lunes, mayo 23, 2005

Las muchas reflexiones sobre el gansito -grand blog-

Primera Parte: La iluminación del gansito.

Un buen descanso entre clases Miguel Tormentas y yo, fuimos por un refrigerio. ¡Ah! El buen gansito con coca, nunca nunca falla, por su tradición, ha sido parte de nuestra vida desde 1958. Ese día traiamos unos pocos pesos en la bolsa y mucha hambre en el estomago, pero pensabamos que el nutritivo gansito nos ayudaríá por su deliciosa combinación de chocolate, crema y mermelada que lo han convertido en el pastelito preferido de grandes y chicos. Además segun descubrimos en la envoltura está adicionado con vitaminas del complejo B que ayudan a utilizar la energía de los alimentos, con hierro indispensable para el buen funcionamiento del cerebro, zinc que ayuda a reforzar las defensas y ácido fólico indispensable para el crecimiento.

Ambos pretendiamos disfrutar del gansito (además compramos uno para los dos). Como era poquito intentabamos saborear cada mordisco, por su puesto que no fue suficiente para nuestro basto apetito, entonces Miguel explico:
-¿Sabes, en realidad no puedes disfrutarlo mucho por que en realidad no es chocolate?, sino más bien una pasta vegetal con saborizante llamada Glüten? La única forma de comerte un gansito sin que se forme una pasta babosa en tu boca es tragandotelo majaderamente.
Sin pensarlo mucho dije: -es como el mundo.
En ese momento ambos "fuimos iluminados". De alguna manera. Casí es un Koan. No se puede explicar, se tiene que entender la experiencia. Sufrimos un cambio de consciencia. Algo más o menos respetable, que le haga favor a la anecdota puedo decir. La enormidad del mundo en contenidos y esencias es tal que no podemos detenernos un segundo a reflexionar, tenemos que digerirla como viene tanta como sea posible.
La anecdota persistió por mucho tiempo hasta que el gansito tuvo su revancha.

Segunda Parte: La experiencia del Maxi-Gansito

Un viernes, en la penultima clase de Carlos Llano, mientras yo planeaba un modo de escaparme por la ventana, Miguel Tormentas llego con una sorpresa. El Maxi Gansito. Sí. El Maxi Gansito. El Gansito Gigante (unos cuatro gansitos de largo y dos de altura) diseñado para ser consumido como pastel en las fiestas infantiles. Nadie podía creerlo. Lo que me impresionó fue la sensación que tuvo. ¡Sorprendio a dos salones de filosofía! Todo el mundo sabe que no hay nadie más esceptico que el filósofo (extraña ironia del tiempo pues la actitud socrática reza justo lo contrario), y más aún con algo relativo a postres infantiles. El evento me recordó a la fenomenología, corriente filosófica que propone que el conocimiento humano siempre es fáctico, es decir nos relacionamos con nuestro entorno de manera práctica y no teórica. (esto es evidente con los niños -de muchas edades- que primero tocan y manosean y se meten objetos a la boca antes de hacer preguntas). Las primeras preguntas que se hacen al conocer el maxi gansito no son: ¿cuál será su potencial de mercado? ¿a quién se le ocurrió? sino ¿cómo se come? ¿es posible comer tanto gansito? ¿cómo puedo conseguir uno? ¿por qué si me muevo en el mundo y gansito es una marca tan reconocida no lo había visto? todas preguntas prácticas, fácticas, luego llegan las teóricas.
La impresión pasó tan rápido como el tiempo en que nos tardamos en relacionarnos fácticamente con el pastel...

Tercera parte: La reflexión totalizante del Maxi-Gansito

Para escribir este blog quería encontrar una imagen del Maxi-Gansito por si no me creían. No la encontré, por alguna razón intuyo que marinela tiene como estrategia de mercado mantener el producto oculto. En realidad no se menciona en ningún lugar que yo encontrará cualquier cosa sobre él. ¡En ningún lado más que en blogs! Mi teoría de la facticidad se corroboró primero en "cosas del destino":
  • Aldo Ramirez reseña al Maxi-Gansito
  • , donde además se incluye la opinión de bimbo sobre si el gansito es bueno o malo, ustedes ya adivinaran la respuesta. Aldo Ramirez de Monterrey NL a quien le mando un saludo si esta leyendo esto encontró la pregunta en:
  • Grupo Bimbo habla del gansito

  • Aldo fue más lejos aún al encontrar otro blog donde hay una secuencia donde su autor Master Jedi Calleja se relaciona ¡facticamente! con el Maxi-Gansito:
  • Jedi Calleja y la facticidad del Maxi-Gansito


  • Las preguntas que se hicieron sobre el gansito también fueron fácticas corroborando la teoría del conocimiento fenomenológica. También me hizó sentir una calidez especial el hecho de que no estuviera sólo discutiendo el tema y me tomaran por un mentiroso al anunciar algo tan serio como un Maxi-Gansito.

