jueves, marzo 31, 2005

Malteada

Miguel Malteada escribio una obra cuspide que estuvo a punto de perderse en los anales de la historia. Quisimos sacarla de tan oscuro lugar para el deleite de todos. Su texto, más que intuiciones separadas de la realidad constituye el desenvolvimiento de uno de los tópicos más humanos. A través de la malteada, Miguel Malteada explora temáticas tan interesantes como disimiles como teoría del conocimiento, cosmología y psicología.
Quien tenga la oportunidad de leer "La Malteada", contará siempre con una nueva perspectiva del mundo, una herramienta vital que transformará su entornó de vida.
Lo bueno de la vida es gratis. Ningún editor tuvo el coraje de publicar a cambio de sucio dinero esta inspiración divina por lo que Miguel me suplicó que la publicará aquí. Quien tenga la idea de que Miguel Malteada es un pseudónimo sólo quiero decirle que no soy yo y que por otro lado, Miguel respira y habita en nuestro mundo con una conciencia algo dispersa pero constante.
Sin mas preambulos. Les dejo con: "La Malteada" en http://malteada.blogspot.com/

Stultitia

El blog puede ser pura impertinencia. Es decir hacer algo cuando no es debido. Por ejemplo, puede ser el pretexto para no hacer la tarea, o para huir de dar explicaciones. Lo curioso es que dentro del blog, siempre se es pertinente. Cualquier comentario es permisible al menos de modo formal pues el blog es sobre cualquier cosa. Lo unico impertinente del blog es no escribirlo. Esto por supuesto es contradictorio a la facticidad. En la vida cotidiana, si hay impertinencias que no sólo hacen quedar mal al sujeto sino peor aun que puede herir a los demás.
Como la entrada anterior. Fue hecha mientras mis amigos estaban en el país de los cigarillos y los capuccinos de vainilla el único lugar que añoramos mientras escuchamos las clases de Heidegger. (Para mi es terrible). Salí corriendo al nodo más cercano para escribir al blog por algo que me ocurrió en ese lugar. Temí. Me sentí incomunicado. Poseía el secreto. No puede expresar mis sentimientos y los transforme en forma de cuento.
La imprudencia es estupidez en lenguaje Kanteano. Se es consciente que se hace algo indebido o no, si hay precipitación es estupido. Es muy simple. Esta definición me ayudo para saber cuando había alguien estupido o no. No es subjetivo, " a mi no me parece estupido esta persona". Sino que de verdad hay estupidez, y no tiene que ver con incapacidad intelectual, sino con el uso indebido de esta.
Siento que hoy fuí estupido. Varias veces. Como he dicho antes quisiera ser un genio, un genio de la pragmática pero no lo soy. A veces las circunstancias afectan. El hambre, el cansancio, tener que levantarse a las seis de la mañana. De cualquier modo no hay excusa. Simplemente a veces se es un estupido. Perdón por eso y por lo que paso después en la Cibeles. Perdón Amigos.

