martes, junio 21, 2005

El legado de la cultura a traves del futbol

El Profesor Menotti afirma que parte del éxito de una selección de fútbol se debe a su continuidad. Es decir, un legado técnico y estilístico de antiguos héroes. Por ejemplo el Brasil de Bebeto y Romario en 94 no hubiera sido nada sin el ejemplo de Pelé, Jarzihno, Garrincha y Rivelino, por sólo mencionar algunos.
Mucha gente no lo sabe pero así este es el verdadero valor de la cultura. La invención del fuego no hubiera tenido ningún significado si no hubiera sido transmitido. Así pues Budha, el primer iluminado tuvo la opción de no enseñarle a nadie su conocimiento, quien sabe cuantos iluminados hubo antes que él, pero el fue el primero del que tuvimos noticia por que decidió enseñar. Se dice que uno de sus más grandes méritos no sólo fue alcanzar la iluminación sino poner en marcha la rueda del Dharma es decir la ley representada en un ciclo infinito de predicación (simbolizado por la rueda) que se transmite de maestro a alumno. En las artes marciales vemos lo mismo: no son otra cosa que una ingeniería del cuerpo humano. Se busca defender a la persona con el menor número de movimientos y energia, esto es ¨de la forma más eficiente¨. De tal suerte que podamos defendernos antes de lo que alguien pueda atacarnos. Para lograrlo a través de milenios y a lo largo de una tremendamente larga cadena de maestros se ha pulido una técnica hasta la perfección (cada arte marcial es una técnica distinta que se enfoca en la efectividad de cierto tipo de movimientos).
También podemos ver esto en el mundo de la tecnología; la práctica. así como la presumible frase de Issac Newton dice (por que no se sabe si es suya): ¨estamos parados en hombros de gigantes¨. La continuidad es el núcleo de la cultura y la civilización, el legado de conocimientos heredados que no está muerto en los libros, sino que se ve cotidianamente en el funcionamiento de un semáforo. pero también en el actuar moral de una persona: pues hoy tenemos más criterios de elección que en tiempos de Moisés aunque el obrar humano sea el mismo.
Nuestra selección mexicana ha pulido su técnica a través de la experiencia. En 1986 y 94, aprendimos ciertas lecciones de torneo internacional que no se han perdido con el cambio generacional de jugadores. Al contrario, recuerdo el temor que nos causaba jugar con potencias extranjeras, sobre todo Brasil; el uniforme verdeamarella nos intimidaba. Como dice Frank Abagnalle Jr, los yankees no ganan por Micky Mantley, sino que ganan por que el equipo contrario se queda pasmado ante la elegancia del uniforme. Mismo que no sólo es bonito, como quería asegurar el celebre estafador Abagnalle, sino que tiene hoy el prestigio de haber ganado veintiséis veces la serie mundial. Dichos triunfos no hubieran sido posibles sin su propia serie de continuidad, expresada en la experiencia de jugadores, técnicos e incluso administrativos. Nadie sabe también como ganar una serie mundial como los yankees y por eso ganan. Lo mismo pasa con Brasil, pero ahora nuestra selección ha estado aprendiendo. A pesar de nuestra liga con buena reputación, nuestro papel como selección siempre fue deficiente precisamente por la falta de experiencia en triunfos de nivel internacional. Hoy podemos decir que derrotamos a Brasil no sólo en torneo internacional y con todas sus estrellas, sino también en cuatro de las últimas cinco veces que nos hemos enfrentado. Se podría decir que le agarramos el modo, o ¨la técnica¨. Al menos ya es un rival conocido. Pero el conocimiento de la técnica también debe ser consciente de sus limitantes, es importante saber que fue Brasil en Confederaciones y no en Copa del Mundo: un asunto completamente distinto. (Todos hemos visto como Brasil se crece en Mundial a pesar de no ser considerado favorito como atestiguamos en 2002).
La cultura es básicamente experiencia como dice Ortega y Gasset: es continuidad. En el futbol se ve bastante bien. Tiene que llegar un prometeo que deje luz en un pueblo y su precedente hará eco por siempre, como vimos en el caso de la selección de Grecia, quizá no ganen otra Uefa en mucha tiempo, pero las nuevas generaciones siempre recordarán ese equipo del 2004 y sus adversarios sobre todo Portugal nunca volverá a subestimarlos tan facilmente, con o sin remplazos materiales o personales si se quiere. Esto es los logros de unos son cosechados por otros, como dice la escritura, los hijos aprovechan los frutos de sus padres: no sólo en triunfos particulares sino también en útil conocimiento valioso para un hombre de cualquier tiempo.

11 comentarios:

Daniel M. dijo...

