jueves, abril 07, 2005

Hasta siempre

Se dice que cuando alguien se va sin pensar volver no se despide. No da razones, no hay un último adios simplemente toma algunas cosas y camina a través de la puerta. Al empezar este blog ya sabía lo peligroso que podría ser para mi salud mental y mis actividades cotidianas. Ante la insistencia de un buen amigo cedí, sólo para darme cuenta tragicamente cuanta razón tenía. Este blog tiene una semana de vida, para el tiempo considerado siento que he escrito demasiado. Como siempre cuando se accede a hacer algo nuevo uno pretende aprender cualquier cosa sobre sí mismo. Este blog me enseñó algo nuevo, pero no se decir bien qué. Lo que es seguro es que no puedo continuar. Sabía que sería una gran distracción, pero nunca me imaginé que tanto. Alejandro ayer terminó el suyo. Él dijo que quería sobrevivir al blog y no que el blog lo sobreviviera. La verdad es que nunca tuve el coraje para iniciar uno especulando el obsesivo trayecto que recorrería, tampoco tengo mucho coraje para terminarlo así que la inercia de su ánimo vitalista es un buen pretexto para darle fin. Se que di razones para despedirme, mismas que ya estaban dichas cuando empece el blog. De cierta forma esto no es inesperado. El blog es muy agradable, a veces parece vivo. Pero en este caso el que debe sentirse vivo soy yo. No creo que vuelva a escribir a menos de que hubiera una insospechada aclamación popular, de cualquier forma lo que no dejaré de hacer es escribir, para todas aquellas personas bien intencionadas y que encontraron algo minimamente valioso en esta página y quieran conversar les dejo el correo: cavakun2@yahoo.com.mx, el messenger chequenlo en el profile.

Hasta siempre.

miércoles, abril 06, 2005

Gracias

Sólo quiero agradecer a los lectores de esta página. Su interes es una motivación.

Sobre las posibilidades

Cada momento la posibilidad cambía. Justo ahora pienso cosas distintas a las que pensé ayer. Este blog podría ser distinto si lo escribiera dentro de diez minutos. Lo único que permanece es el cambio, dirían algunos postmodernos reinterpretando a Nietzche. (La pasada oración no existiría si no hubiera tomado la clase de De Haro). El problema de la angustía, (la apertura de las posibilidades) no es sólo que pueda realizar muchisimas cosas, sino que en cada momento van siendo distintas y algunas van desapareciendo. Por ejemplo la posibilidad de subirse a los juegos de Mcdonalds ha desaparecido. La angustía no es absoluta, se da en el tiempo. Por decirlo así siempre va acompañada de cierta desesperación. (El cese de las posibilidades). La angustia es interpretada como un estado de animo. De cierto sentido se puede decir. Pero radicalemente sabemos que es mucho más. Una vez Alejandro dijó: "Las canciones de The cure son muy alegres, tienen letra alegre entonces ¿por qué es tan triste?". En su blog ha estado cabildeando el tema ultimamente. Como entrar o salir de estados de ánimo. ¿podemos procurarlos? Desconozco. Lo que sé es que casi todos los días siento angustía. Sobre todo en una situación muy determinada. Al ver a una niña que me gusta. Ayer ví a tres. Una estaba esperando afuera de la escuela. Estaba sola. Como diría un pirata hacía una nave española cargada de oro: "lista para el abordaje". Nunca antes la había visto sola. Era la oportunidad. La posibilidad. De hablar con ella. Pero ¿de qué? o ¿de qué modo? o ¿cómo? y si tuviera exito con una conversación al menos inteligible para un hispano-hablante la invitaría después a salir. ¿a donde? ¿y luego? Puedo continuar imaginando futuros posibles. Declaración de noviazgo, salidas al parque, puestas de sol. Todo con ella y tan radicalmente distinto como sería estar con ella. Una posibilidad que se inicia en un instante con una persona en específico. El inicio de una nueva vida. Este delirio se repite con cada chica linda que veo. ¿cómo podría relacionarme con ella? Por supuesto es falaz. No siempre lograría relacionarme exitosamente con todas. Las posibilidades no son infinitas, pero aún así puede que sean numerosas. Otra estaba afuera de la biblioteca nacional. Pasó lo mismo.
Sólo me he aventado a hablar con una chica que no conozco. Susana. Casí todos conocen la historia, incluso ella que la recuerda con simpatía. Obtuve una linda amistad, y entré a la vida por la puerta de atrás. No me arrepiento. Pero no creo que alguien debiera hacer con cada persona que viera como posibilidad. ¿Se convertiría en un Esteta? Sólo perseguidor del objeto de su afecto. ¿Cómo conseguir pareja? ¿Le tiramos a las probabilidades y conocemos a tantas personas sean posibles? o ¿confiamos en la providencia? Sería triste que por comportarse de forma estadista conocieramos a alguien privandonos de conocer a otras personas. Conocer a alguien siempre es algo incidental a menos de que el destino exista. Nuevamente la angustia prevalece por sobre ambos caminos. Si encontrar a la persona amada depende de una campaña publicitaria donde daremos con la persona más adecuada la posición de seductor es la más adecuada, tendríamos que angustiarnos por la posibilidad de cada posibilidad. Si en cambio estamos destinados a encontrar al ser amado, la angustia consistiría en esperar el momento de la epifania donde la realidad nos revelara la identidad secreta de la persona buscada.
Muchas veces me han dicho que tengo un problema con las cosas que no puedo controlar. Creo que no soy el único. Sabemos que si no vamos a la escuela reprobaremos, pero en encontrar el amor, ¿depende por completo de nosotros? Una sana actitud hacía las demás personas, buscar en los lugares convenientes y procurar ser una buena persona puede ayudar a encontrar pareja, pero nunca es definitivo. La necesidad de la coincidencia espacio-temporal persiste y esa no depende de nosotros. A veces pienso, quizá la persona que está hecha para mí vive en la china (es muy probable por la cantidad de personas que allí vive). Pero si estuviera destinada para mí, el sino sería muy cruel si la pusiera tan lejos de mí.

