiere que veas, pues fue censurada y también Buñuel a quien expulso del sindicato fílmico. Sobre todo por que no pintaba la imagen del México vista en las películas tradicionales del cine nacional. Toca verla. Lo que no me gusto: me parece que el ritmo se precipita al final, como si tuviera que terminarse pronto. Eso es todo.
En fin un saludo a todos los bloggeros, estoy seguro de a ver visto a muchos de ustedes hoy pero no los reconocí salvo a uno que es muy notorio. Con los que jalo Mario se ven una banda bien chida y muy metidos en proyectillos como esta Muestra sobre la Mujer, que valen mucho la pena. ¡Felicidades! Aplaudo su esfuerzo de conciencia social. ¡Saludos! y Bye

jueves, julio 07, 2005

Surtido Rico

CONSIDERACIONES SOBRE LA DECONSTRUCCION


El proyecto de deconstrucción del blog ha marchado favorablemente, con una velocidad inusitada. No esperaba alcanzar tan pronto una cifra de dos mil visitas. De alguna manera me siento rebasado por el proceso. Al principio era sencillo analizar o si quiera cuestionar los factores en juego de lo que llamamos blog. Ahora dichos factores son incontemplables, no puedo registrar con facilidad la participación de cada de uno de los lectores ni su procedencia. Para los entusiastas seguidores de este rinconcito del mundo, no me queda más que mis insistentes pero nunca prescindibles agradecimientos.
Memín fue un nota de majadería de proporciones internacionales, cuando recién lo publique era un detalle más de un periódico virtual, hoy es el "memingate". Hablar de el tema ya es incluso comprometedor, y fuera de mi apoyo o no a la estampilla postal mi único propósito era señalar algo majadero. Como ustedes saben la deconstrucción de Derrida consiste en tomar un concepto fronterizo y convertirlo en algo medular. Memín, un personaje de caricatura se convirtió súbitamente en el tema de racismo y problemas culturales entre México y EEUU. Nada más lejano a mi propósito que traer a colación temas de interés. Así que de algún modo la majadería rebaso mi propia majadería, en efecto el mundo es más majadero que yo.
Cuando comencé a escribir el blog me sorprendí de un acontecimiento. En aquellos más populares bastaba con poner una fotografía o apenas una frase para que en un par de horas ya tuviera al menos media docena de comentarios y en un día muchos más. En aquel tiempo pensaba claro, lo que necesito son fanáticos que aplaudan mis caprichos blogeriles. Anoche me encontré la foto de la niñita comiendo helado, por mi mente no paso aquel recuerdo de poder sino que simplemente se me hizo de lo más "lindo". Quienes me conocen saben que esta categoría no me es familiar pero el efecto de la fotografía fue inmediato.
Hoy que reviso el blog me encuentro con ocho comentarios, escritos entre la noche y la mañana, y me hizo recordar aquello de los caprichos. Me da mucho gusto que pueda inquietar a tantas personas con una fotografía, pero me inquieta más que mi "deseo de poder" se convirtiera en realidad. Sería estúpido decir, y aún así lo diré que: ya no lo deseo.
Hace unos días me explicaba Miguel Tormentas que un artista al hacerse "popular" esta obligado a complacer de cierto grado a su público. Digamos que ya se espera de él cierto estilo, cierta calidad o cierta temática por lo que la innovación creativa es mucho más difícil y aparatosa. Siento algo en el aire del blog, algunas personas me lo han dicho abiertamente, esperan más Memín. No es que Memín haya sido el gran post, hoy lo odio por que la noticia se convirtió en famosa y convirtió esta majadería en la pregunta de Lopez Dóriga: ¿usted está de acuerdo con...? Si esta de acuerdo marque al 01 800...
Sin embargo si puedo decir que me ha llevado a un nuevo lugar, necesario en todo momento si mi propósito es llevar hasta sus últimas consecuencias el blog.
Otra de las cosas necesarias para experimentar el blog, es el blog en colectivo. Hace unos día que empezó el experimento y no lo había querido difundir demasiado por temor a que dicho lugar se comprometiera tanto como este. Sin embargo ahora lo haré con el mejor de los espíritus científicos: "a ver que pasa". Este es el lugar de colectivo filete: Aquí es filete



DE BELLO PUERORUM ET AL (DE LA GUERRA DE LOS NIÑOS Y OTRAS GUERRAS)