Pero te faltó decir que ese "conocimiento" ancestral no vale nada por sí mismo o sabiendolo nomás así, sin el "refinamiento" constante de aquel conocimiento no se llega a lo que dices. Incluso las artes marciales no son nada por sí mismas, siempre habrá algun guey practicando una forma de neutralizar el ataque de otra y así, no es estático el pedo. Tambien pasa en el jurbol, si quieres llamarlo globalización ps creo que si se puede. Pongamos el ejemplo de aquel Uruguay campeon del mundo en sus primeros proto-pasos, si ganaron fue porque los demás rivales no sabian absolutamente nada de la "técnica" de juego de los sudamericanos, en su mayoría los equipos europeos se dedicaban a pasear el balon de forma robótica, las posiciones del jugador eran tan pero tan rígidas que cuando los uruguayos hacían quiebres y dribles los pobres no sabían ni lo que les había pasado. Luego ya con los medios de comunicación ps hubo la forma de aprender de lejos como jugaban y hoy en día lo único que hace ganar a un grande es el puro nombre y su "historia"; si, el miedo impacta a tal grado sobre la psique del rival que antes de jugar puede saberse que estan perdidos. Le pasa a nuestros vecinitos de CONCACAF, que ya no se llama así, nomás escuchan México y se hacen pis, pero físicamente esos cuates tienen para hacernos pomada, solo que no han tenido la oportunidad y sus miedos al igual que los nuestros son cosa para estudiarla histórica y antropológica y sociológicamente. Los españoles nos chingaron porque el indigena pensaba que era un ser sobrenatural, el mexicano ha vivido así desde hace ya muchos siglos y es bueno pensar que al menos le pierde el miedo a algo.

Pato Pascual dijo...

Muchas gracias por tu aportación Daniel. Sí, precisamente procuré que tu consejo quedará plasmado, a lo mejor no lo logré con mucho exito por que no lo notaste pero intenté decir que el conocimiento no es algo muerto que está en los libros. Precisamente tu ejemplo sobre Uruguay de los treintas queda perfectamente con mi opinión.
Como dices no es estático si no en continuo movimiento es una guerra de técnicas, una guerra de conocimientos pero aplicados. Recuerdo por ejemplo a Pedro el Grande quien se hizó pasar por campesino y se fue a vagar por Europa a aprender a hacer barcos y se metió a los ejercitos extranjeros a ver como se alineaban. Aprendió y luego le ganó al Rey Carlos de Suecia que poseía uno de los mejores ejercitos de su tiempo. Con pura ¨maña¨. Tienes pura razón el conocimiento es todo menos estático, y hay gente que cree que ¨la cultura¨ es aburrida... En el renacimiento era un privilegio robar mapas, y James Bond se la pasa robando información ¨para hacer cosas¨ como bombas, pero al fin de cuentas ¨para hacer cosas¨. Pura técnica manito, pura técnica.

Napoleon dijo...

Pues el Napo ya aparecio y a criticar como batallas librar a este campo-blog comenzó
Recordando los 190 años de aquel infame 18 de Junio en los campos belgas de Waterloo, en donde un Grande cae a manos de los inmundos piratas ingleses, que, a una proporcion de 8 a 1 en el campo de batalla, deseaban perpetuar la opresión monarquica en toda Europa, leo las aventuras de dos enamorados en epocas de esplendor y bonanza, del famoso milagro mexicano, epocas de profunda Nostalgia social, los 60´s, paseandose por lo que alguna vez fue el patio trasero de la residencia del señor presidente y unico estadista mexicano, Don Porfirio Diaz. Y veo una escena de lo que parece ser una churropelicula o imitacion de lo que fue, aunque no lo crean, el esplendor en el cine mexicano con uno de los personajes estereotipados mexicanos mas conocidos en el mundo, que creo nada tiene que ver con un dije o un tal molina (sin hacer menos al unico premio novel en ciencias que un mexicano ha ganado cuyo apellido es Molina)... Pero la historia me hizo sentirme acojido por el envolvente esplendor y hermosura, descencia y educación que existían en aquellas epocas,
mismas que hace un tiempo acabaron y ahora en el 2005 añoramos.
Pato Pascual...tus blogs han cambiado de tonalidad y eso me alegra. Creo que te hace bien el ya no estar viendo tantos filosofos diariamente. Lo importante es que tu seas el que vea por tus conjeturas la verdad de la vida y con lo que tu veas con tus vivencias encontraras por completo el amor y el amor a la verdad.
Preparate por que empezare a inundar esto de comentarios como ya habia prometido.
Saludos y mucho exito.

Napoleon dijo...

Pues el Napo ya aparecio y a criticar como batallas librar a este campo-blog comenzó
Recordando los 190 años de aquel infame 18 de Junio en los campos belgas de Waterloo, en donde un Grande cae a manos de los inmundos piratas ingleses, que, a una proporcion de 8 a 1 en el campo de batalla, deseaban perpetuar la opresión monarquica en toda Europa, leo las aventuras de dos enamorados en epocas de esplendor y bonanza, del famoso milagro mexicano, epocas de profunda Nostalgia social, los 60´s, paseandose por lo que alguna vez fue el patio trasero de la residencia del señor presidente y unico estadista mexicano, Don Porfirio Diaz. Y veo una escena de lo que parece ser una churropelicula o imitacion de lo que fue, aunque no lo crean, el esplendor en el cine mexicano con uno de los personajes estereotipados mexicanos mas conocidos en el mundo, que creo nada tiene que ver con un dije o un tal molina (sin hacer menos al unico premio novel en ciencias que un mexicano ha ganado cuyo apellido es Molina)... Pero la historia me hizo sentirme acojido por el envolvente esplendor y hermosura, descencia y educación que existían en aquellas epocas,
mismas que hace un tiempo acabaron y ahora en el 2005 añoramos.
Pato Pascual...tus blogs han cambiado de tonalidad y eso me alegra. Creo que te hace bien el ya no estar viendo tantos filosofos diariamente. Lo importante es que tu seas el que vea por tus conjeturas la verdad de la vida y con lo que tu veas con tus vivencias encontraras por completo el amor y el amor a la verdad.
Preparate por que empezare a inundar esto de comentarios como ya habia prometido.
Saludos y mucho exito.