Ahora un poco de angustía para ustedes. Directo de mis salones de clase dos episodios en la vida de lo que presumo es el mismo hombre. Concebidos como textos independientes luego me percate de cierta continuidad. El lector juzgará si se trata del mismo individuo.

I.
La calle empedrada, el agua nocturar refleja un cielo nebuloso y opaco. Una hoja en el suelo es lo único que se mueve, agradecida por incipiente soplo que no puedo llamar aire. Sólo el sonido de una puerta de metal me distrae lo suficiente como para no llorar. La escena es única, desoladora, pesada, cargada de nada, ni un viviente más allí que yo: las plantas, marchitas.
Hay un tronco podrido, impide el paso a un patio que promete, el obstáculo me disuade de hacerlo.
No sé que hacer. No miraré atras, tampoco me puedo sentar y permanecer de pie es incomodo, estoy inmovil, mi existencia es en este momento más una costumbre que una convicción.
Esta calle me tienta, me alimenta, vivo de ella, con ella y le temó. No encuntró nada más que la consciencia de una observación intermitente. Terror de angustía. Quiero escapar, pero estoy al aire libre ¿a donde podré ir? Seguramente a un lugar no muy distinto de mi. Todo el globo esta pavimentado de sufrimiento.
Nadie transita este camino. Si los hombres somos viajeros no veo a nadie circulando, ni siquiera yo. Soy un testigo de la vacueidad. Este lugar fue hecho por hombre que ya no están, concebido para cualquier proposito menos el de que yo lo mire. Ellos no estan, no los conozco, el tiempo me separa de los demás. La calle es testigo de nuestro paso, todos nosotros esperamos que en algún momento ese tiempo, este tiempo, el tiempo termine.