Hace unas semanas vino mi sobrino Pedro acompañado de sus gagnstercitos amigos cargados de un armamento de bullets (esas municiones de plástico). Pistolas, rifles automáticos y una ametralladora semi-automática. Hicieron la campal, a la que me uní por tan sólo unos minutos con la pistola más sencilla y debo decir que los apabullé convincentemente. Luego el compañero Napoleón hizó presencia accidental en el conflicto armado pero fue traicionado por su propia sangre, su hermano que lo acompañaba que se apoderó de un arma y lo hizo bailar. En algún momento los pequeños gandallas se enzañaron contra nosotros y nos sitiaron sin arma de fuego alguna. Su cólera fue terrible pero mayor mi venganza pues tomé mi bastón del mendigo y mi espada de tai-chi y con un grito atemorizante salí de mi refugio persiguiéndolos, blandiendo mi espada por los aires y provocando su huida en despoblado que les hizo abandonar incluso las armas de las que convenientemente me apoderé. Finalmente parlamentamos muy para su deshonra, y al menos para mi la guerra había terminado. Abandone el campo de batalla y me fuí con el compañero Napoleón a otros parajes pero con la seguridad del reestablecimiento de mi honor y mis tierras. Al volver vi la cuenta de los daños. Todo el lugar estaba sembrado de pequeñas bolitas naranjas que me ha tomado semanas recoger. Llevó ya tiempo recogiendo los sinuosos pertrechos y siempre encuentro alguna despojo detrás de alguna mata o entre alguna piedra. Estoy seguro que pasaran años y eventualmente volveré a encontrar en algún rincón alguna bolita. Esto me dejó muy pensativo, esta sólo era la acción de unos niños que juegan a la guerra...
Por un lado se menosprecia todo el daño que hace y han hecho las minas personales, su fabricación puede costar tanto como dos dólares y su desmantelación al menos unos quinientos por mina. Países en todo el mundo donde se manifiesta la guerra son acosados por este terrible mal.
Por otro lado hoy los ojos del mundo están centrados en Londres. Más de treinta muertos y setecientos heridos. Una de las explosiones subterráneas sucedió a un par de cuadras del lugar donde vive actualmente mi hermana. Ella y su familia están bien. Al hablar con mi cuñado por teléfono el dijo: "Se ve más de lo que en realidad fue". Ante la preocupación en mi casa, la respuesta de mi cuñado fue inesperada. Me pareció una actitud muy digna. Una buena forma de combatir el terrorismo es no sintiendo terror. Los medios de comunicación son muy responsables acrecentando la paranoia colectiva, sobre todo en nuestros vecinos del norte, sin embargo tampoco debemos quitar el dedo del renglón y es necesario estar concientes, más no preocupados, de la situación internacional.


AVISOS PARROQUIALES:

-Me uno a la ola de recordatorios sobre la novia de Marx. Sala 6. Cineteca Nacional, Viernes 8. 8 de la noche.
A ver si me doy una vuelta de incógnito.

-Pronto me leeran desde otras latitudes más septentrionales esten pendientes.