Pato Pascual dijo...

Muchas gracias a Napoleón por su decimonónica contribución, en opinión y estilo. Le agradezco infinitamente que con toda su grandeza (de emperador por supuesto) nos haga el favor de visitar a un pato imagen corporativa (o más bien de imagen cooperativa) imitación de caricatura gringa... Que triste es cuando uno se pone en esos términos.

Jorge Masta dijo...

me parece bastante ingenuo pensar que el éxito de las selecciones de futbol depende de ir aprendiendo de los fracasos de las anteriores o de tener una estrategia tradicional, yo creo que los factores determinantes son el grado de afición en un país (pues eso genera un gran número de jugadores infantiles, aumenta la "alberca" de donde pueden salir jugadores con capacidades natas que de no haber afición no habrían descubierto), así como el nivel de los clubes y la importancia que para la gente tenga (pues determina cuánto se invertirá en los clubes y en la selección); ambos factores derivados de la afición
el aspecto que tu señalas existe, pero es de tan poca importancia que frente a lo que señalo puede descartarse
¿en verdad Italia ha hecho un buen papel en la mayoría de los mundiales por haber aprendido y heredado cultura de generación en generación de seleccionados? no lo creo
por lo demás me pareció excelente tu post :)

esteban dijo...

antes con el pri era no pago para que me peguen, ahora con lo de creel y televisa es pego para que no me paguen jeje

esteban dijo...

al revés, pago para que no me peguen, muera fox! viva la democracia!

Anónimo dijo...

Menos balonpie y más fotos del verdadero pato sin ropa (si eres tan sexy, por favor quiero ver)

Miguel Tormentas dijo...

Me recuerda cuando hablamos de que los niños tienen su propia cultura con los juegos infantiles. Los gatos tienen cultura (¿o si no habría gatos samurai?). Creo que te falta recordar que la cultura también es un peso, y que Romario y Bebeto antes que Romario y Bebeto fueron no-Pelé.

Pato Pascual dijo...

Sr. Masta, el punto que indica es importantisimo. La afición y las ligas son un punto medular en el desempeño de una selección. Como indica, sin una base de aficionados no habría el recurso para ligas y mucho menos para buscar nuevos talentos o como le llamamos en México ¨fuerzas básicas¨, que sin duda son la materia prima del exito futbolístico. Su importancia es de ser la condición de posibilidad o causa material para las selecciones. Sin embargo discrepo terriblemente que este sea el factor más importante tanto como para despreciar el que yo he señalado. Si bien es cierto que son condición de posibilidad es decir que sin este elemento no habría selecciones en absoluto, no son condición suficiente para tener un excelente equipo de futbol. A las pruebas me remito con el caso paradigmático: España. Sin lugar a dudas la mejor liga del mundo y no formada exclusivamente de talento extranjero, sabes que sus jugadores nacionales tienen y han tenido el nivel para ganar la copa del mundo y sin embargo nunca lo han hecho. Inserto aquí mi explicación, España no ha tenido una tradición de selección, pero si de liga.
En el caso de Italia también se puede notar la importancia de la tradición. Como es sabido, los Azurri se han caracterisado por un juego defensivo completamente desesperante, de allí que destaquen tantos jugadores en dicha posición nacionales y de la liga (v.g. Maldini). Su ofensiva es suficientista, con un gol les basta, tienden al contragolpe y su más famoso delantero Paolo Rossi era un aunténtico cazagoles. El exito de 82 se debio a este esquema, que fue repetido y copiado en toda una justa mundialista en 90, precisamente en su casa. Este estilo ha dado frutos hasta que se enfrentó con otros, y ese continuo choque de estilos y de continuidad futbolistica es el eje de la técnica, me parece. No se puede evitar en tradiciones y estilos y nombrar cada selección nacional es nombrar uno: el futbol total de Holanda, el rigor Alemán, la samba brasileña, la explosividad africana, la parsimonia de Colombia. No es raro pero si interesante notar que incluso las personalidades naciones se reflejan en su estilo de juego.
Miguel Tormentas señala que la tradición es un peso, en efecto no es facil jugar a la brasileña en una selección alemana o viceversa, intentar innovar puede ser difícil cuando se tiene un estilo, y una forma de jugar regular, como todo, la creación de un estilo y su legado conlleva una responsabilidad tremenda.