La mayor de las angustias

El pobre de Lorenzo Gautama sufrió toda su vida no sólo por el poco ortodoxo nombre en occidente con el que sus padres lo bautizaron en una ceremonia krishna, sino también por la profecía hecha por un sabio adivino del tibet que se hospedo en su casa cuando tenía ocho años.
El sabio le dijo el nombre de la mujer con la que se casaría, incluso le hizo una descripción física tan detallada, que en su memoria el podía recrearla con tan sólo cerrar sus ojos.
La profecía siempre estuvo presente en sus pensamientos pero conforme pasaba el tiempo cobraba un menor significado. Incluso llegó a salir con una chica que poco tenía que ver con la descrita por los cielos budistas, ocasionándole un notable descrédito por esa y cualquier otra predicción.
No hizo falta mayor indagación, un día la vio pasar por su escuela, no mucho tiempo después se la presentaron. Era ella, la mujer con la que engendraría. Pero mientras tanto el seguía con su chica, y a pesar de la impresionante revelación él adjudico el hecho a una coincidencia.
Pasó un tiempo sin verla. Al menos varios años, y también dejó a la chica. Poco tiempo después la comenzó a observar en la universidad, ella había ingresado a la misma.
El oráculo escribió felicitando las bodas por anticipado. Dentro de meses se daría el encuentro inicial con el que comenzaría su relación hasta culminar en el matrimonio y una vida llena de dichas. El profeta insistió en decir que nunca había visto un destino de tantos que había visto tan prometedor como el de Lorenzo.
Él sintió pánico. Si esto estaba destinado a suceder ¿por qué necesitaba saberlo? ¿para estar preparado? ¿para dejarse llevar por el camino o para precipitar los acontecimientos?
Lorenzo no hacía otra cosa en la escuela que escrutar el paradero de ella. Cuando la conoció le pareció atractiva y de conversación interesante, pero no creía que fueran almas destinadas a estar juntos. Le parecía que eran muy distintos.
Cuando la veía sentía un súbito temblor. Los cielos se precipitaban sobre él y la tierra rugía. Una persona, desconocida, ignota. En no mucho tiempo tendría todo el significado del mundo. Ella lo cambiaría irremediablemente, conduciéndolo a un nuevo estado mental que lo obligaría a crecer como persona y convertirse en quien debía ser.
Esto no es angustiante en lo absoluto. Todo el tiempo sucede. Millones de personas alrededor del mundo cambian por ocasión de una nueva experiencia personal. No sólo no es temible sino apetecible que esto suceda. Todos quisiéramos conocer a alguien que nos cambie y nos conduzca de la mano hacía un lugar en nosotros mismos que no sabíamos que existía; hacía un jardín secreto de encantos.
Pero la tragedia de Lorenzo era saber esto. ¿Cuándo sucedería? ¿Por qué tenía que suceder en un tiempo indeterminado en el futuro y no ahora? ¿Cuándo pasaría? Y sobre todo temía que no se cumpliera a pesar de las profecías del oráculo.
Si Lorenzo se matará, el augurio nunca se realizaría. Que Lorenzo lo supiera podría al menos dar una posibilidad de que lo evitará. Si lo desconociera sería inevitable. Pero... no. ¿y Edipo? Lo único que provocó fue precipitar el acontecimiento. Cualquier cosa que hiciera Lorenzo provocaría que el suceso ocurriera y aún así no podía hacer nada por que el suceso estaba destinado a acontecer en un momento desconocido por él. Si Lorenzo se precipitaba quizá arruinaría todo.
Pensó en las sabías palabras que el oráculo tibetano solía repetir: Siempre sucede lo que tiene que suceder, no existen las coincidencias sólo lo inevitable e ¿imposibles coincidencias o seguro destino?
Lorenzo estaba condenado a ser feliz de una forma determinada por las estrellas y la tragedia por supuesto no era que esto ocurriera sino que todavía no pasará y no había forma de hacer que sucediera.
Cualquier escritor decimonónico se hubiera espantado ante la angustia sufrida por Lorenzo en aquellos días. Sobre todo cuando la veía. Todas las posibilidades y cavilaciones de su vida se reducían a la figura de una mujer de uno sesenta y cinco que se mueve por el mundo. -Allí esta mi felicidad- pensaba de manera obtusa y neurótica, -y sin embargo no puedo hacer nada-.
Lorenzo pensó en la posibilidad de una prueba. Si podía desprenderse de la charlatanería de la astrología y el destino, rendiría su yo al verdadero estado de conciencia. El oráculo nunca dio indicio de que esto fuese así.
¿Cómo sucedería la unión con su presente estado de animo? Cada vez que la veía huía por temor a precipitar los acontecimientos. ¿cuándo sucedería y de qué modo con su condición actual?
Lorenzo sufría. No sabía que hacer. Aquella mujer que no representaba nada para él ahora, eventualmente se convertiría en su esposa. ¿Cómo acercarse al anhelo conocido?
Debía afrontar la situación, la angustia que le pesaba debía resolverse, no estaba dispuesto a vivir encadenado a una predicción. Su vida se le estaba escapando en nada, en posibilidades irresolutas.
Si en el plazo señalado nada ocurría, él le hablaría.

miércoles, marzo 30, 2005

El dia que no acaba

No fui a la escuela. El viaje a Ixtapa me fregó. Planeaba hacer tesis todo el día. Me llamaron mis amigochas Ingy-Chena había que leer Existencialismo. Tenia que ir por las copias a la universidad. Fui y tambien me lleve las de cuco. Gracias a ellas por pagarnoslas. Se las deje en su casa. Chacoteamos. Intento grabar nuestra conversación para hacer un blog. No se escuchaba muy bien. Fuimos por cigarrillos. Cuco no me engaño diciendome que iriamos por quesadillas siempre me dijo que iriamos por cigarrillos. En el camino de su casa a la farmacia se atraveso un Subway. Increible. Yo no lo habia visto por que ya no me voy a mi casa por Revolucion y Cuco no habia comido alli. Lo estrenamos. Intentamos seguir grabando la conversación. El gerente nos atendio muy amable (según cuco era el dueño de la franquicia). Nos dio pena pedir solo un vaso para hacer Refill y tomar de allí los dos. (El vaso cuesta 12 pesos). Chacoteamos. Me tuve que ir a mi casa a pasar por mi hermano para ir al aeropuerto por mis papas. Lo encontré viendo el partido de México. Llegue justo al gol. Se acabo el primer tiempo. En el camino lo pusimos en la radio. Recogimos a mis papás. Nos contarón sus aventuras con Colombia. La abuela esta malita. Regresamos y estaba mi cuñada. Merendamos. Mi clásico plato de cereal con leche. Me percate que había unas copias de fenomenología. Leí Sartre. Vine aqui, esperando hacer una entrada distinta en otro día distinto. Pero este día no se acaba es como el día de la marmota. Espero por favor que este sea la última entrada de este día. ¿Cómo pude hacer tantas entradas de blog un sólo día? Este es el día uno. Espero que no sea así siempre. Voy a hacer fenomenología.