miércoles, julio 06, 2005

domingo, julio 03, 2005

El filosofo y las compras

Imagine un niño de ocho años y su buena madre que le intenta inculcar los valores del buen vestir. Difícil cuando el niño acostumbrado a utilizar uniforme, no ve ninguna necesidad alguna para usar ropa. Vergonzosamente reconoceré que me gustaba andar en cueros por mi casa -tal como me gusta andar por mi blog- y así logra ponerle las caras rojas a los novios de mis hermanas.
El vestido sirve para protegernos del ambiente, para cubrirnos y también para vernos bien. Hay gente que piensa que el vestido puede ser utilizado también como medio de comunicación, como un mensaje donde publicitamos nuestros deseos o intenciones particularmente con letreritos pero también con ciertos estilos. De ordinario me parece permisible, y sé que de algún modo u otro nos comunicamos con la ropa, con o sin intención y fuera de juicios morales solemos ubicar el tipo de persona que es uno por lo que trae. Salir o no de estereotipos es cuestión personal, pero hay primeras impresiones que no podemos evitar, lo ideal es por supuesto enfocarnos en la persona y no en el vestido sin embargo también es cierto que vestirnos bien puede ayudar a que la gente se acerque a nosotros.
En mi casa siempre se ha pensado que vestir bien no tiene nada que ver con la cuestión monetaria sino con el buen gusto y dedicarse un tiempo para saber elegir, tiempo que para los hombres de la casa siempre ha sido un calvario tortuoso.
Mi madre aficionada de la costura y un buen estilo, la persona más práctica que yo conozco, entró en batalla con el más pequeño de sus hijos rebelde e idealista que solía crear perímetros imaginarios alrededor de las tiendas de ropa o centros de comercio con la intención de que, si se rebasaba la frontera imaginaria sonar una alarma preparatoria en su mente que lo hacía entrar en estado de emergencia DEFCOM One. Si era el caso de que continuara la aproximación a los terribles lugares de aburrimiento ya se estaba preparando una lista de dolencias o inconvenientes con el propósito entorpecer el proceso de compra, siempre con pobres resultados. Precisamente por este motivo aunque siempre me he entendido muy bien con mi madre nuestras diferencias de caracter nunca nos permitieron acercarnos demasiado, durante un buen tiempo escape mucho de su ala y en buena parte por eso hoy me considera mucha gente una persona independiente. El uniforme me ayudo de buen modo a evitar los centros comerciales durante un buen tiempo hasta que entré a la Preparatoria, lugar donde sólo había pants de deporte como requisito obligatorio.
En un intento de habilidad diplomática parlamente un acuerdo tácito que se mantiene hasta nuestros días. Mi madre no tendría que preocuparse por comprarme ropa o ver "que me faltaba" sino cada año, terminando el grado escolar. En esa fecha un día, todo el día, nos dedicaríamos a ver que me hacía falta y conseguirlo: -comprando eso sí, lo imprescindiblemente necesario por que en mi casa se procura una cultura del ahorro muy estricta-. La tregua funciono... Mi madre pudo verme por fin vestido como un muchacho decente y yo tendría que soportar sólo una vez al año la terrible prueba. Por supuesto que las primeras veces, yo un niño uniformado, no tenía la más mínima idea para diferenciar una playera de una camisa así que me sostenía a las decisiones maternas por cierto a veces demasiado comprometedoras. Pero poco a poco, año con año, tuve más autonomía y criterio para hacer mis propias selecciones. Las primeras veces con resultados nefastos.
Siempre he sido un acérrimo crítico de la sociedad de consumo, mis amigos pueden relatar numerables anécdotas sobre mi entercada y casi nula forma de gastar y mi estoicismo a la hora de vestir (por ejemplo una temporada me dio por comprar ropa de los mismos colores para que sin importar mi azarosa forma de tomar las prendas la ropa siempre quedarían combinadas inspirado en los trajes de Einstein -pues el compró muchos del mismo modelo-, técnica que por cierto todavía empleo pero con un poco más de prudencia). Muchas veces he hecho diatribas y discursos que rayan en lo anárquico proponiendo como método comercial el trueque y micro-regiones económicas de autoconsumo. Sin embargo mientras todavía no se vea en el mundo el espíritu de los sesentas tendré que resignarme aunque sea por un día al capitalismo. Como ya he dicho en esta casa no se compra más que lo indispensable, para mi incluso lo indispensable era un lujo que podíamos ahorrar, primero por pereza de comprar después por pseudo-principios políticos estúpidos de secundaria. A mi también me hacía falta ropa para salir a las fiestas e ir a los malls (que tanto odiaba) a impresionar a las chicas, por lo que poco a poco y con la influencia de algunos amigos y amigas aventajadas en los usos de la moda me vi afortunadamente influenciado a hacer mis propias compras que siempre confiaba a la compañía de mi madre y que cada año se renueva en una especie de tradición, un muy buen: quality time. Al final ya hasta me gusto comprar y creo que fue entonces cuando mi mamá y yo empezamos a entedernos mejor, fue un pretexto para ver como operaba su modo de selección y forma de ser y por su parte ella entendió un poco más mi pensamiento y gustos personales. Siempre claro una vez al año.
Hoy llegó esa fecha del año. Ahora sólo me hacía falta unos pantalones, fuimos al Outlet un extraño concepto para mi. Ponen la ropa fuera de temporada a precios muy bajos por que ya nadie la quiere según esto. Para los despreocupados de la moda estar "out" una temporada no es un gran riesgo (si lo es quedarse en la del ´64) y al ser ropa de buena calidad con precios razonables es una excelente opción. Aún así me compré unos pantalones que me parecen demasiado fachón aka fashion y también unas chamarras por que los que me conocen ya están hartos de verme con la café. Para su gozo esa chamarra será jubilada con todos los honores. Esa chamarra es un hito: algunos le llaman Prepa y Universidad a cierta etapa de su vida quizá yo le llame el tiempo de la chamarra café. En fin, visitamos el de Lerma, había mucha gente para ser día de elecciones del Estado de México, que pronostico ganará la corrupción, lastima.
Me queda el recuerdo del ritual de Julio, el próximo año ya no tendré que entrar a la escuela, la ropa que me hace falta es mucho menos que cuando salí de la secundaria por que entonces además de crecer lo único que había en mi closet eran uniformes, es quizá el fin de un ciclo o el inicio de otro, es probable que no sea necesario que tenga que hacer todas las compras del año un sólo día aunque me gustaría hacerlo, de todas formas me alegro de haberme tragado mi orgullo de filósofo cínico de entonces y haberme dado todo este tiempo el gusto de conocer a mi mamá.