II.
Sabía que lo peor de haber asesinado a su mujer sería la soledad que vendría a continuación. Mientras lavaba su traje manchado, lloraba extrañando las noche que ya no pasarían juntos. Allí, ella, su rostro, languido y flácido nunca volvería a sonrier con el cabello echado al vuelo. De cara al piso. Ya no escuchaba el agua que limpiaba a su mano ejecutora. Tampoco maquinaba una venganza, no intentaba defensere, ni gritaba de pánico. Chorreaba. Si interior estaba vacio, y se le había salido a cuentagotas. Dip, Dip. las gotas derramadas seguían su cause por la escalera hacía un mar de tranquilidad rojo. Ninguna persona notó como su piel blanca y su fina cabellera combinaban con el tono billante casí destellante del líquido que salía por su cuello: hermoso contraste que apenas se hacíá más bello por acero destellante del cuchillo encajado en su pecho. Él miró. Dejó el jabón y la abrazó, sin importarle mancharse de nuevo. Se levantó sosteniendola. La apretó fuerte, el arma se internó aún más en su cuerpo. Explotaron las venas del corazón y virtió su contenido sobre el marido y el cuarto.
La perfumada cabeza de la mujer se echó para tras, la liga que sostenía su cabello se soltó. Una invasión súbita de luz vespertina fue a dar justo a ese lugar de la espalda. El hombre se enjuagaba las lagrimas en su pecho, que en un súbito movimiento se erizó apuntando el techo. Su figura se curveo. Sus brazos descendieron delicadamente, a travéz de ellos circulaban rios de sangre que morían en las puntas de sus dedos. El la sostenía sin percatarse de la fuerza con que la estrujaba, tanto, que hubiera parecido que un gemido escapaba de los grices labios. Su cintura se contrajo, su masa corporal se distribuyó hacía su cabeza y sus pies, lejos del centro. Parecía que iba ser fragmentada en dos. La sangre brotaba por cada salidad posible. Pronto estaría desparramada de adentro hacía afuera y aún, segía viendose hermosa. Donde la piel persistía inmaculada, brillaba albina decorada de un liquido seda roja. La presión estaba a punto de dividirla. Los brazos del sujeto ya casí alcanzaban su propio estómago. Contemplar esta figura femenina semejaba una escultura de marmol separada como si fuera arcilla. Cuando finalmente sucedió la división, la parte superior salío expulsada hacía el techo convirtiendose en una mancha que eventualmente se transfiguró a su vez en una nube que salió por la ventana. En cambio, las piernas de la mujer permanecieron sin transformación, al verlas, el hombre salió por la habitación siguiendo a la nube por el mismo lugar, sin saberlo pues nunca la miró.

domingo, abril 03, 2005

Ansiosa necesidad de expresion

De chico quería ser artista. Pintor sobre todo. Igual pensaba estudiar diseño grafico para estar cerca del ambito editorial. Pero estudie filosofía. Quizá por mi siempre común neurosis. Quizá por que en ella encontre la diversidad para conocer tantas cosas. En realidad si algo admiró del pensar filosofico es su versatilidad. Misma que pensaba podíá conducirme a una creatividad más amplia que el arte. Nunca tuve habilidades especiales con los libros. Era de los que veía los dibujos. Nunca leí. Ahora no lo hago demasiado. ¿Por qué escribo?
Creo que lo que si hago mucho es hablar. Para mi la escritura es esencialmente comunicación, más que arte. Tengo una sensibilidad del diablo a la hora de leer. Al menos eso creo yo. En ocasiones logro entender algo de las personas. Si me explican con cuidado y si oigo atentamente, a veces lo consigo. Para eso escribo y leo para entender.
Nada de que la escritura por la escritura. Es un medio, para nosotros los hombres. Si puede servir para comprendernos no podemos pedirle más.
Deseo comprensión. Deseo comprender. Quiero entender y ser entendido. Tal vez por eso escribo. Es extraño. Me parece como si lo hubiera tomado como un oficio. Escribir. Es un buen trabajo. Me habitue, eso esta bien. Es agradable. Escritura automática. Ser "escritor". Pero no decir soy escritor, sólo escribir. Eso es todo. Un día sólo pense. El escritor escribe. Me olvide de las tonterias de no estoy preparado, no he leido. Puedo hacerlo todo el día. Cuando alguien encuentra algo así creo que ha encontrado su vocación. Algún día leere más, mientras tanto. Estas letras soy yo.

Nota de Karol

Agradezco con profunda gratitud la nota dejada por Michael Sturm en la entrada de Karol Woytila, que hace alardes se su conocimiento y buen estilo. Invito al lector curioso que se acerque a ella en la sección de comentarios.

