domingo, junio 05, 2005

Dejate caer

Desde que Chayanne metió 140 mil personas al Zócalo capitalino se generó cierta indignación entre el público Rockero más afín a las congregaciones multitudinarias que quizá cualquier otro. La juventud mexicana estaba comprometida a romper el record, gracias a nuestro espíritu -siempre masivo- y sin importar nunca los posibles riesgos. El concierto de Café Tacuba era la oportunidad perfecta para hacerlo, pues es la banda de rock nacional más popular y tiene esa cualidad de concentrar los gustos disparejos por su mezcla de: -rock, alternativo, folklorico, skatoso, música del mundo, etc-. No conozco a nadie que me diga que no le gustan los tacubos. Desde que me acercaba al cuadro mayor de la ciudad por la calle de Madero el asunto ya se veía temible, en poco tiempo mientras nos echabamos una hamburguesa la población nómada que era el auditorio se cuadriplicó, durante el transcurso del evento lo haría muchas veces más hasta llegar a una cifra inusitada 170 mil personas.
Había que encontrar a unos amigos (que yo nunca vi) al llegar a la plaza de la constitución, estaban localizados debajo de los arcos del edificio del Gobierno del Distrito Federal, mi actitud al respecto era de franca reticencia, pero por solidaridad decidí seguir el camino. El concierto nos agarró justo allí, la densidad de biomasa era tal que yo temía pensando en una bacteria que se trasladará de axila en axila hasta llegar a Tlalpan. Eran más o menos las ocho de la noche. El periódico Reforma reportó:

"Hacía las 20:30 horas, cuando inició el concierto, miles de jóvenes que aún se encontraban en las calles aledañas al Zócalo empezaron a empujar, en un intento de llegar a la explanada, lo que provocó una marea humana. Reforma constató que cientos de personas que se encontraban bajo los portales del edificio del Gobierno del D.F. quedaron aprisionadas contras las paredes, provocando escenas de pánico. La multitud buscó salida hacia la calle 20 de Noviembre, donde los heridos fueron atendidos en la calle por boy scouts, voluntarios y policías."

Así es justamente en el lugar y hora donde su servidor estaba. REFORMA pudo reportar dicho evento por que se encontraba en el edificio del GDF según puedo ver en sus fotos, sin embargo a nivel de suelo se sentía una realidad distinta, el verdadero motivo de la marea humana no fue un súbito intento de ingreso al Zócalo sino lo contrario, en una canción particularmente movida (que ya no recuerdo cual fue) la gente se apanicó intentando huir en masa pero topándose con una muralla de personas que no podía tampoco moverse al encontrarse de espaldas con el edificio, finalmente se hizo un cause que desocupo como a las personas como gotas de agua en un torbellino. Dicho flujo se cortaría y reanudaría constantemente a lo largo del evento conforme un chorro de personas lo suficientemente potente lograra hacerse de una salida.
Encontramos un lugar más amable -que sin embargo aun no era tolerable- unos metros atrás donde pasamos la mayor parte del concierto. El paisaje urbano era surrealista, hermoso y espectacular, esperaba que en cualquier momento se abriera un hoyo debajo de nosotros debido a la presión de nuestros cuerpos, tragándonos hasta un salón majestuoso donde se revelará el salón subterráneo del tesoro de Moctezuma. La cantidad de gente hacía difícil disfrutar del concierto, en realidad uno estaba más al pendiente de sobrevivir y de hacerse de un poco de espacio vital que de cualquier otra cosa, (y lo digo yo que mido una estatura ligeramente superior al del promedio, no quiero pensar en como la pasó mi amiga CH que es muy bajita).

La SSP reportó más de 100 heridos, uno de ellos mi amiga IM, quien en la euforia de "déjate caer", justo cuando dicen "la vida es imprecisa", pegó un salto emocional que la elevó entre la multitud en un intento desesperado de reclamar su individualidad entre la masa, luego justo en el punto más alto de su vuelo Café Tacuba dijo... déjate caer. El irónico suceso nos sacó por fortuna o infortunio del lugar, mientras que mi amiga se lamentaba por la penosa situación de salir en la mejor parte del evento tanto como el dolor sufrido en su rodilla. Evacuarla fue difícil; era imposible cargarla pues al hacer contacto con la zona afectada sentía una presión punzante y lo único que le sentaba bien para avanzar era caminar muy despacito. Llegamos a una ambulancia donde le dieron primeros auxilios: una pequeña venda. Reanudamos el difícil camino y después de unos metro dimos con una bici-taxi que nos cobró las perlas de la virgen por lo que optamos caminar un poco con la chica de cojito y buscar un taxi regular. Nos fuimos solamente ella y yo, llegamos a casa de J. alias "pistachu" o "el fofo", donde la familia nos recibió muy amablemente mientras esperábamos a él y al resto de la banda. Llegaron tres horas tarde, al parecer asistieron a unas compañeras de mi carrera que increíblemente se habían perdido (se les olvido donde habían estacionado el carro (!) y tuvieron a mis amigos dando vueltas) las muy ingratas no fueron ni para darles un aventón hasta la casa de J.: que por cierto vive a diez minutos del centro.