    Cuarta Parte: Conclusiones, el Maxi-gansito como nuevo punto de mira

    Todavía queda una pregunta por contestar... ¿el mundo sigue siendo como un gansito? es decir, una experiencia que si nos detenemos a saborear se vuelve una masa en nuestra boca y más bien debemos deborar. ¡El Maxi-gansito reformula todo el planteamiento! Por que en el caso del gansito clásico, uno nunca era suficiente y comprar otro era como hacer trampa. El Maxi-Gansito rebasa la experiencia (its overwhelming), es difícil acabarselo, son dos capas de mermerlada y crema en un volumén que podrían ser entre seis y ocho gansitos, de todas formas no te puedes detener a saborearlo pero ahora si lo tragas majaderamente ¡no se acaba! Muchas cosas se pueden decir de esto, quiero dejar la pregunta al aire, (en este blog en específico espero muchos comentarios), se los agradeceré mucho si los dejan, (Pueden notar el esfuerzo el trabajo bibliográfico es exhaustivo). aun si encuentran blogs más recientes. La reflexión con la que me quedó es que sí hay una nueva formulación, si el mundo fuera como el maxi-gansito comerlo solo te empacharía, esta diseñado para compartirlo.

    10 comentarios:

    diminui dijo...

    Lo ke me mató de este blog es eso de "La mayoria de los blogs tratan sobre lo que te pasa en la vida, lo que pasa en mi vida es escribir mi blog"
    Te informamos que este blog ha sido aceptado en el directorio de blogueratura.com, el lugar de la literatura independiente.
    Encontrarás los botones de enlace en http://www.blogueratura.com/Botones.htm
    no olvides colocar uno en el blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
    También te invitamos a participar en la sección "el artículo quincenal" manda tus artículos (tema libre-menos poesía o cuento) a blogueratura@gmail.com
    Si conoces a alguien que pueda interesarse por blogueratura, no dudes en comentarle sobre nosotros.

    Gracias por seguir publicando la palabra.

    Marie-Laure Bosch dijo...

    Hay personas que no comían gansito, que retrógadamente buscaban el sabor de ese pseudo chocolate que llama Miguel Gluten, pero en la fresa del chocotorro. Hay personas que no pueden comer un gansito sin sentir desprecio por sí mismas. Pero sucede que cuando ven la primera vez el gansote no pueden creerlo y todo es felicidad, se vuelve un recuerdo memorable porque se elimina ante tanto pan el sentimiento de asco y hasta el dibujito cae bien, y se cumple su deseo de que lo recordemos.

    rf dijo...

    Pero habría que detenerse más en las envolturas conmemorativas del gansito. Una por cada una de las décadas, desde 1950 a la fecha.

    aldoara dijo...

    Pato: Gracias por la referencia a mi blog, yo sólo soy un humilde adorador del gansito marinela, y la fuerza puso en tu camino mi blog para que difundieras la palabra gansitosa. Saludos!

    aranta dijo...

    en Colombia existe el gansito. Pero no el de Marinela. Aquí el gansito es un producto de Ramo, producto tradicional que marcó mi infancia. Hace algunos años llegó el gansito mexicano, con la llegada de los productos MariSela (?), pero, como aquí ya se había registrado el nombre, le pusieron "patico" o algo así. No he querido probar este patito extranjero que osa arrebatar al verdadero gansito su lugar en mi corazón. Talvez sean la misma cosa, pero, talvez no. Debo decir que iría a la guerra de los gansitos, defendería a capa y espada mi gansito colombiano, mi desayuno de tantos días, mi amor de infancia. Abajo el patito imperialista!

    Marie-Laure Bosch dijo...

    Colombia y México, una vez más unidos. Yo sé cuánto podrás decirle a esta mujer que no sólo es hermosa,filósofa, sino también oh privilegio de unos cuantos colombiana, ¡Colombiana!

    Denisse dijo...

    yo quiero unooo!!
    donde puedo comprarlo?

    soy de monterrey

    evilplaton dijo...

    oohh si el gansito ese pastelito tentador, peor em pregunto tambien si el gansito es responsable de la obecidad del pais donde yo em incluyo peor par ami el gansito no tiene nada de culpa, mas que su sabor
    incluso pude comerse en dias de calor pues aunque su exterior este casi derretido su mermelada proporciona esa agradabel frescura

    gansito, gansito de mi corazon

    los golpes y ofensas no evitaranq ue te siga consumiendo te recordare por simpre

    y el maxigansito una vez me dejanon comer uno peor me obligaron a compartirlo, peor tal como lo dicen e querido comerlo entero solo para mi peor luego al querer tomarlo del exibidor me entra ese sentido de culpa y no lo puedo tomar.

    gansito pero que pasa con el chocotorro, la otra vez escribiendo pense, cual sera el nemesis de gansito y lo primero que se me vino ala cabeza fue el chocotorro.

    Anónimo dijo...

    Ijole hoy me tope con la Teoria del Maxi-Gansito la he denominado asi ya hasta no ver no creer, y parece real por lo que ustedes dicen pero en mi veracruz nunca he visto un Gansito de ese Tamaño ... aunque sea un post muy viejo el tuyo esto apenas llego a mis manos jejeje' Saludos ...alrakita

    Anónimo dijo...

    andaba buscando como hacer un gansito..y llegue a tu blog, sabes..soy de EU a mi novio y a mi nos encatan..no sabia k no era chocolate...its disappointing...