jueves, junio 02, 2005

Teoria General de la relatividad (del texto)

Puedes leer este texto, el significado emocional que puede generarte puede ser nulo o amplio. Para muchos exploradores de la red que caen casi sin intención en este lugar puede ser otro de tantos. Sin embargo es un texto, cuya asequibilidad es risoriamente sencilla, tan sólo hace falta teclear una dirección o perderse en unos cuantos links. Por otra parte este texto pudo haber sido escrito por cualquiera, de hecho es escrito por cualquiera, la impersonalidad de la red hace que la autoría sea aún más confundible de lo que ya es en la realidad. El autor no esta presente, deja su texto a su suerte con la esperanza de que se baste así mismo para darse a entender.
Hace unos días hablaba con Chena sobre la tesis. La mía no pesa más de 200ks, el mismo peso que una foto de apenas mediana resolución. ¿todo el trabajo de año y medio pesa igual que una foto? Chena se angustió. Yo intenté hacerle ver que el hecho de su bajo peso es una victoria de la técnica misma que permite un extraordinario y sencillo intercambio de información alrededor del mundo.
Conforme es más difícil de conservar el conocimiento por sí mismo es más atesorado. Antes de la escritura se conservaba en personas, cada canto de la iliada era memorizado por un sujeto y se procuraba su transmisión de forma oral y generacional. Los primeros métodos de conservación de la escritura de las que se tengan registro fueron primitivamente la piedra, las tablillas de arcilla, luego el papiro y el pergamino en occidente y tiempo después el papel de arroz en oriente, técnicas que apenas podían producir unas cuantas hojas a altisimos costos por lo que se procuraba su uso de la manera más correcta y eficiente. Cualquier cosa escrita tuvo que ser importante, por que costaba mucho trabajo producir los materiales, pero conforme avanzó el tiempo la materia prima se fue abaratando; hasta llegar al papel que apenas cuesta unos centavos. Hoy en día se puede conservar el texto gratis.
Peor aún, por más barato que fuese el papel, la distribución aún requería bastante tiempo y dinero, usualmente uno solo publicaría un texto que valiera la pena cultural o economicamente hablando. Hoy la auto-publicación es una realidad, mundial y gratuita, no le exige mayor dificultad al autor más que escribir el texto, y al lector más que tener una fuente de acceso a internet que con el tiempo se va haciendo cada vez más y más sencilla de obtener.
El texto por sí mismo, no vale nada. Es gratis, unos cuantos k´s que nadie tiene que almacenar, se guardan automaticamente en un servidor que nadie conoce. Culquiera puede escribir lo que sea. Mi texto no es muy distinto al de un niño de ocho años o a un artículo de un astrofísico. ¿Qué valor tiene? ¿cuanto vale lo que estas leyendo? más aún por que escribir y por qué leer. Todavíá más: el texto es completamente iterable, quien quisiera pudiera seleccionarlo y copiarlo (con la sencillez de unos cuantos clicks) en su propia página diciendo que es suyo, aún si esto no resulta convincente podría cambiar la redacción y estructura. ¿Por qué cuidarnos de escribir textos que alguien podría atribuir como propios?

El ojo filósofico habrá notado ya el discurso tipo Derrida que apenas he puesto aplicado a la tecnología del blog que lo potencializa aún más. ¿Qué escape hay de ese laberinto?