Delirium Bloggie

Todo se trata siempre de posibilidades segun el existencialismo.
De niño veía los anuncios de los juguetes por la televisión. Nueva figura de acción con acción karate. (La palanquita de atras que movia el brazo del muñeco). El clásico que todos recordamos es la figura del Leono (Thundercats). La espada del augurio de plastico que se le prendia el ojo de "thundera" con el que podías ver más allá de lo evidente. (Una afrenta directa al empirismo). Con por supuesto la garra, que en los mercados se podía conseguir pirata, una manufacturación de plástico azul hecha de un sólo molde. (Se veían las rebabitas de plastico en la unión).
Lo que yo pensaba era: "Wow, imagina todo lo que puedo hacer con ese juguete".
Me imaginaba al Leono en mis manos, acompañado de la espada y la garra tamaño natural, combatiendo con su acción karate a enemigos... Enemigos que no tendría así que también tendría que comprar. A Munra y los demás patiños. Por algún motivo la fisicalidad de Leono me abría un espectro de posibilidades inimaginable, podía vislumbrar toda sería de problemáticas con mi muñeco al final de las cuales, (en todas) el bien siempre prevalecia.
No entiendo por que "necesitaba" al Leono y en vez de ello no simplemente podía imaginarme que lo tenía en mis manos tanto como era posible imaginarme a los malos con los que peleaba.
Pero el juguete representa una posibilidad esta-allí (a lenguaje sartreano). Con el "puedo", sin el no puedo o puedo de manera impropia. "Podría" más si yo fuera Leono, pero de niño sabía que no era y nunca sería Leono. La única mediación entre mi yo infantil y convertirme en Leono era el juguete.
Lo curioso es que cuando al final tuve al Leono, las posibilidades se potencializaron al verlo en su empaque. Leono podía hacer más cosas conmigo que nunca. Vorazmente como cualquier niño abrí el empaque y no mucho tiempo después me di cuenta que el juguete por si mismo no hacía nada. Yo era Leono, no el juguete.
Puede vislumbrarse ya la escisión. El juguete no resolvió mi pretensión de convertirme en el felino-superpoderoso, sólo fue un paleativo que beneficio a la industria comercial. Más aún, me hizo consciente de que en verdad no podía ser Leono, antes de tenerlo la pretensión aún existía, es decir, el juguete me ayudaría a serlo de una forma más cercana pero la realidad era muy distinta. Sin mi era una figura inanimada.
Todavía veo gente apasionada con la posibilidad. La mayor de todas es el dinero. "Imagina todo lo que podría hacer con un millón de dolares". En efecto muchas más cosas que sin un millón. Pero multiples veces se ha comprobado por la literatura y la filosofía que la escisión interna humana responde poco a la satisfacción del deseo.
Vuelvo con Buda. El deseo es la fuente del sufrimiento humano. Cada vez lo compruebo más. Pero la doctrina no propone una ataraxia, una apatía estóica. Buda deseo el Nirvana tanto que prometió no moverse de un arbol hasta alcanzarlo. Pero en ese proceso tuvo que abandonar también ese deseo. El deseo es impulsor al paracer, un mero ignitor y no el proposito de nuestras acciones como el Don Giovanni de Mozart explicado por Kierkegaard.
El Blog es otra posibilidad. "Imagina todo lo que harías con un blog". Podrías escribir todos los días y la gente te leería, es más incluso tendrías fanáticos y hasta igual consigues novia/o. Por supuesto los acontecimientos siempre resultan ser contradictorios a nuestras pretensiones egoistas. Pero la posibilidad persiste. El Blog como posibilidad invita a tantas realizaciones, pero de una forma objetiva sabemos que poca gente llegara accidentalmente al nuestro y aún más pocas se quedaran a leerlo. Nos queda la realización de las posibilidades reales. Invitar a la gente a leer nuestro blog. Nuestros amigos. Si tienes un grupo de entusiastas literarios es una buena idea por que como es bien conocido hay muy pocos lectores y menos aún lectores de blogs amateurs. Pero esto se convierte en un ideal. La lucha por la realización del deber. El deber de escribir el blog. La vida ética.
Desconozco la realización auténtica del blog. Intuyo que consiste en hacerlo por que se quiere hacer. Con eso me conformo. Esta premisa es una lucha cotidiana con algunos colegas filósofos que ven mucha pretensión en la escritura. Es algo sencillo como comer y dormir. Se escribe. Es lindo amable y nos permite conocer y ordenar ideas ocultas e ignotas. Intuyo que la auténtica realización del blog tiene que ver algo con esto.
Se corre el peligro de abusar del blog. Supongo que no estoy muy lejos de allí, sino es que ya estoy allí, de allí mi temor a acercarme a él en el pasado. Sólo el gozo de las amistades, y de la escritura me llevaron a él, pero le temó, le temó al blog y ahora mismo me estremezco. Viendo atrapado en horas impropias en sus terquedades y dejando de hacer cosas más importantes por hablarle a la internet. Así pasa. Siempre me la juego, me pierdo un rato a la hora de experimentar algo novedoso y hay algo misterioso que me logra sacar. Siempre he pensado que tengo una personalidad adictiva, creo que este pensamiento siempre me mantiene desconfiado.
Mi thundercat favorito siempre fue Tigro.