Dos de abril

Los nativos americanos consideraban este tiempo como el momento del despertar. En esta epoca la naturaleza vuelve a la vida después de la hibernación, así como las personas que nacieron en este tiempo son vitales, enérgicos y vivaces como recien despertados. Por su entusiasmo y eterna busqueda de proyectos se les relaciona con el halcón, ave de grandes alturas. Se asocia también con el periodo infantil, los nacidos en este tiempo no reparan en el pasado ni en el futuro, viven en presente y disfrutan hacer lo ocotidiano. Por su arrojo intempestivo son impacientes pero si logran enfocar su energia pueden obtener grandes logros. A diferencia del zodiaco latino, el conocimiento de los pueblos del norte (Sioux, Mohicano, etc..) se basaba en el conocimiento de la naturaleza. Tesis compartida por la erudición esotérica oriental, egipcia, persa e incluso griega de que el hombre es un micro-universo, una escala pequeña de toda la realidad y que en el se manifiesta una parte del alma del mundo. Los filósofos conocen bien la doctrina en el Timeo de Platón. El bautizo cristiano de estas doctrinas pudo quizá ser traducido a la conocida sentencia: "imago dei", donde se sustituye naturaleza por Dios, el hombre es semejanza divina.
La reinvención cristiana de las doctrinas paganas sobre estas fechas se traduce en la Pascua. Momento de regeneración que surgue a partir del largo esperar del invierno. En el judaismo es la llegada a la tierra prometido después de sufrir la esclavitud en Egipto y cuarenta años perdidos en el desierto. En el cristianismo es la resurrección de nuestro señor. En todas las culturas existe la festividad de la primavera, desde nuestra mesoamerica hasta el lejano oriente.
La palabra clave es la regeneración. Todo vuelve a brotar a partir de lo que se creía muerto. Un resurgir inesperado del hombre y la naturaleza (Physis) en pleno sentido griego como: " lo espontaneo, lo que surgue".
No me parece inverosimil pensar que si existe una inteligencia divina esta se manifieste a través de los ánimos de la naturaleza. De la muerte de su santidad en este tiempo promete cambios de renovación a partir de la tierra que el preparó para el próximo jerarca.
Creo que todos podemos sentir este espíritu de cambio. Siento como muchas cosas se precipitan y otras nuevas se construyen, es un momento propicio para comenzar y terminar ciclos. Hara bien quien pueda adaptarse a los cambios.

Pasando a otras cosas.
Fracaso mi proyecto de aparecer en el blog de Memo. http://guillermoinj.blogspot.com/
Habló más de los efectos de la fiesta que lo sucedido en ella. (Quizá por lo mismo). Todos cabildeamos. Había que hacer algo con Memo. Algo notorio y escandaloso para aparecer en el blog. Golpear a Memo, enojar a Memo, retener a Memo, besar a Memo. Lo mejor hubiera sido hacer algo cotidiano y lo más predecible posible. Beber con Memo, comer con Memo, cantar con Memo, o mejor que todo ello nuevamente: Beber con Memo.
La idea era elegante: Mantear a Memo. Desconociamos el apoyo que tendría la idea. Pero en cuanto alguien la menciono, aparecer en el blog dejo de ser importante. Sí. Queríamos mantear a Memo. Quizá el inesperado juego, la participación de muchos de sus amigos o la emoción de volar un metro por el aire le agradaría tanto como para recordar con alegria el suceso. (Nuevamente el blog ya no importaba, pero esta vez que aparecíera el evento denotaría que Memo le dió algún significado).
El proyecto casí es frustrado por la falta de dos elementos escenciales. Memo y una manta. Pensamos en que Julián o algún amigo intimo de Memo que conociera el palacio Nuñez se escabulliría en las habitaciones para obtener el bellocino sagrado. Pero nadie se ofrecio. Memo estaba desaparecido, todos rezabamos para que fuera entre unas faldas.
La manta fue hallada. Afortunadamente habían puesto un mantel demasiado grande para la mesita de bebidas. Al descubrir que estaba doblado nos apresuramos a despojarle los alcohólicos objetos que tenía encima. Tenía una superficie aceptable, pero dudamos de su resistencia. "Pasa" se hizó voluntario de prueba. La manta no pudo alzarlo demasiado pero resistió. Ahora sólo había que esperar a Memo. Eventualmente dimos con él y tendimos la trampa. Llevamos la manta a un lugar más conveniente, como lo hicieron los pillos de la venta y comenzamos el ritual sólo destinado a casamientos y otras víctimas de celebraciones como Memo. Pensé que la obligada referencia literaria sería comentada por los múltiples escritores e intelectuales por los que me ví reunido, que por mucho sobrepasan mis habilidades. Pero por ser una idea tan inmediata, hacerla evidente podría ser insultante por lo que supongo, todos permanecieron callados. Espero que en el aire, aún con las copas de manos y al borde de que los tacos le salieran del borde, Memo remotamente recordará el pasaje. Por ser tan divertido y pertinente, y con miedo de que algún lector que ya lo conozca de memoria se indigne con la siguiente cita, me atreveré a disponerla para el agrado de todos.