Cuando el principito de Saint-Exupery llegá a la tierra y se topa con un mar de rosas se pregunta: ¿qué es lo que hace a mi rosa distinta? El zorro luego le dirá que lo que ha conseguido con su rosa es "domesticarla", para el su rosa tiene un significado. No se mucho de Ricouer pero el insiste en que el lenguaje no sólo texto, además es un evento, incluso el escrito. Este blog fue escrito por un sujeto en un momento y contexto determinado y a su vez es leido por alguien que de igual modo posee lo mismo, el lenguaje nos permite comprenderlo y no sólo entenderlo sino darle un significado personal: "este fue el texto que leí tal día". ¿Recuerdas cuando leiste un libro muy querido?, yo leí el seños de los anillos a lo largo de tres años, antecediendo cada una de las películas entre noviembre y diciembre, toda la saga se desarrolla en un clima templado, a veces bastante frio, por lo que ha quedado en mi memoria el recuerdo del invierno a la lectura. Más aún. Oir un "te quiero" de la persona que uno ama no es intercambiable por oirlo de cualquier otra persona, aún siquiera si lo leyeramos en una carta.
Muchos de nosotros que hemos pasado algún tiempo en la red, podemos recordar conversaciones sin voz, y sin letra manuscrita que han tenido una significación importante en nuestras vidas. Aún si alguien copiara nuestros textos y nuestras palabras solamente nosotros las pronunciamos por el mismo motivo con que fueron hechas, cualquiera repite palabras pero nadie intenciones y la burla se viene abajo con unas cuantas precisiones.
Por eso yo digo que el texto no es insignificante, lo es si sólo nos quedamos con él, al contrario el texto es lo más significante de todo -si se entiende la expresión-, uno de tantos motivos para decir lo anterior es al menos que alguien se tomó el esfuerzo por escribirlo y también alguien se toma el esfuerzo por leerlo, esfuerzos nada despreciables si lo que en verdad queremos entender son personas y no sólo significados.

7 comentarios:

Larissa dijo...

Wooow muy interesante y muy buena forma de darlo a entender, el texto dice más de lo que hay en sus líneas, ayuda a conocer un poco más a quién las redacta, transmite sentimientos, emociones e ideas a través de unas cuantas letras en el correcto orden se puede entrever la esencia. Saluditos y que tengas un lindo día!

Pato Pascual dijo...

Muchas gracias por leerme :) que bueno que te gusto, creo que esto deja mas en claro que si nos podemos entender jejeje Saludos

Lupema dijo...

toda una cátedra acerca del texto, me gustó tu escrito...
Aqui estoy regresándote la visita y agradeciendo tu felicitación, estaré leyéndote, saludos!!!

Marie-Laure Bosch dijo...

A mí me sigue pareciendo desolador. Aún no me recupero del miedo que me provoca seguir cada uno de los links que aparecen en tu página. Los textos nunca se detienen, tenemos infinitos que Aristóteles nunca soñó. Me quedo con comentario de Borges respecto de aquellos que sueñan (como los links en la red) con recopilarlo todo: "Todo estará en sus ciegos volúmenes. Todo: la historia minuciosa del porvenir (…) mis sueños y entresueños en el alba del catorce de agosto de 1934 (…) Todo, pero por una línea razonable o una justa noticia habrá millones de cacofonías, de fárragos verbales y de incoherencias. Todo, pero las generaciones de los hombres pueden pasar sin que los anaqueles vertiginosos —los anaqueles que obliteran el día y en los que habita el caos— les hayan otorgado una página tolerable"

Morella dijo...

¡Impecable!
Pudiste plasmar con total claridad uno de los mayores debates en la era de las comunicaciones.
¿Yo? No puedo estar más contenta. Nunca me angustió demasiado el tema de la autoría, ni de las copias y originales.
Creo que uno deja algo de un momento y un contexto (ok. el momento también es el contexto) y si llega a otros es porque seguimos queriéndolo. Yo tengo una relación de domesticación de mis escritos. Leo los comentarios que me dejan y trato de responderlos. ¡¡¡¡Es una relación bastante más simple que la que tenía con mi anterior pareja!!!!

Angie dijo...

Me gustó mucho este escrito. Lo a que a mi me psa, es que escritos, libro, palabras y canciones, evocan y me dirigen a cosas que no tienen nada que ver con lo que se tratan.
Y cuando recuerdo por ejemplo un día nublado en la preparatoria mientras cantaban una canción de Soda Stérero y como esta me hizo pensar en mi abuelo...
Cada vez que escucho la canciónr eceurdoa mi abuelo y como lo recordé ese día en la preparatoria...

Pato Pascual dijo...

La idea del texto es evocar, espero haberlo conseguido, ustedes lo han hecho con sus comentarios, se los agradezco mucho, no saben lo bonito que es saberse leido, bueno quizá si lo saben, gracias!!!! :)