Razones para "bloggear"

Por qué hacer el blog. (?)

Hacer el blog se hace por aburrimiento, por costumbre, por que no no hay nada mejor que hacer.
Para darle orden a tu vida.
Por que si no se hace el blog no vas a poder hacer cualquier cosa (como publicar)
Para presumirlo con tus amigos.

Ok. Ya lo entendieron. Si sigo podria convertirse en un blog cadena.

He visto que psicologicament el blog se usa como terapeia, registro del tiempo.
"Diario Virtual"
Delezno la anterior concepcion.

Se usa como consolacion de no poder publicar en una editorial. Es significativo que cada vez que se hace un blog, se le da click en publish. "Estoy publicando". La gente me puede leer. Delezno la anterior concepcion.

En cualquiera de las anteriores. Es un registro. Personal o publico. Todas nuestras ingenuidades literarias, vivenciales y filosoficas acaban en este triste y solitario mundo que llamamos blog.

Es muy solitario. ¿A quien se le escribe?
Solo los snobs escriben su blog en un lugar como un cafe o un parque. Imagino que la mayoria de las veces se hace en el lugar donde la maquina esta conectada a la red a altas horas de la noche.

Es una experiencia singular. Azotada. Los escritores decimononicos, malditos o no harian blogs. La fenomenologia del espiritu estaria publicada en la red.

Es un buen medio para hacer filosofia. No se por que no hay blogs escolasticos. San Anselmo refuta. Aquino distingue.
Hay como un mood de blog. Lo que he visto es que se empieza muy entusiasta. Se publican tres o cuatro posts el mismo dia. Hay gente que dura un mes y lo deja. Hay quien lo actualiza cada cuatro meses. Hay quien lo visita ocasionalmente (una actitud muy sana). Quien es blogger asiduo suele repetir las mismas cosas con vivencias distintas. Alejandro dijo es como ver Nickelodeon. Solo le cambias cada tres meses para ver lo que se esperaba luego le quitas.
El lector de blogs es muy valiente. Deberia ponerse junto a las obras de caridad. "Dar de comer al hambriento. Dar de beber al sediento. Visitar al enfermo. Leer blogs."
El bloggin esta condendo a convertirse a algo muy similar a los videos caseros. Horas y horas de registro de cosas que pueden mencionarse en quince minutos. Pero de vez en cuando hay cosas buenas. Quiero ver que puedo citar de otros blogs y comentar. Eso seria util para todos.
El blog es solipsista, no abierto al dialogo. El blog es una esposa celosa que siempre pide mas. El blog solo absorbe no te da nada. Es un vicio. Alcohol y blog.
Te permite hacer cosas que no harias habitualmente en tu escritura. Insisto Majaderia. Es como television de mala calidad, y eventualmente como la television se convertira en el unico medio, en este caso escrito.
Ya lo decia Platón en el Fedro, la escritura perjudica a los hombres. Imaginense lo que hara la sobre-escritura por nosotros. Sócrates nunca escribio no lo hizó por que sabía que la escritura como predice el dios Toth hace que nos olvidemos de las cosas, pues nos confiamos en la persistencia de la palabra escrita. El conocimiento se hace cotidiano, habitual menos significativo, menos digno de ser recordado. Entonces nuestra mente esta libre para pensar en vaguedades, en placeres ociosos no en la importancia del conocimiento adquirido accesible para todos en las bibliotecas. El blog trivializa nuestros pensamientos y nuestras vivencias, ya no los recordamos, podemos olvidarnos facilmente de ellos por que ya estan en el blog, podemos acudir a ellos al igual que nuestros amigos. Pero en la mente el recuerdo es dinamico, en la escritura no. Al recordar podemos ver aspectos distintos de una memoria. Por ejemplo la silueta de una mujer o lo que nos dijo. Pero en la escritura no se pueden plasmar todos los aspectos de la experiencia. (Invito al curioso a hacerlo). Tambien existe lo incomunicable.
Al volver a la vivencia de blog vemos el aspecto segmentado por la optica del instante en que lo escribimos. La memoria no puede revivirse de forma total, al menos no de forma como puede ser recordado. En mi opinion hay razones validas e invalidas para bloggear, no dire cuales. Esta es la mia:
Platón tuvo que escribir para decirnos las inconveniecias de la escritura. Por eso yo hago blogs.

Un sabio jesuita

Yo no sabia pero Eduardo Charpenel que ya se salio de la orden jesuita publico un blog. Interesante las cosas que nos tendra que decir el muchacho, notese las referencias a la majaderia. Como pueden ver esta en todas partes: http://charpenel.blogspot.com

Ensayo suleto entre O y P.

Estoy escribiendo una Novela. Se llama Gustavo. Habia prometido no escribir nada hasta terminarla. Ya valio madres.
Aqui voy a escribir cosas de Gustavo, si hay interes igual publico algun inciso. (Se divide en incisos alfabeticos). Gustavo era mi blog. Este es el blog de mi blog.