Consuélame otra vez, Porque no pienso volver, El suelo tiene sed, La vida es imprecisa, Déjate caer. No sé que pensar de lo sucedido, el asunto aún me tiene algo pensativo y mareado, también estoy preocupado por IM. Sé que visitas mi blog te mando un saludo, te quiero mucho y espero que hoy te sientas mucho mejor y te repongas muy rápido. Sólo un consejo IM no te olvides que las canciones se pueden también tomar en sentido metafórico, no sólo literal. :)
Puedo decir que me gustó haber ido aunque todo se tratará de cualquier cosa menos de Café Tacuba. Estoy adolorido, pisoteado y con un estado de ánimo un poco disperso, como si hubiera dejado parte de mi ayer. Pensé en tantas cosas y al final no sé con que quedarme si con los disturbios sociales, o la mecánica de fluidos, quizá la popularidad del Peje basada en Panes y Circos, en logística, o Tlatelolco, en Paroxitina, la angustia de la multitud, la rebelión de las masas, el tesoro perdido, los legados arquitectónicos en peligro de extinción y patitas rotas.





A las tres, los hombres nos fuimos por unos tacos de birria pero ya habían cerrado.

12 comentarios:

Larissa dijo...

woow vaya forma la tuya de redactar! sentí que el aire me faltaba, un poco mareada y con ganas de respirar aire fresco jajajaja de verdad me transporté hasta ese lugar mmmm será que a mi las multitudes no me agradan en absoluto, ser parte de una masa humana que se mueve de un lado a otro arrastrandote sin piedad :s no, definitivamente no es para mi, que mal que no pudieron disfrutar del concierto al 100%, ni modo será en otra ocasion... feliz día! :)

Pato Pascual dijo...

Creeme a mi tampoco me gustan las masas, intento evitarlas, pero ayer me atraparon, creo que no viste las fotos también estan buenas. Bye

Belinda dijo...

¿La gente comenzó a correr porque querían escapar de la euforia que suscitaría la canción y con esto provocaron un desastre mayor? Qué ironía.

Mmmmm... churros rellenos...

Gracias por la visita a mi blog, yo... para serte sincera no he leído todos tus posts pero me ha gustado mucho tu forma de escribir, dicho sea de paso, ya me chuté toda la obra de la Malteada (¡no me salté el prólogo ni la introducción!) y me gustó bastante, por lo tanto, creo que seguiré visitándote. Saludos :)

Pato Pascual dijo...

Muchas gracias! No había conocido a nadie que leyera malteada... No soy el único autor, la hicimos entre tres amigos, ¡que bueno que te gustó! La historia de la malteada es chistosa, quizá algún día la comente en un blog ¡bye!

Marie-Laure Bosch dijo...

Las cosas para mí no fueron así. Sólo puedo hablar un poco de la tristeza que me invade. No soy el tipo de persona que hará una crónica en su blog de lo sucedido, pero talvez otro día me anime. Toda esta metáfora de mi pierna lastimada y la canción me tiene intranquila. Eso y otras cosas que no puedo publicar en la red, pero que tampoco sé bien cómo decirte. Muchas gracias por cargarme y cuidarme tanto. Gracias también a tus amigos; y a el hermanito C. (para seguir con tu juego de abreviaturas) de tu amigo J; me ayudó mucho a pensar sobre mi vida y lo que quiero hacer; es bueno encontrarse con alguien tan brillante. Muchas gracias Pollo.
PS: deberías de relatar cómo fue eso de la Malteada, no es posible que se lo tomen en serio!!! jajaja.
PS2: de verdad me gustaría poder hablar contigo.

Mr. Cougar dijo...

¡¡¡Ahhhhh!!! ¡¡¡Clonación de gallos giros!!! ¿Qué no es ilegal eso? En fin... me gusta Café Tacuba... digamos que no lo suficiente para ser parte de la masa congregada frente a la Pejecueva.

Pato Pascual dijo...

yo los clone bwajajaja

Lupema dijo...

Haaaay!!!! me quedé sin aire después de leer tu post, pero ya respiré, no me gustan las masas, me gustaria ver algun dia a los tacubos, pero no rodeada de esa cantidad de gente, lo mejor de la noche para mi hubieran sido los tacos de birria,mmmmmm...

Saludos desde acá!

Sofía dijo...

Chaa, y qué del concierto?


¡tocaron la versión original de Un amor violento, abrieron con el espacio, estuvo Álvaro Henríquez de LOS TRES DE CHILE! Tocaron tres horas con un solo encore... gran ggrrran concierto.

Sofia dijo...

by the way...eres muy atractivo...auditivamente, fisicamente y lo poco que conozco intelectual de ti

Pato Pascual dijo...

Ya me sonroje

Miguel Tormentas dijo...

Eres el tipo de persona que ignora los pequeños problemas, que cuando alguien se suelta llorando porque sólo le quedaba un cigarro y se rompió responde con un franco "no mames" en su mejor tono demianbichiresco. Sin embargo para las cosas importantes siempre estás ahí.