"Quiso la mala suerte del desdichado Sancho que, entre la gente que estaba en la venta, se hallasen cuatro perailes de Segovia, tres agujeros del Potro de Córdoba y dos vecinos de la Heria de Sevilla, gente alegre, bien intencionada, maleante y juguetona, los cuales, casi como instigados y movidos de un mesmo espíritu, se llegaron a Sancho, y, apeándole del asno, uno dellos entró por la manta de la cama del huésped, y, echándole en ella, alzaron los ojos y vieron que el techo era algo más bajo de lo que habían menester para su obra, y determinaron salirse al corral, que tenía por límite el cielo. Y allí, puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarle en alto y a holgarse con él como con perro por carnestolendas.
Las voces que el mísero manteado daba fueron tantas, que llegaron a los oídos de su amo; el cual, determinándose a escuchar atentamente, creyó que alguna nueva aventura le venía, hasta que claramente conoció que el que gritaba era su escudero; y, volviendo las riendas, con un penado galope llegó a la venta, y, hallándola cerrada, la rodeó por ver si hallaba por donde entrar; pero no hubo llegado a las paredes del corral, que no eran muy altas, cuando vio el mal juego que se le hacía a su escudero. Viole bajar y subir por el aire, con tanta gracia y presteza que, si la cólera le dejara, tengo para mí que se riera. Probó a subir desde el caballo a las bardas, pero estaba tan molido y quebrantado que aun apearse no pudo; y así, desde encima del caballo, comenzó a decir tantos denuestos y baldones a los que a Sancho manteaban, que no es posible acertar a escribillos; mas no por esto cesaban ellos de su risa y de su obra, ni el volador Sancho dejaba sus quejas, mezcladas ya con amenazas, ya con ruegos; mas todo aprovechaba poco, ni aprovechó, hasta que de puro cansados le dejaron."
Primera Parte. Capítulo XVII