Ensayo suelto entre O y P.
(Que aparecerá muy posiblemente como Anexo a la obra al final)


Suelo enseñarle a mis amigos Gustavo. A veces hacen interpretaciones sobre la división alfabética del libro y si tiene que ver algo con el contenido. Si G es el más erótico, si K el kierkergaardeano o si M el majadero. La observación me complace tanto como me halaga, como si hubiera una intención de concordancia. No puedo decir que a veces no sea así, pero tampoco que lo sea siempre. De cualquier modo la ambigüedad me agrada tanto como para hacerla explicita en este mismo momento y hacerla un poco menos ambigua.
Sobre O me preguntaron si en realidad no quería decir cero. En efecto Gustavo se ve precipitado a un estado anímico de nulidad que sólo podía alcanzar a través del derrumbamiento de su comportamiento habitual suscitado por la experiencia de haber vivido un amor inesperado por Andrea y terriblemente profetizado por Mariana.
Había prometido no escribir nada distinto a Gustavo antes de terminarla, ahora fallaría con la promesa a menos de que incluyera esta nota en la obra, situación comprometedora que me obliga a hacer algo si no concordante al menos pertinente, efecto que intuyo no estoy logrando en lo absoluto.
A no ser que recordara lo que es Gustavo para mí. Una obra que escribo sobre lo que quiero cuando quiero y del modo que quiero.
Gustavo me ha cambiado de un modo que no esperaba. Para mi se ha convertido en un registro emocional en el sentido de mood. Un viaje del cual no sé que esperar pero que sin embargo se que aún no termina.
La pregunta es lo que pasará después de O me inquieta. ¿Qué hay después del vacío? Los acontecimientos acaecidos en mi vida se han vuelto tan inquitetantemente literarios que escribirlos me aparece un tanto vacío. Quisiera transformarlo como algo distinto en Gustavo.
No soy Gustavo. Ni siquiera el narrador y nadie que conozca es uno de los personajes. No quiero dar claves hermenéuticas por que simplemente no las hay. He notado que todas las personas, –incluso las ajenas a la literatura– acceden a las obras con muchas pretensiones, quizá por que siempre hay algo que esperar. Después de todo si alguien se va a tomar la molestia de leer ochocientas paginas se espera que algo dé, más que sentimientos y vivencias.
Al escritor sería muy fácil decir que no se espere nada de su obra, de ese modo abandonaría cualquier responsabilidad, pero de hecho existen ciertas obligaciones si espera ser leído por alguien. Desconozco cuales son.
Lo que sé es que he leído muy poco, sé que trato temáticas comunes y que pecó en abundar en psicologismos absurdos.
Insisto, no soy un escritor, aún no. No conozco la técnica. Me hice paso a través de ensayo y error y con la ayuda de mis amigos.
Ellos dicen que he escrito más de lo que he leído. Espero que no sea así, pero es cierto que me califico como un pésimo lector, y por ello aún peor autor.
De cualquier forma Gustavo es el testimonio de un autodidacta, tampoco quisiera desanimar a un entusiasta en leerme, pero la advertencia permanece.

Remi

Casi todos los blogs de mis amigos son literarios. Espero que este no sufra del mismo tragico destino. Mientras el sino se decide. Le voy a hacer a la Edipo y jugarmela. Remi. Este es su unico recuerdo.


La trágica historia de Remi.

Mi hermana es amante de la naturaleza. Desde que recuerdo siempre trajo animalitos a casa para curarles las heridas. Cuido gatitos hambrientos, pajarillos con las alas rotas, colibríes atrapados en las ventanas de la casa, ratoncillos perdidos e incluso una vez se negó rotundamente a que la familia se comiera una chivita que se había cuidado durante un mes. Esta historia la he escuchado cientos de veces. El animalito se apareció de pronto, en el portón de la casa. A la mitad de los años ochentas San Jerónimo aún era un pueblito urbano colindante de caseríos y rancherías, pero no lo suficiente como para que la aparición de un chivo fuera normal.
El chivo vivió tanto como pudo ser engordado y añejado para la fiesta que se haría en su honor.
Al ofrecerle a mi hermana su plato de taquitos de barbacoa --que según aún recuerdan las visitas; pocas veces probaron uno igual-, ella dijo: -¡No, yo no como carne de amigo!

