jueves, mayo 19, 2005

Star Wars: Episode III, Revenge of the Sith (sin spoilers)

Mi buen amigo Nelos me consiguio boletos para hoy a las 12:01 AM. Un amigo suyo Miguel que iba ataviado full-Vader nos hizo el favor de comprarnoslos. No estoy lo suficientemente agradecido.

Estaba muy desanimado por Episodio II, me esperaba otro champurrado igual para esta peli hasta que vi en rottentomatoes.com 86% y escuche críticas alentadoras del estreno en Cannes. El ambiente del Cinepolis de Perisur era de insana expectación, todos pretendían estar tranquilos.
Se apagan las luces, pasan unos vertiginosos traileres, el id de fox, el de lucasfilm y de pronto la ya conocida leyenda. "A long time ago in a galaxy far far away". El inicio es abrumador, sin saber cómo uno se encuentra envuelto en la mayor batalla espacial que jamas se viera. Excelente introducción que promete. Toda la película esta rodeada de asombrosos efectos especiales! (a veces se nota el computadorazo)
(No quiero hacer Spoilers: comentarios de la trama que no se sepan de antemano)
Como es sabido Anakin es seducido al lado oscuro. Esta era mi preocupación principal, ¿será convincente el modo en que ese pequeño niño de Tatooine se convierta en un lord oscuro? Mi respuesta es sí, no sólo eso, sino que en mi opinión le da toda una nueva dimensión al personaje de Vader, protagonista de toda la saga.

Hablemos claro. Las actuaciones son tan regulares como siempre, la dirección de camaras insulta a los espectadores inteligentes, y la edición peca de redundante. Nada nuevo. Quien vaya a ver el film este consciente de que se trata de una pelicula de Star Wars y peor aún dirigida por Lucas. Pero este detalle no quita el valioso mérito argumentativo, para mi la clave de toda la Saga. Lucas se baso en la teoría arquetipica de los heroes de Joseph Campbell http://www.jitterbug.com/origins/myth.html
Toda la trama es una historia clásica y conocida, que incluso se encuentra en el inconsciente para algunos jungeanos. A esto se le añade el codigo de vida de honor Samurai, y la construcción de un universo alterno (influencia de Kurosawaga de la que él y Spielberg se dicen deudores) en un contexto futurista y Voilá tenemos Star Wars.
Episodio III debía representar la caida. Sin importar los fallos en la narración, basar la historia en un esquema clásico es un acierto. Note cierta repetición de temas bíblicos como el origen del mal. Obi-Wan como el creador y proveedor, y Anakin como el espíritu rebelde.
Se aclara también de manera convicente las motivaciones del lado oscuro, y las de la fuerza. Por otro lado quien quiera encontrar un discurso político en contra de la política intervencionista norteamericana y el pensamiento impositivo radical y fundamentalista de los republicanos lo hallará. "You speak like a Sith. The Siths always speak in absolutes."
Anakin tiene el talento, es el mito moderno, casi un Aquiles, pero su arrogancia y amor propio lo llevan al sufrimiento. Obi-Wan, es una persona de mente abierta, quizá no tan talentoso pero respetuoso del consejo de los mayores, de la tradición y de procurar un sistema burocrático y aburrido, donde quizá las acciones tomen mucho tiempo pero se basen en la legalidad, yo lo llamaría un Ulises.
En su tratado de los principes, Aquino afirma que la monarquia es un regimen muy peligroso, por la libertad de acción del soberano es el que puede hacer los mayores bienes pero tambien los mayores males. En cambio la democracia, de ser malos los gobernantos no afectan sobremanera a la republica, pero tampoco tiene tanta eficacia cuando son buenos. Episodio III es una intersante reflexión sobre la genealogía del mal. Por otro lado los amantes de la vieja saga no se veran desilucionados por que se resuelven de manera convincente los cabos sueltos en la historia.

Star Wars es una Opera Moderna. No sólo por la música (que en esta entrega es una magistral genesis paulatina del tema de la marcha imperial), sino por su estructura épica, su simpleza temática y su popularidad con las multitudes, sin duda una obra para juzgar a nuestro tiempo. Para mi Wagner no es un Beethoven pero en sus respectivos tiempos de vida siempre el primero fue más respetado que el segundo. Wagner era un excelente publicista, dentro y fuera de escenario. Sus obras eran simples y no requerían esfuerzo para su comprensión, estaban diseñadas para ser el fondo de las discusiones públicas, como una novela por entregas que uno puede saltarse paginas o como tener la televisión prendida. Beethoven es viceral apasionado y una inovación, un eje central de la música universal, francamente poco comercial. No Wagner no es ningún Beethoven, sin embargo es un Wagner. Me atreveré a decir esto, Lucas es el Wagner de nuestros tiempos.

Toca decir esto. Un referente obligado para la cultura pop, una muy buena entretención y una pelicula salvada por la trama, la más dramática de toda la serie.

3 comentarios:

Miguel Tormentas dijo...

Estoy de acuerdo aproximadamente con el 50% de lo que dices. Dejemos las especificaciones para algún día de ocio extremo.

Pato Pascual dijo...

En la pagina de Malakatonche http://katemako.blogspot.com él expresa su decepción por la película allí escribí:

"Querido hijo de nadie...
Cometiste un grave error, y era crearse espectativa sobre una pelicula de star wars. Yo aprendi de ello en el episodio II, el primero me gustó, y ya quería ver al imperio romper cabezas y en vez de ello salio un churraso sin sentido. Me prometí nunca volver a hacerlo. Por eso para esta tercera entrega me negue a ver clone wars, a investigar cualquier cosa más que las críticas del rottentomatoes y a ir con mi mayor escepticismo de modo que si algo me gustaba, cualquier cosa, ya sería una ganancia y no una decepción. Ni auto-engaño funciono, la pelicula me gustó por que me esperaba otro episodio II, si hubiera hecho de otro modo habría salido tirando pestes.
Creo que quien vaya a ver esta pelicula ya debe prepararse de antemano a las chafi-actuaciones, dialogos sin sentido y deficiencias directivas y en vez de ello tirarse bien en el sillon y prestar atención a la intensa acción, duras y ferreas batallas y vibrantes efectos especiales. Lucas no engaña a nadie con su facha de director, es el mejor en la industria técnica del cine, pero nada más. La historia está bien construida por que la toma de modelos de argumentación clásicos y eso es algo más o menos laudable, así que digamos que se hace solita casi casi sin la ayuda de la dirección de los actores. No es una joya cinematográfica, no es el gran plato de película, pero no sé por que siento que podría verla unas dos o tres veces más, es como comida chatarra para los ojos, rica al instante y hasta pegajosa, te llena la panza y "se te antoja", pero no es ni nutritiva ni sabrosa."

Espero que pueda de algún modo completar la crítica que hice, aquí dije que Star Wars era una opera moderna similar a Wagner, a mi no me gusta Wagner, se me hace muy comercial, pero la verdad es que tampoco sé mucho de su música, tengo una idea majadera, también se me hace como los impresionistas de la pintura, tampoco me gustan, ¿son como comida chatarra para mí? Chance, si a alguien le parecen majaderas mis consideraciones, ni maiz así le puse a mi blog.

hugo dijo...

que barbaridad, tan completa y erudita critica y tan agradable, ahora que ya vi la peli, y solo tienes dos comments! y uno es tuyo. que miserables son los lectores blogueros!!! bueno, por otro lado, escribes muchisimo!

saludos