sábado, abril 02, 2005

Karol ya estas en casa

El ministro de Salud del vaticano, agobiado por alguno que otro problema consultó a Su Santidad, quien sólo dijo: recuerda que después del viernes santo sigue el domingo de resurrección.
Mucho se ha dicho de Karol Woytila. Opositor de las corrientes deshumanizantes, activo atleta, pensador entusiasta, escritor prolífico, viajero incansable.
Juan Pablo II, viajo, publicó e hizó más declaraciones públicas que cualquier otro papa en la historia de la iglesia. Se le atribuyen tanto logros políticos como sociales. Su sola presencia congregaba multitudes en cualquiera de sus incontables viajes. El país que visitaba era sacudido durante su visita por un movimiento que nacía del corazón de cada uno de sus habitantes. En algunos había fe, en otros sembraba la semilla de una vida mejor.
Como a muchos otros creyentes, tuve la experiencia de la duda de la institución eclesiástica romana. Sobre todo, en el asunto doctrinal, del cual siempre se tienen opiniones adversas. A este pontífice se le ha acusado de conservador. En efecto la doctrina ha sufrido muy pocos cambios o revisiones durante su administración si la comparamos por ejemplo con los años prescedentes. (Concilio Vaticano II).
Quienes me conocen, saben de mi constante malestar sobre el enfásis doctrinal hecho por la Iglesia y otras instituciones. El mensaje de Cristo se pierde en un mar de interpretaciones evangelicas que versan casí siempre sobre culpas y pecados. ¿Donde quedá el amor de Cristo?
La casi nula apertura doctrinal de Juan Pablo II me desalentó, al grado de tomar distancia con la Iglesia. Lo que no había sido capaz de ver era el diálogo ecuménico de la iglesia: su vocación apostólica en paises no católicos, su profundo interés en razas y naciones de distinta mentalidad cultural y sobre todo su apertura a los hermanos de otras religiones.
Si Juan Pablo II no le dió importancia a la doctrina, no tuve que ver tanto con su posición al respecto, (estuviera de acuerdo con está o no), sino por que en sí misma sólo implica la forma del mensaje del evangelio. La materia prima y él la conocía es el amor. No fue sino hasta que vi la conmoción en San Pedro y pasaron algunas escenas de sus viajes que comence a percatarme de ello. Allí Karol abrazando a un niño, allí cantando con los jovenes, con un sombrero de charro, en África, en Asia, en Chile, en México. Su lenguaje corporal me dijo más cosas que muchos sermones. Lo vi besando, lo vi abrazando, lo vi conmovido por un rostro sufrido, lo vi humano, y esto era Cristo.
Como filósofo he estudiado muchas doctrinas. Pocas de ellas llevadas a la práctica por su autor o por cualquiera. Los ejemplos de los coherentes prácticos son contados. También puedo decir que pocas tienen que ver con la vida. La mayoría es una reducción a un término: la sensiblidad, la monada, el fuego, el apeirón, el espíritu absoluto, etc. He visto actuar sobre mí y mis compañeros a la filosofía como habito intelectual como formación de la mente, en verdad es una gran educadora. Pero como crecimiento personal, la ciencia no puede ser nada por sí misma. Esa es responsabilidad del sujeto. La filosofía es una gran guía, tan buena que nos perdemos en las instrucciones y nunca armamos la bicicleta. La filosofía de Karol, y la filosofía de Cristo nunca puede ser más que una buena acción. Es cuando todas la sabiduria del mundo no puede valer más que aunque sea un pequeño pero sincero gesto de amor.
Como muchos, estoy habituado a la iglesia sufriente. El arte barroco cargado de expresiones de dolor. Grandes construcciones monumentales hechas de marmol donde la mirada de los santos en sus nichos se siente atrás de la nuca. Acostumbrado también a las confesiones hechas más por culpa que por sincero arrepentimiento y a las misas dominicales obligadas. Al no poder al Jesus humano que caminaba entre nosotros, comiendo y hablando con sus amigos, me hice a un lado. En Karol pude ver una imagen del nazareno.
Había escenas que ya conocía pero que no había visto detenidamente. El papa de roma en una sinagoga, el papa de roma en tierra santa; en el muro occidental, el papa de roma en una mezquita, con el patriarca de oriente, con anglicanos, ofreciendo "ritos ecuménicos". Si eso no es olvidarse de la doctrina no se que pueda ser.
Karol siempre fue un hombre joven y así quiero recordarlo. Con una fortaleza tal, que se podía ver por debajo de su vestimenta papal su notable complección fisica. Gracias a ella pudo soportar enfermedades, accidentes y un atentado. Pero también esta caracteristica lo mantenía cerca de los jovenes. A ellos les dedicó muchos pensamientos. En otro tiempo yo hubiera interpratado esto como una estrategia doctrinal. En realidad hoy descubro un auténtico interés incitado quizá por sus propias afinidades personales. Yo lo veo de otro modo. El Dios cristiano es un Dios de vida. Jesus no pone reparo en insistir en ello. Mal interpretan la religión quien la ve en la figura agotada de la viejita de iglesia que clama con una lastimosa voz por la misercordia divina. Aunque hay paz y amor para todos: el amor divino debe reflejarse sobre todo en quienes pueden amar. (La viejita puede amar como una joven tan bien como cualquiera, pero es más facil hacerlo si se es joven) Aunque la juventud sea una propiedad espiritual, los jovenes tienen la ventaja de la edad. (Aunque suene tautológico). Son ellos en donde se manifiesta con mayor vigor el impetu y las ganas de vivir. El cristianismo no es una declaración al final de nuestras vidas de perdón con miras a conseguir una buena muerte, es una declaración de vida hecha todos los días.
Karol amaba y entendía a los jóvenes. Variadas y recurrentes son sus anecdotas al respecto. El mismo era un joven hasta el último día como Cristo y Francisco también lo fueron. El Cristiano vive. La muerte es sólo la esperanza de la resurrección. Pero para el que tiene fe, la muerte ya esta desterrada, no hay sufrimiento, sólo gozo en la espera de Jesucristo. Karol hoy me ha enseñado eso.
Si, parece un sermón. Pero estoy emocionado. He visto a la filosofía viva. Hace poco estudiamos el pensamiento de Karol antes como filósofo. Lo analisamos tan clínicamente como a cualquier otro autor. Pero a él lo vi entre los que sufren consolando, y entre los que lloran riendo. Karol hasta el final siempre fuiste un joven.

Navarro Valls aseguró que sus últimas palabras fueron para los jóvenes: "Os he buscado. Ahora habéis venido a verme. Y os doy las gracias. Amén ", murmuró Juan Pablo II, mirando ayer la ventana de su habitación, alzó la mano en el gesto de una bendición final y murió a las 21.37 hora de Roma.

Karol Woytila, S. S. Juan Pablo II
1920-2005