Hace un año, mi hermana escuchó en su casa el aullido hambriento de una camada de cachorros. Su madre, una perra local, los había abandonado a su suerte.
Acceder a los terruños fue difícil, debía internarse en el cerro para capturarlos. Algunos se comportaron de manera agresiva, y bajar la pendiente con los animales resulto aún más complicado. Ximena fue trayéndolos de a dos en dos, de a pareja por semana.
El último en ser capturado era el más pequeño y débil del cual se pensaba no sobreviviría. Ximena los cuido, mientras le buscaba casa a seis cachorritos de labrador cruzado.
Algunos de ellos, sobre todo las perritas parecían “muy labradores”, y no tardaron en irse de la casa. Sólo quedaban dos de los machos que fueron a parar uno con mi amigo Jacobo quien lo nombró Napoleón y el otro con mi hermano Pedro. Su familia lo adopto con el nombre de Max.
Sólo quedaba el pequeño benjamín, que era negro con las patas blancas como guantes, y una mirada de continuo terror. Era temeroso, inseguro. Sin duda fue el que pasó más hambre y frío. Siempre aprovechaba la oportunidad de meterse en tu regazo para calentarse. Al principio resultaba tierno, pero uno se daba cuenta de que era casi patológico, compulsivo. No culpo al animalito.
En mi casa nadie quería un perro. Ya todos estábamos muy contentos con Hollín. Un Chow-Chow negro, muy educado e independiente. Hace monadas, recibe la comida con singular cuidado, recibe un cariño con agrado pero no los busca, aunque tampoco los niega. Es un perro muy amable con los extraños, aunque tampoco nadie ha puesto en duda su valentía.
Mi hermana hizo lo imposible por convencérseme a mí, y a mí mamá. Pensé que con un poco de cuidado y amor podría ser el pequeño labrador un buen perro.
Era muy pequeño para vivir en el exterior. Le adaptamos un cuarto adentro de la casa. Le pusimos una cajita con ropa vieja donde acostarse y bañamos el piso de periódicos. La primera noche se quejó mucho, pero al cabo de una semana ya estaba acostumbrado.
Como era verano le pude dedicar mucho tiempo. Estaba con él y lo mimaba. Pero no lograba que fuera menos neurótico. La gente me decía que era la edad, pero yo no recordaba que Hollín fuera así.
Por su actitud azotada y sus ojos enormes, tristes y brillantes decidí llamarlo Remi. Sí como la caricatura de los ochentas. Sí como la novela romántica francesa.
Le pusimos vacunas, lo desparasitamos y yo le recogí sus gracias. Mi intención es que el perro estuviera listo para vivir afuera para cuando entrará de nuevo a clases.
Hollín duerme adentro. No pone problemas y si tiene que ir al baño o se espera o avisa. Esto es increíble, por las noches me pide que habrá las puertas para ir y así no molestar por la mañana. No fue difícil educar a Hollín. De hecho nadie recuerda como le enseñamos tantas cosas. Esa fue mi única experiencia con la educación caninca.
Pensaba que con Remi sería similar. Pero como se puede adivinar no fue así. Rompió cosas, se meó adentro y le saltaba a la gente con sus patas sucias. Todos en casa contribuyeron para enseñarle. Pero algunas cosas simplemente fueron imposibles.
El acceso a la casa se le negó absolutamente y la única manera que entendía de que no se le subiera a la gente era hablándole fuerte.
Decidimos hacerle una casita al perro ya que viviría afuera. Era una caja de madera con la misma ropa vieja adentro. No pareciera que pasara mucho frío y de hecho se acostumbró rápido. En ese tiempo procuraba dedicarle tiempo e incluso me olvide un poco de Hollín que no parecía necesitar mucho por el momento. Luego descubrí que Hollín no se quejaba, no pedía atención y cuando estaba con Remi fingía que no le importaba, pero dejo de comer y se volvió más solitario que de costumbre. Además no le simpatizaba mucho Remi por que siempre que el cachorro lo veía le saltaba encima y le jalaba las orejas. De nuevo achaque todo al ímpetu de su edad. Pero algo me hizo dudar de nuevo. Mis sobrinos jamás le tuvieron miedo a Hollín, ni siquiera en su intempestuosa adolescencia. Hollín jamás se abalanzaba sobre nadie y si alguna vez lo hizo por emoción bastaba un no para que obedeciera. Mis sobrinos le tenían en cambio pánico a Remi, solía ser demasiado agresivo.
Los labradores no son toscos, se consideran perros de familia por excelencia, más que los Chow-Chow que tienen fama de perros de guardía. Pero intente proseguir con mi intento de enmendar al perro.
Note una actitud particular en Remi, en cuanto salía al patio se me acercaba y me seguía a donde fuera. Primero lo interprete como una actitud de gratitud pero luego me di cuenta que estaba cazando constantemente la oportunidad de meterse a la casa, o al cuarto de lavabo o a la imprenta. Observe con detalle el fenómeno. Remi estaba pendiente del sonido de las puertas y no de la gente que entraba o salía.
Varías veces se las arregló para entrar a la lavandería y tirar todas las tollas y prendas para ponerse cómodo. Lo mismo hacía con esa desfachatez con los sillones de la casa y de paso dejaba regalitos.
Nunca me molesto la desobediencia del perro. Sino algo en su actitud. Podía sentir su condescendencia sólo por interés.
Recuerdo que una vez le permití sentarse en mi regazo, cuando era cachorro, en la oficina de mi papá. En otra ocasión, ya crecido el animal, estando yo en el mismo lugar, se me abalanzo como nunca lo había hecho y se acomodó en mis piernas.
Después de eso busque alguna ocasión en que se me acercará por algo que no fuera meterse a la casa o acomodarse neuróticamente entre mis piernas y nunca encontré una ocasión que así lo hiciera.
Cuando llegaban invitados no los recibía sino que se echaba a correr y ladraba desde lejos. Perro desconfiado y cobarde.
Para ese tiempo ya todos estaban hartos de él. Los clientes de la editorial, los trabajadores de la editorial, toda mi familia y a Tere, incluso Hollín se sentía fastidiado.
Le empezamos a buscar casa, pero no hubo quien lo quisiera. Ni siquiera los niños se le acercaban.
Poco a poco se le fue haciendo menos caso, aunque comía bien y con una voracidad que nos sorprendía a muchos. Se las arregló para chantajear a mi papá con aulliditos quejosos y nos despertaba a todos para que mi papá le sirviera doble o incluso triple ración de comida.
El perro empezó a rascarse la panza, y al cabo de unos meses tenía todo el vientre rojo. Lo llevamos al médico y le diagnóstico Sarna. Lo bañamos y esa ocasión casi muerde a mi padre. Ese motivo decidió de una vez y para siempre que debía irse.
Luego fue vacunado y también se le dio medicina. Nada le hizo efecto.
La supuesta Sarna invadió su hocico y sus ojos, su rostro sangraba y en una de sus escapadas a la lavandería lleno todas las sabanas y tollas de sangre. Fue entonces que mi papá lo denomino como: “un peligro para la salud de todos”.
El que más expuesto estaba era Hollín, que había perdido peso y salía poco al jardín más que para lo necesario por evitar a Remi.
Conforme la Sarna aumentaba, el espíritu activo de Remi disminuyó, y su neurosis que entonces era sublimada por su quema calórica de hacer hoyos en la tierra y saltarle a la gente se transformo en puro estoicismo.
Se tiraba al sol, se rascaba con neurosis. Ya nadie se le acercaba por sus dolencias y parecía aburrido y fastidiado. Tanto como nosotros de él. Incluso Remi se había hartado de sí mismo.
Nadie quería al perro. El doctor cambio su diagnóstico de Sarna a incontrolable alergia. La verdad es que no nos supo decir que hacer. En la salida a Toluca esta el refugio franciscano. Los buenos monjes recogen animales de la calle y los cuidan. Llamamos para haber si lo aceptaban. Imposible, el refugio estaba repleto, 5,000 animales y con condiciones de salubridad terribles.
El perro debía irse. Pensé en llevarlo al campo, a que hiciera su vida. Se procurará comida. Nunca fue muy listo, pero era mañoso. Estaba convencido de que podía hacerse su camino.
Mi papá dijo que lo llevarían al veterinario. Para ver que se le haría con su dolencia. Fue un domingo. Fui al parque a practicar Shaolín. Cuando regrese Remi ya no estaba. Se había ido. Primero sentí el alivió. Había recuperado el jardín, no más ese horrible perro, no más aullidos hipócritas.
Pero también sentí lastima por el animalito. La misma lastima que sentí por el durante toda su vida. Y no pude escoger un nombre que fuera tan acorde con él, incluso hasta el final, una vida corta y llena de pesares aunque nadie lo halla querido así.

Primer Blog

La moda blog me atrapó. No sin la ayuda de Alejandro. (http://www.migueltormentas.blogspot.com/) El me sacó la cuenta. Se lo pedí de favor. No tanto por la flojera. Estoy habituado a llenar formularios de internet. Incluso tengó el "formulario automático del navegador." Se lo pedí para poder recordar. ¿Te acuerdas cuando me sacaste mi blog?
Él e Ingrid me compraron mi Guitarra. Ingrid la compró y el me invitó mi comida de Macdo. Chena le prestó para el tacho de Ingy. Todos colaboraron. Eso es amistad Carajo.
El que empezó con el blog fue Memo Nuñez. (http://guillermoinj.blogspot.com) Todos fuimos cayendo uno a uno. Como los reinos de la tierra media ante la seducción de Saurón. (El lector desde ahora calificará mi conocimiento literario y el uso gratuito de mis metáforas así como mis obscenas insistencias meta-literarias, para lo cual quisierá recordarle el título del blog).
Memo escribió su novela es de 450 páginas. Autobiográfica. Ama la literatura. Yo no amo la literatura. Escribo por que me gusta pero sobre todo para enseñarselo a mis amigos. Leo muy poco. Motivo por el cual se me recuerda por "escribir más de lo que leo." Calificativo despreciable entre literatos.
Quisiera que mi primer blog fuera más significativo. Más yo. Eso es una ilusión. El yo como sabes es una ilusión, deshacernos de él y la continuidad del tiempo y la conciencia nos liberarían del Samsara. Aquí estoy. Escribiendo mi blog. (Si no se notó la ironía hagame el favor de volver a leer la frase, si esto le pareció un atentado contra el lector le recuerdo el título del blog)
Estoy pensando copiar algún cuento viejo. Creo que publicaré "Remi". Con eso saciare parcialmente mi inquietud de publicar algo "mio".

Para los curiosos que buscan en los profiles voy a copiar algo que Alejandro dijo de mi en "Hi5", por que 1. se me hace de muy mal gusto platicar sobre mi en un blog de forma introductoria, 2. por que habló de mi todo el tiempo y 3. por que ya me estoy cansando de hacerlo:

Ya en serio, Pollo no se por qué estás en esta basura, yo entré nada más para qué diablos era porque todo el tiempo me llegaban invitaciones de mi primo.... aún así tiene su lado extraño, por ejemplo dándole clicks a alejandra puedes llegar a palma, weird huh? Bueno ahora para todos los usuarios de esto voy a prevenirlos de los vicios del pollo: a) No fuma: No sólo eso, es un no-fumador activista, ni siquiera fuma cuando toma, ni siquiera en su cumpleaños ni fechas especiales, ni siquiera cuando un amigo le extiende una cajetilla con el corazón y le dice "fuma un cigarrillo viejo". b) Aristóteles: Es su gran vicio culposo, le gusta, en serio le gusta. En vano he tratado de convencerlo de que lo cambie por una lectura más digna, como Condorito. c) Lenguaje: Habla fluidamente una mezcla de italiano y latín medieval, si lo trasladaran al siglo XIII muy posiblemente se daría a entender. Tiene un odio irracional contra el esperanto. d) Alimentación: A donde quiera que va siempre pide una hamburguesa. e) Utiliza ordenadores Macintosh sectariamente, discrimina abiertamente a los usuarios de PC. f) Por último cabe mencionar que conoce de memoria la geografía e historia de todos los países, puede dibujar detalladamente un mapa si se le indican los paralelos y meridianos que le corresponden. Sin embargo cabe aclarar que es buen tipo, en serio buen tipo, tan jodidamente buen tipo como pocos jodidamente buenos tipos.

Alejandro me llama Pollo.
Heres the thing: Soy piscis ascendente piscis. Agua sobre agua y más agua. Soy un tipo muy adaptable. Jalo parejo. Los ejercicios hermeneutico-sociales es lo mio. Tomarse unas vickys bien perrunas, debrayar sobre la luz y la oscuridad o hacer experimentos de comportamiento colectivo pueden pasarme el mismo dia o incluso al mismo tiempo. El mundo de una persona es tan grande como su vocabulario. Y eso incluye saber que Agudo y Aguja vienen de "acutus" que significa presciso e incisivo tanto como conocer el argot de la ciudad.

Para mi la inteligencia esta en la pragmática. Hay una referencia al respecto en el blog de Alejandro sobre Gus Rodriguez. El que conducía el programa de club nintendo y le escribía los chistes a Derbez.
El asunto es que para ser filósofo se necesita técnica como un carpintero. Años de paciencia se va haciendo el oficio. De la misma forma es la literatura. Leer, corregir, citar, conocer autores oscuros. Es talacha. El arte es talacha. Por eso es techne. La filosofía de hoy es teche no sofía.
La sofía era la de Sócrates. En el agora. Andar molestando gente. Contar buenos chistes. No hay nada más difícil e ingenioso que contar un chiste gracioso. Para eso se debe tener prudencia. Fronesis. Decir el comentario correcto en el momento correcto con la persona correcta. Eso implica intuición, conocimiento, práctica y experiencia. Quizá se podría hacer una técnica de la comedia. La hay. El chavo del ocho era una repetición semanal de la misma receta. Lo vemos en todos los formatos de televisión y sit-coms.
La genialidad es hacer reir de forma distinta a personas distintas. Yo veo genialidad en Andres Bustamente, en Robbin Williams. No son mis comediantes favoritos pero reconozco su calidad.
Aristóteles es un genio cuando menciona un pasaje sobre psicologíá de trastornos. "Como el que al tener una terrible experiencia de niño, de grande le teme a las ardillas." Para los Scholars luego les busco las cita si me hacen el comentario.

Me gustaría ser un genio. (Esto es poder contar chistes y que la gente siempre se ría.) A veces tengo vislumbres. Lo de la técnica en el arte, bella arte o fea arte como la filosofia es pura profesión.

La majaderia no se puede comunicar, pero se puede intentar explicar. Algo así es la majaderia. Todo lo anterior fue majaderia. Quiero resaltar el sentido ambiguo de la frase. Es Majaderia como concepto. O por que me estoy burlando y en realidad no pienso eso. Esto tambien es Majaderia.

Mucha gente se pregunta cómo es que no tuve un blog antes. Soy el tipo indicado para tenerlo. Neurótico con pseudo-aficiones literarias, con ganas de ser "comprendido". El sentimiento de unicidad y anormalidad que busca simpatia: Hijo de Colombiano, Nieto de Italianos. Nacido Quinto después de 14 años desde mi hermana. (Todos mis hermanos ya estan casados). Estudio Filosofia (no en la unam). Practico artes marciales chinas. (no karate sino kung-fu). De niño tenia sega y no nintendo. Tengo Macintosh y no Pc. Soy Zurdo y como mis amigos habló latín.

Después de que te cajonee mis habilidades poco comunes para decir que no había escrito un blog para hacer notar todas mis excentricidades, y ya que te la soplaste quiero que notes nuevamente como esto es Majaderia.

Hace unos años un blog mio habría sido de eso. Ahora también es de eso pero con un enfoque distinto. La Majaderia, no la filosofia me han transformado.